Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Capturado el lince ibérico que llegó a Barcelona desde Portugal

Litio fue avistado el pasado 29 de mayo en una zona boscosa del Baix Llobregat

Una imagen de 'Litio' en el área metropolitana de Barcelona.En vídeo, imágenes del lince.

Y Litio mordió el cebo. Tras dos días de búsqueda a contrarreloj, el lince ibérico que viajó desde el sur de Portugal hasta el Área Metropolitana de Barcelona ha sido capturado este miércoles en una zona boscosa del municipio barcelonés de Santa Coloma de Cervelló (Baix Llobregat).

El pasado lunes, un equipo formado por técnicos del programa europeo de Life Iberlince y Agentes Rurales inició el dispositivo de captura en una zona que, según el biólogo técnico de la Generalitat Santi Palanzón, se había convertido en un auténtico “atolladero” debido la proximidad de carreteras y núcleos urbanos. La presencia del animal se confirmó el pasado 29 de mayo, cuando agentes medioambientales de la Generalitat fotografiaron al felino tras recibir varios avisos de particulares. Se trataba del primer ejemplar de este felino visto en Cataluña desde hacía un siglo.

La única información que ha trascendido hasta el momento es que Litio ha sido capturado “sano y salvo” gracias a una de las tres jaulas-trampa colocadas en el terreno con conejos dentro como cebo. El director de Life Iberlince, Miguel Ángel Simón, dio por hecho el pasado lunes a este periódico que tras su captura Litio sería trasladado a un centro de recuperación de la especie en Jaén o Granada. Una vez comprobado que el animal se encuentra en buen estado de salud, será devuelto a la naturaleza, previsiblemente de nuevo en Portugal. Con todo, el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat no ha querido dar más detalles este miércoles sobre la captura y el futuro inmediato del animal. Está previsto que los interrogantes se resuelvan en una conferencia de prensa convocada para mañana jueves.

El collar GPS de Litio, un macho Lynx pardinus nacido en 2014, dejó de enviar información a mediados de 2016 cuando estaba en El Algarve portugués. En estos dos años ha tenido que recorrer cientos de kilómetros y atravesado ríos y concurridas autopistas. Simón confía en que el collar GPS haya recabado todos las coordenadas de sus pasos para poder reconstruir paso a paso el periplo del felino que logró cruzar la Península de punta a punta.

Más información