Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España duplica su aportación económica contra el sida

La Conferencia Internacional del Sida que se celebra México recibe con aplausos la intervención de Fernández de la Vega, que ha anunciado 10,2 millones de euros para combatir la enfermedad

Una frase al final de un breve discurso ha colocado esta madrugada a España en la élite de los países que más gastan en la lucha contra el sida. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha intervenido cerca de las 21h (hora local, cuatro de la mañana en España) en la inauguración de la XVII Conferencia Internacional del Sida en Ciudad de México, junto al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon y el presidente de México, Felipe Calderón.

Las palabras de la número dos del Gobierno terminaron con un anuncio que provocó el entusiasmo y los aplausos del auditorio, igual que cuando habló del "compromiso firme del Gobierno en la lucha contra el sida": España pasa a donar 10, 2 millones de euros a Onusida, la agencia de las Naciones Unidas para la lucha contra la pandemia. O sea, más del doble de los cerca de cinco millones (7,45 millones de dólares) que aportó en 2007. De esta manera, escala del número 10 al seis en el ranking de los países más generosos, en base a los cálculos sobre las donaciones en 2007 a Onusida. Por detrás de Holanda, Reino Unido, Estados Unidos, Suecia y Noruega.

De ese dinero, tres millones irán a financiar la investigación de la vacuna (la apuesta a largo plazo para cortar la expansión de la plaga, que ya afecta a 33 millones de personas) y 1,5 para microbicidas (la opción a corto plazo, cremas vaginales que protegen de la infección durante el coito). España ya se enroló el año pasado en la financiación de los trabajos que intentan hallar una vacuna (ahora el grueso del tratamiento se basa en caros fármacos antirretrovirales) y pasó a estar entre los únicos 11 países que aportan recursos, según datos de la Iniciativa Internacional de la Vacuna contra el sida. Y tiene previsto gastar 600 millones de dólares hasta 2012 para la lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria.

La breve intervención de la vicepresidenta sobre "una epidemia que ha cambiado la cara del mundo" se ha centrado, sobre todo, en la correlación entre sida y desigualdad. Frente a los generosos números de esperanza de vida de los infectados en los países ricos está la merma entre los que han nacido en los países pobres. "Desigualdad social y económica, sin duda, pero también desigualdad de género", anunció De la Vega ante muchos de los 25.000 asistentes al foro mundial en la capital del país anfitrión, México, en el que la Iglesia clama que fidelidad y abstinencia son las mejores vacunas contra el sida y en el que la mitad de las mujeres seropositivas son amas de casa que se han infectado dentro del matrimonio, cuando su pareja se niega a usar condón, según las cifras expuestas en uno de los encuentros previos a la conferencia.

"Y no es tanto la feminización de la enfermedad como el machismo", proclamaba horas antes el socialista español Pedro Zerolo, embajador de Onusida para América Latina. "En las zonas del planeta en los que más avanza la enfermedad está aumentando de un modo drástico el número de mujeres seropositivas. En algunos casos la probabilidad de que una mujer contraiga la enfermedad llega a multiplicarse por cinco respecto a los varones", según De la Vega. Y enarboló el ejemplo de América Latina: hay una mujer infectada por cada tres hombres. ¿Causas? "Los roles sexuales de género; la frecuente dependencia económica respecto a su pareja; las dificultades de acceso a la prevención, a la información, a la prueba diagnóstica y al asesoramiento: La discriminación sitúa a las mujeres en una posición de desventaja y mayor vulnerabilidad frente a esta epidemia".

De la Vega concluyó con un firme: "Estamos convencidos de que es tiempo de detener el sida, de que, como indica el lema de esta conferencia, es necesaria una ¡acción universal, ya!. Pueden contar con España para ello".

Saber más: ¿Cómo actúa el virus del SIDA?

Las cifras de la pandemia

- Hay 33 millones de infectados por el virus del sida en todo el mundo. Casi la mitad, 16 millones, son mujeres.

- En el África subsahariana se concentran el 64% de los adultos infectados, el 85% de los niños enfermos y tres de cada cuatro muertes.

- Sólo uno de cada tres enfermos tiene acceso a antirretrovirales.

- En 2007 se rebajó el número de muertes por primera vez desde el inicio de la epidemia.

Ban Ki Moon reclama "fondos de largo plazo sostenidos"

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, que intervino minutos después de que lo hiciera Fernández de la Vega, ha exhortado a los países más desarrollados a aportar "fondos de largo plazo y sostenidos" para vencer a la epidemia del sida. "Cuando la lucha contra el sida se acerca al final de la tercera década aún enfrentamos un enorme déficit de recursos", explicó.

Además, el secretario general de la ONU instó a los países a impulsar leyes para erradicar la discriminación contra los enfermos seropositivos y prometió que la lucha contra la epidemia seguirá siendo "una prioridad de todo el sistema de Naciones Unidas".

Más peso social y más presencia de las ONG's

El ministro de Sanidad, Bernat Soria, ha calificado el Congreso Internacional sobre el SIDA que ha tenido lugar en México como una conferencia especial por su contribución científica, pero sobre todo por el peso del aspecto social. Soria ha hecho estas declaraciones esta mañana en una entrevista para la cadena Ser, donde ha destacado la importancia de las ONG's.

Para el ministro de Sanidad, existe una misma ida del camino a seguir para acabar con la epidemia del SIDA, aunque ha reconocido las diferencias culturales y la importancia de explicar cómo España ha conseguido superar este aspecto para controlar la expansión del SIDA. "Lo esencial es lograr la no discriminación y la equidad", ha asegurado el ministro.

Soria ha recordado, además, que España ha realizado hasta ahora una aportación anual de un millón de dólares y ha aludido al anuncio de la vicepresidenta del gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, de aumentar la contribución hasta 10 millones de dólares. "En la lucha contra el SIDA, además, de la intención hace falta dinero", ha afirmado Bernat Soria.

El ministro ha apuntado también que los esfuerzos están puestos en el exterior, ya que, en España "la epidemia está controlada".

Más información