Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputada otra denunciante del ‘caso Acuamed’ de corrupción en obras públicas

Azahara Peralta, responsable de la descontaminación del pantano de Flix, fue despedida supuestamente por negarse a participar en irregularidades

Azahara Peralta (izquierda), junto a Ana Garrido y Luis Gonzalo Segura, denunciantes de corrupción, en 2017.
Azahara Peralta (izquierda), junto a Ana Garrido y Luis Gonzalo Segura, denunciantes de corrupción, en 2017.

El caso Acuamed de presunta corrupción en la contratación de obras hidráulicas por parte de esta empresa pública se enreda aún más tras cuatro años de instrucción en la Audiencia Nacional. El juez Manuel García Castellón ha imputado a una de las denunciantes, Azahara Peralta, ingeniera y exdirectora de obra de Acuamed que fue despedida tras denunciar irregularidades en los trabajos de descontaminación del pantano de Flix (Tarragona). Peralta se convierte así en la segunda de los tres denunciantes de este caso que acaba imputada, después de que en mayo pasado el juez tomara la misma decisión con la también ingeniera Gracia Ballesteros.

El auto del juez, con fecha 28 de noviembre, cita a Peralta el próximo 16 de diciembre por existir “indicios de criminalidad” contra ella después de que la fiscal Anticorrupción solicitara el mes pasado que la citara a declarar en calidad de investigada (la antigua figura del imputado). Según el informe de la fiscal, Inmaculada Violán, al que tuvo acceso EL PAÍS, bajo la dirección de Peralta se facturaron con cargo a la obra de Flix casi 700.000 euros “bajo conceptos que no tendrían nada que ver con el objeto de los mismos”.

Facturas falsas

El juez García Castellón investiga desde hace meses si Acuamed pagó facturas de publicidad y otros conceptos ajenos a la obra con facturas falsas camuflándolas como si se tratara de metros cuadrados de tablestacas, un tipo de estructuras de contención planchas de acero a modo de pantallas que se usaron en Flix para aislar la zona del cauce del río Ebro en la que se extraían los lodos contaminados.

Un informe de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) que obra en la causa corrobora que en los archivos de mediciones de la obra aparece una pestaña llamada Facturas en la fila correspondiente a las tablestacas que incluye conceptos como pagos a Bassat Ogilvy por prestación de servicios de asesoría de comunicación o al Institut Cerdà por un plan de relaciones con el entorno, además de facturas por un festival de jazz y la elaboración de un vídeo.

El juez encargó este informe después de que una de las imputadas en el caso, Gabriela Mañueco, directora de Ingeniería de Acuamed, denunciara a Peralta. Los principales acusados del caso están tratando de incriminar a los denunciantes en hechos aparentemente similares a los que les atribuye a ellos la Fiscalía Anticorrupción y la UCO de la Guardia Civil.

En la denuncia la abogada de Mañueco aseguraba que el coste de las tablestacas siguió aumentando cada mes a partir de noviembre de 2012 sin que hubiera ejecución real de la obra, ya que el muro de contención ya estaba completado totalmente. Allí apuntaba a Azahara Peralta y también a Gracia Ballesteros, como responsable directa de Marc Pujols, que fue encargado de la obra de Flix antes de Peralta. El juez ha citado también como investigado a Pujols.

Gracia Ballesteros y Azahara Peralta son, junto con Francisco Valiente, las tres personas que denunciaron prácticas irregulares en Acuamed y propiciaron la apertura de la investigación judicial. Ballesteros y Peralta fueron despedidas de la empresa pública supuestamente por negarse a participar en las irregularidades. En 2017 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) confirmó que el despido de Ballesteros fue nulo y obligó a readmitirla (posteriormente ganó también en el Tribunal Supremo). Un juzgado de lo Social también obligó a readmitir a Peralta y a abonarle 50.000 euros como indemnización por daños morales en 2017. 

Tanto Peralta como Ballesteros intervienen habitualmente en foros de denunciantes de corrupción. El año pasado los tres denunciantes de Acuamed ganaron el accésit del premio Hay Derecho. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >