Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer, apaleada y retenida 12 horas por su marido en Madrid

El hombre pasa a disposición judicial y queda en libertad con cargos por lesiones

detenido usera
Fachada del hospital 12 de Octubre de Madrid.

Un hombre de 41 años, cuyas iniciales son V.V.O., ha sido detenido por la Policía de Madrid por agredir "brutalmente" a su pareja, A.G.B., de 45, y mantenerla retenida durante 12 horas en el domicilio que ambos compartían en el distrito madrileño de Usera, según ha confirmado a este periódico un portavoz policial. Los hechos sucedieron delante de dos menores, de 8 y 10 años. El hombre, que cuenta con antecedentes por violencia de género, se encuentra en libertad imputado por lesiones y la mujer, que ingresó en el hospital Doce de Octubre, ya ha sido dada de alta.

"Sucedió en su domicilio y tras ser retenida varias horas, consiguió escapar con sus dos hijos menores, testigos de las agresiones que sufrió", subraya en Twitter la policía. Según ha detallado el mismo portavoz policial, el arresto se produjo a las 13.45 del 30 de diciembre. La Policía Municipal fue alertada de que se estaba produciendo una agresión en la calle Raigras. La que llamó fue una amiga de la víctima, a quien esta había contado por WhatsApp que su pareja le había apaleado, la tenía secuestrada y temía por su vida. La policía mandó una patrulla y dio aviso a los bomberos por su tenían que intervenir para tirar la puerta abajo al estar la mujer retenida.

Según ha adelantado el diario El Mundo, una patrulla de Policía Municipal en el distrito de Usera acudió al lugar y se encontró con la mujer, que bajaba las escaleras llorando y con sus hijos, de 8 y de 10 años. El portavoz, que ha indicado que se dio aviso a los bomberos pero que no llegaron a intervenir al lograr la mujer escapar por sus medios, no ha podido precisar si son hijos de ambos. 

Los agentes trataron de hablar con la víctima pero en esos instantes "se encontraba en estado de shock" y no podía articular palabra. Ya fuera del inmueble, la mujer, que presentaba heridas en las manos, en las piernas y en los labios, relató a los policías que había sido "brutalmente" agredida por un hombre, su pareja sentimental, que le golpeó con el palo de una escoba de aluminio hasta que se rompió. También contó que el individuo saltó de rodillas sobre ella varias veces mientras estaba en el suelo y le propinó también patadas y puñetazos. "Los dos menores habían presenciado todo esto", subraya el portavoz.

La mujer indicó a los agentes que el arrestado comenzó a agredirla a la una de la madrugada y que la confinó durante horas en la habitación para evitar que saliera de la vivienda, pero que consiguió huir junto con sus hijos en un descuido del agresor, que fue al baño.

Los agentes subieron al piso, donde les abrió la puerta el hombre, que fue detenido sin ofrecer resistencia, acusado de un delito de maltrato y lesiones en el ámbito familiar. La Policía Municipal trasladó al arrestado para entregarlo a la Policía Nacional en la comisaría de Usera. A primera hora de este martes día 1, pasó a disposición judicial, ha informado una portavoz de la Policía Nacional, que no ha podido precisar si tiene antecedentes. Un portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Madrid informa de que el caso pasó al Juzgado especial contra la violencia de género número 6, que es el que estaba de guardia. La magistrada, tras tomar declaración al detenido, lo puso en libertad provisional e impuso una orden de protección y de alejamiento de la víctima, y un dispositivo telemático de control.

El portavoz indica que ninguna de las partes, ni fiscalía ni acusación particular, ha solicitado el ingreso en prisión del presunto agresor y que la magistrada no considera los hechos suficientemente graves como para adoptar esa medida cautelar. 

El hombre tiene antecedentes por violencia de género. En el mismo juzgado que investiga los hechos cuenta con otra causa abierta, pero "por un procedimiento menor, como amenazas o injurias", según el portavoz. El presunto agresor ha sido puesto en libertad imputado por lesiones en el ámbito familiar, pero no por intento de homicidio.

Entretanto, el Samur-Protección Civil trasladó a la mujer al hospital Doce de Octubre. "Sufría policontusiones, golpes por todo el cuerpo, y en principio su pronóstico no era grave, pero se la lleva al hospital para que le realicen unas placas y un examen más a fondo por si hubiera hemorragias internas o rotura de costillas", detalla un portavoz de Emergencias Madrid. "A día de hoy [miércoles 2], no está ingresada", se limitan a constatar en el hospital, que citan la ley de Protección de Datos para no informar de cuándo recibió el alta o de las heridas que sufría. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información