Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los presupuestos sanitarios caen un 11% por persona respecto a 2010

El gasto previsto medio para 2013 es de 1.191 euros, 152 euros menos que en 2010

Hay grandes diferencias entre autonomías, que puede llegar a más de 500 euros

No corren buenos tiempos para la sanidad pública. Ni para sus trabajadores, que sufren bajadas de sueldo; ni para sus usuarios, a quienes se cierran servicios, se recortan prestaciones o pierden calidad asistencial, ya sea con un aumento de las listas de espera o de las demoras en urgencias.

Detrás de este escenario hay una caída sostenida del presupuesto que destinan las comunidades autónomas a la atención sanitaria por cada ciudadano. Entre los años 2010 y 2013, la reducción media ha sido del 11%, según un estudio de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP). La previsión de gasto medio por ciudadano para 2013 es de 1.191,11 euros, lo que representa 152,84 menos que hace tres años.

La caída es de un 1,63% respecto al presupuesto sanitario medio del año pasado (19,84 euros menos por persona), sensiblemente inferior al descenso del 6% en 2012 respecto a los presupuestos autonómicos de 2011. Pero muestra cómo la tendencia es constante mientras las cifras de gasto sanitario “son globalmente insuficientes", una circunstancia “muy preocupante en las comunidades autónomas que ya se encontraban entre las que tenían menos presupuestos los años anteriores”, indican desde FADSP. Además, la insistencia en la reducción del gasto “evidencia que la crisis la está pagando la sanidad pública”.

El documento insiste en otra conclusión que se suele repetir en este tipo de informes comparativos entre autonomías: las enormes diferencias de presupuesto entre regiones. En cabeza está el País Vasco, con 1.551,75 euros por habitante. A la cola, la Comunidad Valenciana, con 965,44 euros. Entre ellas, hay una diferencia de 586,31 euros, más de la mitad del presupuesto valenciano. En la franja baja, Andalucía (999,19 euros) y Baleares (1.027) acompañan a la Comunidad Valenciana. En la alta, Navarra (1.418,97 euros) y Asturias (1.370), siguen a País Vasco.

Hay otro dato relevante. No todas las comunidades recortan igual. Ni siquiera todas retroceden en gasto sanitario. Cantabria, por ejemplo crece respecto al año pasado un 5,17% (dedica 71,21 euros más por habitante).

Para elaborar el trabajo, la FADSP ha tomado los presupuestos sanitarios de cada autonomía de 2013 y los ha dividido entre su población (censo del INE de diciembre de 2012). Así se ha hecho menos en Cataluña, País Vasco y Navarra, en los que se ha recurrido a los presupuestos de 2012, ya que no se han aprobado para este año. En Cataluña y País Vasco "lo que se conoce de los proyectos de presupuestos de 2013 hace prever una disminución presupuestaria importante”, por lo que el recorte aún podría ser mayor, a juicio de las asociaciones en defensa de la sanidad pública.