Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia valenciana condena a Sanidad a pagar 192.650 euros a una farmacéutica

El monto corresponde a los intereses y costes de cobro de 887 facturas de material sanitario emitidas entre 2007 y 2009

El Tribunal Superior de Valencia ha condenado a la Conselleria de Sanidad a abonar 192.650 euros a la compañía Abbott Científica por intereses y costes de cobro de 887 facturas de material sanitario emitidas entre los años 2007 y 2009. 

La sala ha estimado en parte el recurso presentado por la farmacéutica, ante la denegación tácita de la Sanidad valenciana a pagar el dinero adeudado. La principal discusión ha girado en torno a los intereses correspondientes al cobro de tales facturas. Por una parte, la polémica se centró sobre la fecha desde la cual empiezan a devengar esos intereses y por otra, en la tasa que se debía aplicar. 

En su resolución, el Tribunal se ha basado en la doctrina y ha resuelto considerar que las certificaciones devengan intereses a los tres meses (ahora dos) desde su expedición. La Justicia ha añadido que una vez que se expide la certificación, la administración tiene un plazo de hasta un mes para aceptarla o rechazarla. De no rechazarla, el plazo empieza a regir desde la emisión de la factura. 

Más allá de la argumentación, Sanidad deberá abonar 189.974 euros precisamente por el pago de intereses y además, 2.675 euros por gastos de gestión.