Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE rechaza un informe que relaciona austeridad y desigualdad de género

El documento pedía a la UE y a los Gobiernos europeos un “impulso” para la conciliación de la vida familiar y laboral y criticaba los recortes

Es la primera ocasión en la que los partidos conservadores se oponen en bloque a un informe de igualdad

Tres días han bastado para difuminar los grandilocuentes discursos de igualdad a cuenta del Día de la Mujer. El pleno del Parlamento Europeo ha rechazado este martes un informe que instaba al Ejecutivo comunitario y a los Gobiernos de los Estados miembros a adoptar una política en favor de la conciliación laboral y de la integración de la mujer en el mercado laboral y relacionaba la austeridad en las cuentas públicas con la desigualdad de género. La negativa a la moción ha sido respaldada por el bloque de grupos conservadores de la Eurocámara y por algunos eurodiputados socialdemócratas, liberales y verdes que sí habían dado su visto bueno al documento —de periodicidad anual— en ediciones anteriores. La única diferencia de calado con otros años es que en esta ocasión incluía multitud de referencias sobre la incidencia de la crisis económica en la desigualdad entre hombres y mujeres. El texto, que ha recibido 298 votos en contra, 289 a favor y 87 abstenciones, había sido previamente aprobado por la Comisión de Mujer e Igualdad de Género del Parlamento.

La iniciativa, cuya presentación ha corrido a cargo de la eurodiputada de la Izquierda Unitaria Europea Inês Zuber, incidía en las “muchas desigualdades” que siguen existiendo en las perspectivas profesionales, salariales, de acceso a la educación y a la salud y de participación en la vida económica y política que ilustraba con dos cifras: la brecha salarial media entre hombres y mujeres europeos (un 16,2%), y el potencial de crecimiento que resultaría de una economía verdaderamente igualitaria, que la OCDE sitúa en el 12,4% en su horizonte para 2030.

“Todos decimos que la igualdad entre hombres y mujeres es muy importante pero las medidas de austeridad aprobadas van contra esos principios”, ha protestado Zuber ante el pleno minutos antes de la votación. Sus argumentos se sustentaban sobre otros datos como la tasa de riesgo de pobreza en la UE (26% en mujeres frente al 24% de los hombres) y la cualificación media de los europeos que tienen entre 30 y 34 años (el 40% de las mujeres poseen un título de enseñanza superior frente a apenas el 32% de los hombres).

El grupo de Izquierda Unitaria Europea cree que es una “vergonzosa señal” del Parlamento

El grupo de la Izquierda Unitaria Europea, que lideraba la ponencia del informe, ha hecho público en un comunicado su rechazo a la “vergonzosa señal” que manda el Parlamento Europeo con su decisión. Mikael Gustafsson, representante sueco de esta formación, ha remarcado que con su voto los eurodiputados que se han opuesto al informe dejan ver “sus verdaderos colores” en materia de desigualdad de género. “Han demostrado una vez más que desconocen la realidad que viven muchas mujeres”.

Iratxe García, representante socialista en la Comisión de Mujer e Igualdad, se ha mostrado “sorprendida” por la oposición frontal del Partido Popular Europeo a un informe “que plantea la igualdad en todos los ámbitos”. A su juicio, la oposición de los conservadores marca un antes y un después. “Es inédito”, añade desde Estrasburgo. La también socialdemócrata Mojca Kleva ha calificado de “inaceptable” que los conservadores hayan tomado una “postura ideológica” sobre todas las cuestiones de género. En esta línea, la eurodiputada del PNV Izaskun Bilbao, ha cargado contra la negativa de la Cámara. “No es una buena imagen para una institución que ha recibido el Nobel que votemos en contra de esta resolución. ¿Estos son los valores que se quieren transmitir a Europa?”, se ha preguntado.

La diputada popular Teresa Jiménez Becerril se ha defendido de las críticas achacando la negativa de una mayoría de diputados de su grupo a sus discrepancias “con el enfoque” del informe. “Sin que esto suponga que no apoyemos las políticas de igualdad”, matiza. En concreto, Jiménez Becerril critica que los grupos progresistas hayan tratado de incluir en el texto cuestiones como el aborto. “¿Acaso lo tienen que meter siempre que hablan de mujer?”, se pregunta retóricamente. La representante del PP también ha criticado la intención de los socialdemócratas y de la Izquierda Unitaria Europea de introducir el argumento económico como causa de la desigualdad. “Parece que la crisis solo afecta a las mujeres y no es así”, ha zanjado Jiménez Becerril.