Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IFC invertirá en programas de educación del Grupo Santillana en América Latina

La compañía dará 25 millones de euros a la editorial para mejorar el acceso a la enseñanza

El miembro del Grupo Banco Mundial, IFC, ha comunicado hoy que otorgará un préstamo de 25 millones de euros al Grupo Santillana para mejorar en América Latina el acceso a la educación de calidad. El principal proyecto de Santillana se conoce como Sistema UNO y consiste en una combinación de contenido digital y hardware como el uso de tabletas y proyectores, libros de texto, sistemas de gestión del aprendizaje y de información y evaluación del estudiante, así como formación permanente de profesores, alumnos y padres.

Este sistema tiene como objetivo mejorar la calidad educativa mediante el uso de herramientas que permitan enriquecer las prácticas de la enseñanza, promover el aprendizaje del inglés y dotar a las escuelas de los medios necesarios para el desarrollo del pensamiento crítico, la resolución de problemas y el trabajo en equipo.

El consejero delegado de Santillana, Miguel Ángel Cayuela, ha resaltado el acuerdo alcanzado con IFC —el mayor inversor multilateral en el sector de educación privada en mercados emergentes—, que permitirá, dice, "acelerar la expansión de Sistema UNO, ayudando a mejorar la calidad del sistema educativo y el desarrollo de competencias". 

“El apoyo de IFC es esencial para la expansión de nuestros proyectos de aprendizaje y para hacer accesibles los avances en innovación educativa al mayor número posible de estudiantes en América Latina y España, tanto del sector público como privado", ha subrayado Cayuela.

El director de la división global de Manufacturas, Agroindustria y Servicios de IFC, Atul Mehta, se ha mostrado, por su parte, interesado en este proyecto del Grupo Santillana. "La enseñanza mediante el uso de herramientas digitales tiene un gran potencial para ampliar el acceso a la educación en los países en desarrollo. Estamos particularmente interesados en que el proyecto UNO ayude a las escuelas a elevar la calidad de sus programas de enseñanza primaria, así como a desarrollar las habilidades que actualmente se necesita en los mercados laborales de América Latina", ha afirmado Metha.

Desde su creación en 2011, más de 240.000 estudiantes de México, Brasil y Colombia estudian con el sistema del Grupo Santillana, que espera, mediante esta expansión a otros países de la región, llegar al millón de alumnos.