Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ébola pone en guardia a las grandes potencias mundiales

La OMS admite que los esfuerzos para contenerlo no consiguen frenar la expansión del virus

Washington / Pekín / Madrid
Vista del Hospital Universitario Emory, en Atlanta, Estados Unidos, donde se aislará los estadounidenses infectados por el ébola.

La epidemia del ébola en África occidental pone en guardia a los países más poderosos y se intensifican los esfuerzos para detener una posible expansión de la enfermedad. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos recomiendan evitar los viajes a Guinea, Liberia y Sierra Leona por lo que han calificado como “el brote más grande y más complejo de la historia” y que se ha cobrado ya 729 muertos.

Además, dos estadounidenses infectados con el virus serán repatriados a Estados Unidos para tratar la enfermedad en una zona de alta seguridad en el Emory University Hospital de Atlanta. Los dos voluntarios, el doctor Kent Brantly y la misionera Nancy Writebol, se infectaron mientras trabajaban en Liberia. Su situación es estable aunque grave. Con su llegada a Estados Unidos, será la primera vez que personas diagnosticadas con el virus pisen suelo norteamericano. Un tercer estadounidense, el médico Patrick Sawyer, ha muerto ya en Nigeria tras contagiarse en Liberia.

El doctor Kent Brantly, de 33, infectado de ébola en Liberia. ampliar foto
El doctor Kent Brantly, de 33, infectado de ébola en Liberia.

La gravedad de la situación ha llevado a la Organización Mundial de la Salud a mantener hoy mismo una reunión de máximo nivel con representantes de los tres países afectados (Guinea, Sierra Leona y Liberia). La ha presidido la directora de la OMS, Margaret Chan, quien en su discurso, tras afirmar que controlar el virus es posible, como se ha hecho otras veces, ha señalado que la situación, en estos momentos es más bien pesimista. "El brote avance más deprisa que nuestros esfuerzos por contenerlo", ha dicho Chan, quien ha asegurado que hay un riesgo cierto de que el ébola llegue a otros países.

También ha señalado que parte de la solución no es sanitaria, sino social, y ha apuntado que hay familiares de enfermos,que identifican los centros de aislamiento con condenas a muerte, y que, por eso, no notifican los casos y prefieren atenderlos en sus casas, por lo que se ponen en peligros ellos mismos. Además, ha añadido que esto les lleva a desconfiar de los servicios sanitarios estándares, y a acudir a sanadores tradicionales.

Por último ha indicado que más de 60 de los 729 fallecidos eran personal sanitario, y que entre los infectados hay varios expertos internacionales, "lo que erosiona" la capacidad de respuesta. La reunión concluyó con la promesa de invertir otros 75 millones de euros en la zona.

El próximo 7 de agosto habrá una reunión para revisar la calificación internacional del peligro.

Por su parte, en China se han impulsado medidas de precaución para detener un potencial brote de ébola en Cantón, capital de la provincia meridional homónima, donde se concentra una de las mayores comunidades inmigrantes africanas del país asiático. Según informa el diario oficial China Daily, el aeropuerto Baiyun Internacional de la ciudad sureña ha instalado termómetros corporales para controlar la temperatura de todos los pasajeros, y, si ésta supera los 37,5 grados, someterles a un análisis de sangre para detectar el virus. Más de mil personas procedentes de África llegan a ese aeropuerto cada día.

Cruz Roja española ha enviado este viernes a Sierra Leona su Unidad de Respuesta a Emergencias para luchar contra el brote de ébola. En total son 12,5 toneladas de material de emergencia con un valor de 290.000 euros para realizar funciones similares a las de un Centro de Salud, proporcionando servicio sanitario esencial curativo y preventivo. Con este material viajan 12 delegados de emergencias de la organización humanitaria, especializados en salud y logística para apoyar el tratamiento de casos en el hospital de Kenema, Sierra Leona.

VACUNA EXPERIMENTAL

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos han anunciado que comenzarán a probar en septiembre una vacuna experimental contra el ébola en seres humanos. La agencia federal ha estado trabajando en la vacuna en los últimos años y asegura que ha visto resultados positivos durante sus experimentos con primates, según ha informado la cadena de televisión estadounidense CNN.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó el jueves a 729 muertos el balance de fallecidos por ébola en África, tras registrarse 57 nuevos decesos entre el 24 y el 27 de julio en Guinea, Liberia, Nigeria y Sierra Leona. El número total de personas contagiadas asciende ya a 1.323. Los países afectados han adoptado medidas para frenar la expansión del virus: Sierra Leona ha declarado este jueves el estado de emergencia sanitaria, al igual que Liberia, que, además, ha cerrado las escuelas, suspendido la actividad pública no esencial y ha puesto a varios pueblos en cuarentena.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información