Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Localizado un lince ibérico muerto de un disparo a bocajarro

El ejemplar, de tres años, de nombre 'Marvel' y que llevaba un radiocollar, tenía 300 plomos de escopeta en el cuerpo

lince iberico muerto
Radiografía del cadáver de 'Marvel', en la que se aprecian los balines.

Un lince ibérico (Lynx pardinusmacho, nacido en 2015 y de nombre Marvel, ha muerto en Córdoba después de recibir "un disparo a bocajarro e intencionado", según ha denunciado este domingo el director del programa Life + Iberlince, el biólogo Miguel Ángel Simón.

En conversación telefónica con este diario, Simón ha explicado que el cadáver del animal, que pertenecía a la población de linces del río Guadalmellato, un afluente del Guadalquivir que transcurre por Córdoba, fue encontrado en dicha provincia el pasado viernes 28 de diciembre, gracias al radiocollar que llevaba.

El responsable del programa Life + Iberlince ha indicado que el cadáver se trasladó al centro de Málaga, donde se le hizo en primer lugar una radiografía que reveló que la causa de la muerte fue "un disparo a bocajarro". En su cuerpo, se detectó la presencia de más de 300 plomos de escopeta. 

Simón tiene la duda de cuántos cartuchos le dispararon. "Uno del 12, que es el más habitual, contiene unos 350 plomos, cada uno del tamaño de medio gramo de pimienta. Al disparar, los plomos se dispersan y se abren en forma de cono por lo que, a menor distancia, más plomos impactan", detalla el biólogo. "Las escopetas tienen dos cartuchos y es posible que le metieran los dos", concluye a la espera de la analítica y de la necropsia. El programa aportará todos los datos a la Guardia Civil, que ya investiga el suceso. En todo caso, Simón ha subrayado que el que mató a Marvel "sabía perfectamente lo que hacía". "Si tuviera 10/12 plomos podría ser un accidente, pero esto es intencionado", agrega con tristeza Simón, que se ha declarado "perplejo".

Guadalmellato no es un "área de reintroducción del lince sino de población", en la que habitan unos 100 ejemplares. "En estas zonas, las parejas se reproducen de forma natural y solo hacemos sueltas de un par de animales al año de ejemplares con interés genético", detalla. No era el caso de Marvel, que había nacido allí en libertad. Tenía tres años, edad en la que los linces se hacen adultos. "Estaba en la flor de la vida y es posible que se hubiera reproducido por primera vez en este celo de diciembre", dice esperanzado.

Marvel se le había colocado un collar para estudiar sus hábitos y sus movimientos, una práctica habitual para detectar posibles nuevas zonas de introducción y también en puntos "complejos para la especie" por la presencia de carreteras cercanas o zonas habitadas. "Marvel vivía en el límite de su área de población y tenía la AVE al lado, así como Villafranca de Córdoba y Córdoba capital", precisa el experto. Alrededor del 20% de los linces en libertad están radiomarcados.

Como ha subrayado en su cuenta de Twitter el director del Life + Iberlince, sucesos como estos son "dramáticos" para el esfuerzo que están llevando a cabo dos países, España y Portugal, que abanderan un programa europeo con 22 socios, entre Administraciones y entidades privadas, para recuperar esta especie en la península Ibérica. "Quiero hacer hincapié en la necesidad de una mayor educación y concienciación ambiental, tenemos un patrimonio único en fauna y flora; matar un lince, con lo que ha costado sacarlo adelante, es como cargarse un cuadro de un museo", asegura Simón, a quien le cuesta ponerse en la mente de quien ha matado a Marvel

A principios de siglo, el lince ibérico estuvo a un suspiro de desaparecer. En 2002 solo quedaban 94 ejemplares en libertad repartidos en dos poblaciones en Doñana y Sierra Morena, ambas en Andalucía. Tras 15 años de esfuerzos para recuperarlo, en 2017 había ya 589 ejemplares y dos años antes había abandonado la lista negra de los animales en peligro crítico de extinción de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Además, en estos años de lucha se han establecido nuevas poblaciones en Badajoz, Toledo, Ciudad Real y en la zona portuguesa del valle del Guadiana. 

En 2017 se registraron 58 muertes de lince, de las cuales la mayoría, 31, fueron por atropello y ocho por furtivos. De momento, el programa Life + Iberlince no tiene el balance definitivo de 2018, ya que en este mismo mes han muerto al menos cuatro ejemplares bajo las ruedas de los coches en la A-4 en la provincia de Jaén.

Hace unos días, el  Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) afirmaba a la agencia Europa Press que este 2018 han fallecido al menos 27 linces atropellados, lo que supone el "segundo año con mayor número de atropellos de la historia", un dato que "sigue siendo negativo". Según el responsable del Programa de Especies de la ONG, Luis Suárez, el número total de linces fallecidos en 2018 "debe de estar por encima de los 30".

La caza furtiva "ha sido escasa", según Suárez, ya que "no ha habido datos significativos" en este aspecto. "Por causa de furtivos tuvimos el año pasado ocho muertes y este año debe andar por ahí, entre seis y siete", ratifica Simón, que recuerda que "matar a un ejemplar de una especie protegida es un delito del Código Penal". Está castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o multa de ocho a 24 meses y a inhabilitación especial para la caza de dos a cuatro años. "Ya hemos tenido condenas con multas e indemnizaciones e incluso con cárcel, que al ser de dos años no acaban en prisión pero sí multados y con antecedentes", destaca.

En 2018, según datos provisionales proporcionados por Ministerio de Transición Ecológica a la misma agencia, han nacido unos 125 cachorros. Con el 80% de los datos en la mano, Simón apunta a que el censo total de linces en 2018 superará el de 2017. "Tenemos unos 650 bichos", como los llama cariñosamente el autor del primer plan de recuperación y que sigue dirigiendo el programa europeo Iberlince. "Por poco tiempo, este año que entra me jubilo", añade Simón, que recuerda que mañana día 31 se acaba el actual programa. "Ahora se redactará el siguiente, que tendrá que aprobar Bruselas, cuyas líneas directrices he dejado marcadas", explica Simón, que ve necesario que entre a liderar el proyecto savia nueva.

Localizado un lince ibérico muerto de un disparo a bocajarro
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información