Seguimiento desigual en el primero de los tres días de la huelga de estudiantes

Los convocantes cifran el seguimiento en un 70% y el Gobierno lo reduce al 20% Este miércoles se celebrarán manifestaciones simultáneas y el jueves se sumarán todas las etapas

Menores sostienen carteles que llaman a la huelga de estudiantes en Madrid.
Menores sostienen carteles que llaman a la huelga de estudiantes en Madrid.PILAR ÁLVAREZ

Las movilizaciones contra los recortes educativos impulsados tanto desde el Gobierno central como desde las comunidades autónomas llegan a uno de sus puntos álgidos. Hoy ha arrancado la huelga de 72 horas convocada por el Sindicato de Estudiantes en los centros de secundaria de toda España, que se ampliará a todas las etapas de la enseñanza el jueves, cuando también se unirá a la convocatoria la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa). Ese día será la primera huelga que este colectivo respalda en España. En paralelo a la huelga se han convocado también más de 40 manifestaciones en diferentes ciudades para este miércoles al mediodía y el jueves por la tarde.

El Sindicato de Estudiantes ha asegurado que el 70% de los alumnos han secundado la huelga, con mayor incidencia en Madrid. En cambio, el Ministerio de Educación, con datos recopilados por las comunidades autónomas (aunque algunas como Cataluña no dispone de ellos), constata "un respaldo irregular, con un seguimiento que no supera el 20%", ha afirmado en un comunicado.

En Madrid, 15 piquetes formados por estudiantes han recorrido los diferentes centros para informar sobre las razones para hacer huelga. "Queremos un futuro digno, y con esta educación cada vez es más difícil", explica Paulina Z. a las puertas del instituto Mariano José de Larra, en el barrio de Aluche. Esta alumna de 14 años asegura que está notando ya los recortes en casa porque a sus padres, albañil y limpiadora, cada vez les pagan menos. Otra alumna, Lucía S., de 15 años, dice que en su casa cada vez hay menos dinero para comida y material educativo. Afirma que tiene libros gracias al sistema de préstamos, porque la Comunidad de Madrid han eliminado las ayudas para esta partida.

En el mismo piquete estaba también Ainhoa G., de 16 años, para quien "cada vez hay menos profesores y el material escolar es más caro", mientras los sueldos bajan. Ella lo sufre personalmente: para poder estudiar, debe trabajar cuatro días por semana en una discoteca y su salario ha bajado de 600 a 540 euros. "Es muy importante que la gente nos oiga", clamaba Daniel, otro alumno que ha estado movilizado todo el día.

En Cataluña se hace harto imposible cifrar el seguimiento, ya que la Generalitat, al tratarse de una huelga de estudiantes, no ha recopilado datos de los centros. No obstante, una encuesta aleatoria entre varios institutos catalanes evidencia la diversidad y desigualdad en el apoyo al paro. Los hay donde los estudiantes se han volcado en la huelga, como el IES Montserrat Roig de Terrassa (Barcelona), donde ha llegado al 95% de seguimiento en los ciclos formativos y en los cursos de 3º y 4º de ESO y 1º de bachillerato. También se ha llegado al 80% en el centro Vidal i Barraquer de Tarragona.

Las aulas no se han vaciado tanto en otros institutos, como el Jaume Balmes de Barcelona, donde han secundado el paro el 30% de los alumnos. En el IES Montillivi de Girona, solo han faltado el 11%, mientras que en el Caparrella de Lleida no se ha llegado al 4% (dos grupos de un total de 56). Desde este último centro explican que muchos estudiantes ya se sumaron a la huelga de universitarios del pasado jueves y que el paro actual de tres días “ha despistado mucho a los estudiantes. Algunos optan por faltar un día y otros, por otro. Es como una huelga a la carta”, comentan desde la dirección del instituto.

En Andalucía, la Confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Confedampa) ha considerado "muy dispar" el seguimiento de las primeras horas de movilización en los centros de secundaria. Mientras la Junta de Andalucía elevó el paro hasta el 70%, el Ministerio de Educación lo rebajó al 20%, informa Raúl Limón. “Los centros se están reservando para el jueves, que será el día fuerte”, ha dicho el presidente de Confedampa, José María Mesa.

Los convocantes protestan contra los recortes que, desde 2010, ya suman más de 5.000 millones de euros, decenas de miles de profesores menos, pérdida de programas de apoyo a los estudiantes, de becas y ayudas para libros de texto y comedor e importantes aumentos del precio de las matrículas universitarias en la mayoría de las comunidades.

Los convocantes piden, además, el cese inmediato del ministro de Educación, José Ignacio Wert, que precisamente este lunes arremetió contra la Ceapa por sumarse a una huelga que considera "de extrema izquierda radical". Según Wert, estos colectivos están exagerando la realidad de los recortes en educación, hasta convertirla en una "caricatura". El ministro niega que haya menos becas y asegura que el número de alumnos por clase no ha aumentado, sino que "se ha flexibilizado".

En una entrevista radiofónica este martes, la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, ha insistido en esta idea y ha pedido a la Ceapa que deje su discurso "lleno de vaguedades y mentiras" sobre la realidad educativa y "haga los deberes" con "propuestas constructivas" para mejorar el sistema educativo español.

Los grupos parlamentarios de PSOE e IU en el Congreso de los Diputados han considerado este martes que Wert debe ser destituido tras desacreditar la huelga de estudiantes. "Cada vez que abre la boca se inhabilita para seguir en el cargo", ha afirmado la portavoz socialista, Soraya Rodríguez. Por su parte, José Luis Centella, de IU, ha tachado al ministro de "pirómano" y "hooligan del Gobierno" y ha lamentado que "se haya convertido en el problema" de la educación, "cuando tiene que ser la solución".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS