Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El feminismo es cosa de las jóvenes (y de sus abuelas)

Las menores de 25 años tiran de la lucha por la igualdad y la implicación decae de 34 a 54. Cada vez más personas se ven feministas pero los hombres aún no se sienten concernidos

Participantes de la I Carrera Feminista, convocada este domingo en Madrid.
Participantes de la I Carrera Feminista, convocada este domingo en Madrid.

Durante un tiempo parecía que no había relevo. Pero llegó. El feminismo ha resurgido en apenas un lustro como uno de los grandes fenómenos sociales. Lo ha hecho con el impulso de movimientos como el MeToo de Estados Unidos, al grito de Ni una Menos de Argentina o con la huelga feminista española del pasado 8 de Marzo. Y es cosa de jóvenes. Muchas de las personas que participaron en las protestas del Día Internacional de la Mujer o contra las decisiones judiciales del caso de La Manada rozaban la veintena o ni siquiera. El empujón del movimiento que reclama la igualdad se debe sobre todo a las menores de 25 años, que se consideran feministas en el 64,5% de los casos, casi el doble que hace cinco años.

¿En qué medida se considera feminista?

En %

FICHA TÉCNICA: Ámbito: España. Universo: población general residente en España de 18 años o más. Muestra: 2.000 entrevistas por cuota de sexo, edad, tamaño de hábitat y de comunidad autónoma. Procedimiento: entrevista online. Error muestral: +–2,19 (95% de confianza). Trabajo de campo: Sondeo realizado por 40dB entre el 24 y el 31 de enero de 2019.

Fuente: 40dB.

El movimiento entero ha crecido exponencialmente en ese tiempo, con 10 puntos porcentuales más —hasta alcanzar el 43,2%—, según una encuesta de 40dB para EL PAÍS que arroja luz sobre el último resurgir del feminismo. El trabajo muestra el interés por edades y un salto generacional que une a las más jóvenes con sus madres y abuelas. Las generaciones intermedias —las mujeres que ahora tienen entre 35 y 54 años— son menos feministas. Aunque se ha convertido en un fenómeno al que todos los partidos quieren sumarse, sigue siendo un asunto de izquierdas y por el que los hombres se sienten menos atraídos. El arrastre de la juventud es una de las conclusiones de esta encuesta, realizada entre el 24 y el 31 de enero a 2.000 personas mayores de edad. Estas son las claves:

El salto generacional. El gráfico por edades y género muestra una V. Dos de cada tres chicas jóvenes (y el 45,9% de los chicos) se definen claramente como feministas (con un 7 o más nota en una escala del 0 al 10). Después la curva cae en la llamada generación X, la que vivió la Transición y la crisis del 73. Menos de la mitad de las mujeres y por debajo del 30% de los hombres se sienten interpelados.

La curva vuelve a subir a partir de los 55 años. “Hace apenas unos años, observábamos tanto en España como en otros países una tendencia en declive en el feminismo activo. Las jóvenes que se proclaman feministas ya con 18 años son enormemente relevantes, muestran que hay savia nueva”, considera Constanza Tobío, catedrática de Sociología de la Universidad Carlos III de Madrid. Tobío explica la conexión entre las más jóvenes y las mayores: “Las mujeres de más de 55 años vivieron las primeras luchas feministas importantes en España y le siguieron unas generaciones después que fueron menos activas”.

Pensando en el movimiento feminista, indique en qué medida está de acuerdo con: “Las mujeres ya alcanzaron la igualdad: el feminismo de ahora es demasiado radical”.

En %

Fuente: 40dB.

Ellos, menos implicados. De paso por Madrid a mediados de 2018, la directora de programas de ONU Mujeres, María Noel Vaeza, reclamó: “Los hombres deben estar en el feminismo moderno”. Pero ellos no se sienten tan apelados como ellas. Solo un tercio de los hombres, frente a casi la mitad de las mujeres, están muy o bastante de acuerdo con que el feminismo busca la igualdad real entre ambos. La juventud marca la diferencia. Quienes tienen entre 18 y 24 años comparten más esa idea mientras que los hombres de 45 a 54 son los que menos. La encuesta refleja divisiones muy nítidas por ideología. Los votantes de partidos como PSOE o Podemos están más de acuerdo frente a quienes votan por partidos de derechas. En el caso de los de Vox destaca especialmente: solo uno de cada cuatro lo cree y el 70% rechaza que el movimiento persiga la igualdad.

“Puede que hayamos llegado al momento en el que buena parte de los hombres se consideran feministas o entienden lo que supone la reivindicación”, señala Octavio Salazar, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Córdoba e integrante de la Red de Hombres por la Igualdad. “Pero estamos en un punto de parálisis porque justo ahora los hombres tendríamos que empezar a dar pasos adelante y no ocurre. Falta que desarrollemos más nuestro compromiso y eso no ocurrirá hasta que nos sintamos interpelados y entendamos que somos parte del problema. La mayoría de los hombres siguen viendo todas las cuestiones de discriminación de las mujeres como si fueran algo externo a ellos, como si la violencia de género y las actitudes machistas pasaran fuera de nosotros”, añade Salazar, una de las personas que más ha analizado las nuevas masculinidades en España.

Sobre las movilizaciones feministas del 8 de marzo.

En %

Fuente: 40dB.

La participación en el 8-M. Las imágenes de las grandes manifestaciones en las principales ciudades de España y la noticia de su primera huelga feminista por el Día Internacional de la Mujer saltaron a la prensa internacional el año pasado. El movimiento feminista convocó solo a las mujeres en la huelga, que incluía aparcar por un día los cuidados, no ir a clase, dejar de consumir y un paro laboral. En las manifestaciones de la tarde se solicitó también el apoyo de los varones, como este año. La mitad de ellas y algo menos en el caso de los varones consideran que la protesta del año pasado tuvo bastante o mucho impacto en la sociedad. Una de cada cuatro personas encuestadas asegura que participó de algún modo en las movilizaciones. El porcentaje llegó al 31,1% en el caso de las mujeres y se quedó en la mitad en el de los hombres. Un 37,9% de ellas anuncian que participarán mucho o bastante en la de este año frente a apenas un 20% de los hombres.

¿Cómo de feministas considera a los siguientes partidos?

En %

Fuente: 40dB.

Unidas Podemos, en cabeza. “Si ser feminista es defender la igualdad de hombres y mujeres, soy feminista”, dijo recientemente en una entrevista Pablo Casado (PP). Hace apenas un año, la entonces ministra de Sanidad e Igualdad de su partido, Dolors Montserrat, no fue tan lejos. “Me parece una etiqueta”, declaró días antes del 8-M de 2018. Ciudadanos, un partido que en 2016 quería quitar las penas específicas por violencia de género, presentó ayer su decálogo de “feminismo liberal”. Hasta Vox intenta encajar el término: “Si feminismo es defender a la mujer, yo también lo seré”, explicaba en diciembre su secretario general, Javier Ortega Smith.

El feminismo ha pasado de ser un término en cuarentena a un concepto al que todos se quieren sumar. Pero la encuesta refleja que se ve mayoritariamente como un asunto de partidos de izquierdas. Los encuestados, y en menor medida las encuestadas, sitúan en primer lugar a Unidas Podemos —que se acaba de cambiar el nombre al femenino en el registro para las próximas elecciones— como el partido más feminista. Le sigue el PSOE, que el viernes arrancó una campaña con el lema Tiempo de Mujeres de cara al 8 de marzo, tras aprobar un decreto por la igualdad laboral con medidas, como la equiparación de los permisos de paternidad, que sitúan a España a la cabeza de Europa. Ambos partidos aprueban. El resto no. Ciudadanos alcanza casi un 4 de nota, el PP se sitúa en un 3 y Vox se queda por debajo del 2.

 “Feminazis”. Fue cosa de hombres. El pasado viernes, un grupo de integrantes de Ahige, la Asociación de Hombres por la Igualdad de Género, se acercaron al autobús de la asociación ultraconservadora Hazte Oír junto a la plaza de toros de las Ventas, en Madrid. Desplegaron una pancarta en la que se leía: “Sois la prueba de que necesitamos feminismo”. El vehículo sobre el que quisieron superponer su propio cartel circula desde hace unos días con lemas que cuestionan la violencia de género y citas en las que señalan que “las leyes de género discriminan a los hombres” junto al rostro de Adolf Hitler con los labios pintados de rojo, pestañas con rímel y la etiqueta #StopFeminazis. La mayoría de quienes respondieron a la encuesta rechazan ese término — “feminazi”— . No obstante, para uno de cada cuatro hombres, ese concepto describe “muy bien” el feminismo, algo que comparten algo más de una de cada cinco mujeres (22,8%).

