Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montserrat Bassa (ERC): “Me importa un comino la gobernabilidad de España”

La diputada de Esquerra, hermana de una de las condenadas del 'procés', acusa al PSOE de ser cómplice de lo ocurrido en Cataluña

La diputada de ERC Montserrat Bassa, este martes en el Congreso.

La diputada de ERC Montserrat Bassa empleó este martes lenguaje de alto voltaje para explicar la abstención de su grupo a la investidura de Pedro Sánchez. “Me importa un comino la gobernabilidad de España”, le espetó al candidato socialista desde la tribuna parlamentaria. Bassa justificó su rabia por el encarcelamiento de su hermana, la exconsellera Dolors Bassa, condenada a 12 años de prisión en la sentencia del procés.

Con ese discurso tan distinto del pronunciado el pasado sábado por el portavoz de Esquerra Republicana, Gabriel Rufián, el partido quiso dirigirse al segmento de sus bases más reacio a facilitar el Gobierno de coalición. Y de paso, demostrar al Gobierno que su abstención a la investidura socialista —necesaria para que prosperase— no implica un acercamiento automático.

La diputada intervino en lugar de Rufián “para dar voz a los presos y las presas políticas”, según un mensaje de Esquerra. Desde el principio, Bassa adoptó un tono crudo y muy controvertido contra las instituciones españolas. La hermana de la exconsejera de Trabajo en el Govern de Carles Puigdemont acabó defendiendo “con gran escepticismo” la abstención a Sánchez para dar una oportunidad al diálogo.

“Yo sé que la mitad del hemiciclo se alegra de nuestro dolor y querría aún más”, afirmó Bassa, al tiempo que un coro de diputados de la derecha respondía que no. A continuación puso a los socialistas contra las cuerdas. “¿Dónde está el PSOE? ¿Se alegra de nuestro dolor?”, se preguntó. Bassa fue más allá al colocar a estos diputados en la categoría de “verdugos” y acusó al partido de ser “cómplice de todo esto y de la gran mentira de la violencia en Cataluña”.

La intervención de la republicana desató fuertes protestas de la bancada del PP, Ciudadanos y Vox, especialmente cuando se definió como hermana “de una presa política catalana”. La diputada no ocultó su pretensión política de “construir una república catalana independiente, desde la cordialidad con España”, una reivindicación que colocó al PSOE en una posición incómoda al ser formulada justo antes de que este partido facilitara la elección de Sánchez. Bassa cerró su discurso con un llamamiento “a la libertad inmediata de Oriol Junqueras [líder de Esquerra encarcelado] y la nulidad de la sentencia” del Supremo.

Pese a la dureza del discurso, en la bancada socialista trataron de encajar sus palabras más como fruto de su situación personal (el Supremo condenó a su hermana por sedición y malversación) que como termómetro de lo que puede ser la legislatura, según las fuentes consultadas. Antes de entrar en el discurso más político, la diputada republicana lamentó con voz entrecortada la ausencia de la exconsejera en la jornada de Reyes. “Nos han robado un trozo de vida”, señaló.

Tras su alegato, Bassa recibió un fuerte abrazo de Rufián, que el pasado sábado mantuvo un tono mucho más templado y conciliador con los socialistas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información