Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gomendio insiste en que la ley actuará solo en casos anticonstitucionales

La secretaria de Estado aclara que únicamente pretende garantizar la educación en castellano

El revuelo organizado en torno a la reforma educativa propuesta por el Gobierno, que ha llevado incluso a que varios barones populares pidan al ministro Wert que corrija su borrador, ha obligado también a la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, a comparecer en los medios para intentar aclarar algunos de los aspectos más polémicos de la ley, especialmente el que se refiere a las lenguas cooficiales. Anoche, en declaraciones a Punto Radio, Gomendio aseguró que la norma actuará solo "en casos extremos y anticonstitucionales". Es decir, cuando las familias que quieran que sus hijos reciban educación en castellano no puedan elegirlo.

Según explicó Gomendio, la nueva ley no desmonta los sistemas de inmersión lingüística de las comunidades, sino que establece "un mecanismo" para garantizar el derecho a recibir educación en castellano, al entender que las sentencias judiciales en este sentido "no se estaban cumpliendo". Según el borrador, al que ha tenido acceso este periódico, la norma admite en efecto que una comunidad dé “un trato diferenciado a la lengua cooficial respecto del castellano en una proporción razonable, sin que en ningún caso pueda suponer de hecho la exclusión del castellano”. Pero, si lo hace, debe ofrecer las alternativas arriba mencionadas, aunque en ningún caso establece concreción alguna sobre los elásticos términos de “proporciones equilibradas” o “proporción razonable”.

Sobre la decisión de la consejera de enseñanza catalana, Irene Rigau, de "no aplicar" la nueva ley en caso de que se apruebe como lo ha propuesto el Ministerio de Educación, Gomendio lamentó la actitud negativa del Gobierno catalán. "El grado de insumisión es manifiesto y además presume de ello", ha criticado.

En todo caso, los líderes del PP en las comunidades bilingües han pedido a Wert que dé más reconocimiento a las lenguas cooficiales, y tanto el catalán como el balear y el valenciano presentarán sus aportaciones para modificar el borrador en este sentido.

Más información