Manifestación frente al Ministerio de Justicia de Madrid, por la nueva sentencia dcontra la Manada.
Manifestación frente al Ministerio de Justicia de Madrid, por la nueva sentencia dcontra la Manada.

El miedo al feminismo. Uno de cada cinco hombres declara sentir miedo por el auge del feminismo. El 43,8% cree que ellas ahora son más egoístas que antes. Es una percepción que se acentúa entre las personas más mayores —los mayores de 65 años son quienes están más de acuerdo— o en función del voto. Las personas que respaldan al PP y Ciudadanos, y especialmente quienes afirmaron que votarán a Vox en las próximas elecciones, perciben ese supuesto egoísmo de manera más acentuada. Casi un tercio cree que el feminismo busca la revancha.

Existe una clara división por género, edad y voto al preguntar si “el feminismo es lo contrario al machismo” o “las mujeres ya alcanzaron la igualdad real, el feminismo de ahora es demasiado radical”. En ambos casos, las mujeres, los jóvenes y los votantes de PSOE y Podemos rechazan más esas aseveraciones que hombres, personas con más edad o votantes de partidos de derechas.

Preocupadas por el techo de cristal. El 18% de las empresas cotizadas en España no tienen ni una sola consejera —la excepción son las 35 del Ibex, todas con representación femenina— y el 72% tienen apenas dos o menos. Para alcanzar la paridad (un mínimo del 40% de uno de los dos sexos) habría que reemplazar a 352 hombres, según un análisis reciente publicado en Fedea, un centro de estudios económicos patrocinado por las grandes empresas del Ibex. Al ser preguntados por cuáles de los objetivos feministas se consideraban más importantes, la mayoría de las personas encuestadas señalaron esa escasa representación que tienen las mujeres en las esferas de poder. El primer objetivo es para la mayoría eliminar el techo de cristal, los obstáculos para el ascenso profesional de las mujeres. Podían elegir tres opciones entre las ocho disponibles.

La violencia machista. Casi un millar de mujeres, 984, han sido asesinadas por sus parejas o exparejas desde que arrancó el recuento oficial en 2003. Son más que las víctimas mortales de ETA (854) y en menos tiempo. La mayoría de los encuestados sitúa como segunda prioridad aumentar y visibilizar la lucha contra la violencia de género. Quienes votan al PSOE y a Ciudadanos sitúan este objetivo en primer lugar. Los votantes de Vox consideran primero el techo de cristal y, en segundo lugar, una división igualitaria del trabajo doméstico. Casi un tercio de los simpatizantes del partido de ultraderecha creen que visibilizar la lucha contra la violencia de género es un objetivo importante del movimiento feminista. El partido de Santiago Abascal ha pedido la derogación de las leyes aprobadas —en España y en Andalucía, donde obtuvieron en diciembre presencia parlamentaria— para acabar con esta violencia.

De distintos objetivos de la lucha feminista, indique cuál o cuáles le parecen más importantes.

En %

Fuente: 40dB.

De espaldas al MeToo. La búsqueda del término MeToo en Google arroja más de 4,7 millones de resultados año y medio después de que, en octubre de 2017, saltaran los titulares de un escándalo que se propagó con velocidad por todas partes. El gigante de Hollywood Harvey Weinstein era destituido de su empresa después de que The New Yorker y The New York Times publicaran distintas acusaciones de acoso sexual supuestamente cometidos durante décadas. La encuesta refleja que la población española no cree estar demasiado informada sobre este movimiento que arrancó en la meca del cine estadounidense. Una de cada cinco personas asegura no saber nada y un 43% un poco. Poco más de un tercio considera que está al día de este movimiento.

La encuesta refleja también en esto un contraste importante entre hombres y mujeres. Al ser preguntados sobre si el MeToo les ha hecho sentir más simpatía por la causa feminista, un 21,2% de varones afirman que no, frente a un 8,6% de féminas. Más de la mitad de ellas confirman que sienten mucha o bastante simpatía por el movimiento por la igualdad de las mujeres tras el escándalo que puso en el centro de la agenda mundial el acoso sexual.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información