Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer, posible primer caso mortal de la enfermedad de las vacas locas en España

Se trata de una joven de 26 años que falleció el 10 de julio en un hospital de Alcorcón

Una joven de Madrid ha fallecido casi con toda probabilidad a causa de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (vECJ), causada por el consumo de carne de reses con encefalopatía espongiforme bovina (EEB) o mal de las vacas locas, según ha confirmado esta tarde el Ministerio de Sanidad y Consumo. Se trata del primer fallecimiento por esta patología registrado en España, según las mismas fuentes, que han destacado la posibilidad de que haya otro caso.

La ministra de Sanidad, Elena Salgado, ha ofrecido esta tarde una rueda de prensa para informar del fallecimiento junto al secretario general del ministerio, Fernando Lamata, y al consejo de Sanidad de Madrid, Manuel Lamela. La ministra ha matizado que existe una "alta probabilidad" de que se trate del primer caso de la variante humana del mal de las vacas locas en España, si bien se está a la espera de que el Centro de Referencia de Edimburgo (Reino Unido) confirme este extremo en dos semanas, tras el análisis de las muestras forenses que responsables de este centro recogerán el próximo lunes, 1 de agosto, en Madrid.

Se trata de una mujer de Madrid, de 26 años y cuya identidad no se ha facilitado, que falleció el pasado 10 de julio en la Fundación Hospital de Alcorcón (Madrid). Según los datos de Sanidad, la joven, que trabajaba en un laboratorio de investigación de sanidad animal de una universidad madrileña, podría haberse contagiado del mal entre los años 1994 y 1995. Según las autoridades, no parece que haya viajado al Reino Unido ni que haya permanecido fuera de España. Lamela ha indicado que la fallecida a causa de un "probable e hipotético" Creutzfeld-Jakob comenzó a tener los primeros síntomas en noviembre de 2004 y que se sospechó que padecía la enfermedad por diagnóstico clínico en abril de 2005. La joven, que también estuvo internada en el hospital de Móstoles, permaneció ingresada en el Alcorcón desde abril hasta su muerte.

Un "caso aislado"

Salgado ha lanzado un mensaje de "tranquilidad" a la población y ha afirmado que se trata de un "caso aislado" y que no hay riesgo para la salud en el consumo de carne en España. En este sentido, Salgado ha indicado que los "exhaustivos" controles establecidos por el Gobierno español y las comunidades autónomas, en colaboración con la Unión Europea (UE) tras la aparición de los primeros casos de vacas locas en el Reino Unido, garantizan que la carne que se consume en España reúne todos los requisitos de seguridad. La ministra ha añadido que se ha comunicado el probable caso a las autoridades europeas y a las regiones españolas y que, de acuerdo con la red nacional sobre estas encefalopatías espongiformes transmisibles humanas, se puede garantizar que "no hay ningún otro caso en España". Según Salgado, es una enfermedad que está en "declive por las medidas de control adoptadas".

Por su parte, el Ministerio de Agricultura, a través de su secretario general, Fernando Moraleda, ha subrayado también que los consumidores pueden estar "absolutamente tranquilos de la calidad de la carne española" por sus garantías de seguridad alimentaria. Moraleda ha añadido que nunca antes se habían destinado tantos recursos públicos a fenómeno de riesgo alimentario con este grado de incidencia. "Tenemos seguridad en las carnes españolas", ha reiterado, para recordar que el periodo de incubación de la enfermedad en humanos es de cinco años.

Sin embargo, tras la confirmación de la primera víctima mortal en España, el director del Laboratorio Nacional de Referencia de Encefalopatías Espongiformes Animales, Juan José Badiola, ha advertido de que "probablemente se detecten más casos en España del mal de las vacas locas en los próximos meses". Además, Badiola ha recordado que hace tiempo predijo que iban a detectarse casos en España de la nueva variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob a partir de este año. El caso de España se suma a los de Reino Unido, donde se han producido 157 casos y 150 fallecidos, Francia (13 casos y 9 fallecidos), Irlanda (dosfallecidos), Estados Unidos (uno), Canadá (uno), Arabia Saudí (uno), Japón (uno), Holanda (uno) e Italia (uno). En Portugal se ha detectado un posible caso pero no se ha registrado ningún fallecimiento.

567 animales infectados

En España se han detectado 567 casos de animales enfermos de EEB desde que se descubrieron los primeros animales enfermos a finales de 2000. Según los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en lo que va de año se han registrado 52 casos, que se suman a los 137 de 2004; 167 en 2003; 127 en 2002; 82 en 2001; y dos en 2000.

Los últimos cinco caso de animales enfermos son del pasado mes de junio. La mayoría de los casos se han detectado en las comunidades de Galicia, Castilla y León, Asturias, y parte de la cornisa cantábrica que es donde se encuentra la mayor parte de la cabaña bovina española. Estos datos colocan a España en el cuatro país de Europa en cuanto número de casos, por detrás de Reino Unido, Irlanda y Portugal.

Más información