Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
JAIME ABELLO | Periodista y director de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano

“En Internet hay que aprender a separar el grano de la paja”

"La audiencia despedaza los contenidos y los rearma a su medida", dice Abello

El periodista Jaime Abello. Ampliar foto
El periodista Jaime Abello.

En una época en la que el periodismo está inmerso en profundos cambios se hace más necesario que nunca la independencia, la búsqueda de la verdad, la coherencia ética y la innovación. Estos son los pilares de un oficio que, como decía Gabriel García Márquez, es el mejor del mundo. “Y también uno de los más complicados”, remarca Jaime Abello, director general de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), que preside el Nobel de Literatura colombiano.

Para impulsar la excelencia del gran periodismo en español y portugués ha nacido el Premio García Márquez, que busca las mejores historias de Iberoamérica, aquellas que “merezcan ser resaltadas y puestas como ejemplo”, explica Abello. “Los premios son útiles. Sirven para ver el estado del periodismo, visibilizar los mejores trabajos y estimular a los profesionales. El periodismo necesita ese incentivo, porque siempre fue difícil ejercerlo, por lo menos en América Latina”, expone mientras recuerda que en muchos países choca con enormes dificultades: el crimen organizado, el narcotráfico, la impunidad de los poderosos. Todos estos obstáculos le llevan a una conclusión: “El periodismo no es fácil y la sociedad no lo sabe”. Máxime en esos países en los que la libertad de expresión está vapuleada. “Hay personas que contra viento y marea siguen haciendo periodismo de forma heroica. Pero no nos interesa que el periodismo sea de héroes. Nos interesa un periodismo normalizado, al servicio de la gente”, dice.

Ante la avalancha de contendidos que proporcionan los medios digitales, “cada vez hará más falta un periodismo que responda a un ideal de servicio público”, apunta Abello mientras alerta: “La tecnología no debe arrollar a los periodistas. Tenemos que ir detrás de los lectores, seducirlos. La audiencia ya no está sujeta a lazos contractuales con suscripciones. Se da el lujo de despedazar los contenidos periodísticos y rearmarlo en menús personales”.

La FNPI, en colaboración con la alcaldía de Medellín, Bancolombia y el grupo Sura, aspiran con estos galardones a distinguir los mejores trabajos en cuanto a la calidad narrativa, la investigación rigurosa, la ética y el compromiso con el servicio público. El jurado premiará los mejores trabajos publicados en español o portugués en cualquier rincón del mundo. Habrá cuatro categorías: crónica y reportaje, imagen periodística, cobertura noticiosa e innovación. Además, se otorgará un premio a la excelencia, que reconocerá la trayectoria de un periodista o un equipo profesional. El periodo de inscripción comienza hoy, 26 de julio, y culmina el 26 de agosto. Los galardones se entregarán en la ciudad de Medellín, que celebrará “la gran fiesta del periodismo iberoamericano”, augura.

El premio propone asumir la “hibridez” entre distintos formatos. Especialmente los derivados de Internet. ¿Cómo distinguir en el entorno digital el periodismo del ruido? “No existe el modo de identificarlo”, dice Abello. “Eso significa que necesitamos lectores e internautas con criterios propios, autoexigencia, curiosidad. Es necesaria una educación para saber que no todo lo que va por Internet vale la pena y que hay que separar el grano de la paja. Cada vez será más necesario ayudar a la gente a distinguirlo”.