Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El observatorio de Calar Alto sufrirá un recorte presupuestario del 25% en 2014

España y Alemania firman un nuevo acuerdo para mantener hasta 2018 el centro astronómico de Almería, pero solo con un telescopio

El observatorio astronómico de Calar Alto verá reducido su presupuesto, a partir del año que viene y hasta 2018, en un 25% respecto al de este año, pasando de 2.100.000 euros en 2013 a 1.600.000 euros a partir de 2014. Pero el presupuesto de este año ya ha sufrido un drástico recorte respecto a 2012, cuando el Centro Astronómico Hispano Alemán (CAHA), ubicado en Almería, contó con 3.700.000 euros para su funcionamiento, por lo que el recorte del año que viene supone casi un 57% respecto a la financiación con la que ha estado funcionando en los últimos años. La nueva partida se estipula en el acuerdo firmado por los dos socios de la institución, el CSIC, por parte española y la Sociedad Max Planck, por parte alemana, que mantienen la distribución de la financiación que tenían hasta ahora, aportando un 37,5% el primero y un 62,5% el segundo.

El acuerdo firmado estipula que “a partir del 1 de enero de 2014 el presupuesto para CAHA cubrirá exclusivamente las operaciones con el telescopio de 3,5 metros”. Pero el observatorio de Almería tiene otros dos telescopios operativos, uno de espejo principal de 2,2 metros de diámetro y otro de 1,23 metros, y quedan en el limbo con el acuerdo ahora firmado, que especifica: “Cualquier uso de los telescopios de 1,23 metros y 2,2 metros en Calar Alto, sólo se llevará a cabo sin costes adicionales o demanda de personal por parte de CAHA”. Si alguna institución quiere utilizarlos, se firmarán acuerdos específicos, pero el documento acordado por el CSIC y la Sociedad Max Planck no garantiza financiación para su mantenimiento ni su operación.

Aun así, una portavoz del CSIC ha afirmado en declaraciones a EL PAÍS que se mantendrán operativos los tres telescopios y que, por tanto, no se ha considerado necesario realizar un informe científico sobre el observatorio antes de tomar estas medidas drásticas. En una nota de prensa de esta institución se dice que “los otros dos telescopios seguirán en funcionamiento y podrán ser utilizados por investigadores e instituciones de todo el mundo, que deberán asumir el gasto de su uso”.

La Sociedad Española de Astronomía (SEA), ya advirtió, cuando surgió el problema de la financiación del CAHA: “Para que pueda seguir operando, el observatorio necesita un marco estable con una financiación suficiente”.

Más información