Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad quiere cerrar unidades de trasplante cardíaco por poca actividad

La ONT cree que lo más adecuado sería que pasaran de 16 a entre 12 y 14.

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT), dependiente del Ministerio de Sanidad, considera que habría que reducir el número de unidades de trasplante cardiaco que hay actualmente en España. En concreto, cree que lo más adecuado sería que pasaran de 16 a entre 12 y 14. El presidente de la ONT, Rafael Matesanz, afirmó ayer que hay entre dos y cuatro unidades de adultos que no son necesarias. No dijo cuáles son, pero un documento de diciembre pasado recoge que hay seis hospitales que no cumplen los criterios porque hacen pocos trasplantes al año: el Miguel Servet de Zaragoza, el Clínico de Valladolid, el Clínic de Barcelona, el Virgen de la Arrixaca de Murcia y la Clínica Universitaria de Navarra. Según este documento, la “actividad tolerable mínima” para una de estas unidades es de 15 trasplantes por hospital y año; y esos seis no lo cumplen.

En los últimos 12 años los pacientes en espera para un trasplante de corazón se han reducido cerca de un 50%. En 2012 se realizaron 247. La actividad no deja de descender. Pero no porque haya menos enfermos o donantes. Lo que ocurre es que los tratamientos para la insuficiencia cardiaca son cada vez mejores, y eso reduce la necesidad de llegar al trasplante, explica el presidente de la ONT. Con la reorganización, este organismo busca que la red tenga “menos unidades, pero más potentes, con mayor actividad, que se traducirá en mejores resultados y mayor racionalización de los recursos”, dice Matesanz.

Los criterios para considerar viable una unidad de trasplante cardíaco están fijados desde diciembre pasado, cuando el Consejo Interterritorial de Sanidad, en el que están presentes las autonomías, dio el visto bueno al documento de la ONT. Sin embargo, el Ministerio de Sanidad asegura que no tiene competencias para decirle a una comunidad que debe cerrar una de estas unidades. Los Gobiernos autónomos, por su parte, no parecen dispuestos a prescindir de ninguna unidad de trasplantes, a juzgar por lo que ayer contestaron a este diario.

El hospital Virgen de la Arrixaca ha hecho entre dos y 10 trasplantes cardíacos al año (2007- 2011). “En 2013 llevamos seis. Pero estamos intentando optimizar este tipo de intervenciones y seguir creciendo”, señaló un portavoz de la consejería de Sanidad murciana. “Nos parece que concentrar la actividad es una buena medida, pero creemos que es necesario un estudio conjunto, crear un grupo de trabajo”, añadió. Al recordarle que el Consejo Interterritorial aprobó en diciembre unos criterios técnicos comunes, y preguntar qué haría Murcia si Sanidad le pidiera cerrar la unidad, contestó: “Falta evaluación para tomar esa decisión”.

“Desde el inicio de la legislatura hemos adquirido con los ciudadanos el compromiso de no reducir nuestra cartera de servicios. Ese compromiso sigue vigente”, asegura un portavoz de la consejería asturiana. La unidad de trasplante cardíaco del Hospital Central tampoco llega a 15 intervenciones anuales. “Por encima de las ponencias técnicas están las decisiones políticas y nuestro compromiso nos obliga a mantener la actual cartera de servicios y a lograr que estos se presten con las mejores garantías de calidad para los ciudadanos”, añade. Aragón afirmó ayer que seguirá haciendo trasplante cardíaco en el Miguel Servet. El informe de la ONT “no es vinculante”, dijo su consejero de Sanidad.