Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El perfil del condenado: 37 años, hombre y español

En 2018 fueron penados 286.00 adultos y 13.664 menores, según el INE, que confirma la subida de delitos sexuales

Manifestación en Madrid contra la decisión judicial de mantener en libertad a los miembros de La Manada.
Manifestación en Madrid contra la decisión judicial de mantener en libertad a los miembros de La Manada.

Hombre, español y de 37 años. Este es el perfil de los adultos condenados por sentencia firme en 2018, según los datos del Registro Central de Penados publicados este viernes por Instituto Nacional de Estadística (INE). En 2018 fueron inscritas en este registro 286.637 personas (un 0,5% más que el año anterior), de las que el 79,3% son hombres (227.211) y el 20,7%, mujeres (59.426). Según estas cifras, la tasa de personas condenadas por cada 1.000 habitantes mayores de 18 años fue del 7,5, la misma que en 2017.

La mayor parte de los condenados tenía nacionalidad española (76,3% frente al 77,3% del año anterior), aunque la tasa de condenados extranjeros por cada 1.000 habitantes fue casi tres veces superior (17,7) que la de los de españoles (6,3). Entre los extranjeros, los ciudadanos de la Unión Europea representaron el mayor porcentaje de condenados (32,7% del total).

Esas más de 285.000 personas condenadas lo fueron por 406.327 delitos. Es decir, casi uno de cada cuatro (el 23,1%) cometió más de una infracción. Como en años anteriores, los delitos contra la seguridad vial (89.144), los hurtos (70.102) y las lesiones (67.472) acaparan más de las tres cuartas partes del total de condenas. Sin embargo, los delitos sexuales, aunque no están entre los de mayor incidencia, sí vuelven a situarse entre los que más crecen: 2.431 condenados adultos el año pasado, un 6,6% más que el año anterior. En este tipo de delito, los hombres representan el 96,3% de los condenados, según los datos del Registro Central de Delincuentes Sexuales que el INE difundió también este viernes.

El perfil del condenado: 37 años, hombre y español

Este registro confirma una tendencia de la que ya alertó la Fiscalía General del Estado en su última memoria anual: el crecimiento de los delitos sexuales es general, pero resulta especialmente elevado entre los menores infractores. Según las cifras publicadas por el INE, en 2018 hubo 323 delincuentes sexuales menores (de 14 a 17 años), lo que supone un 20,1% más que el año anterior. Estos condenados cometieron 408 delitos, de los que 95 fueron considerados abuso sexual; 181, abuso y agresión a menores de 16 años; y 69, agresión sexual. Del total de agresiones, ocho fueron consideradas violaciones.

Un desglose de la tasa por sexo y edad de los menores condenados por estos delitos revela que la edad más frecuente fue la de 17 años en los hombres y la de 16 años en las mujeres.

La mayoría de los menores condenados tenía nacionalidad española (81,7%). Sin embargo, como ocurre en el caso de los adultos, la tasa de menores condenados por cada 1.000 habitantes de 14 a 17 años fue casi tres veces superior en los de nacionalidad extranjera (16,2) que en los de nacionalidad española (6,5). En cuanto al número de infracciones cometidas, dos de cada tres menores condenados cometieron un único delito, y uno de cada tres, más de uno.

Como sucede entre los mayores de edad, los delitos de naturaleza sexual cometidos por menores crecen muy por encima de la media, pero no se sitúan entre los de mayor incidencia. Los 13.664 menores condenados cometieron un total de 24.340 delitos, un 5,6% más que en el año anterior. Las lesiones (27,5% del total), robos (19,7%) y hurtos (13,8%) son los más habituales. Los datos del registro demuestran también que el número de infracciones penales aumenta con la edad: las perpetradas por jóvenes de 17 años supusieron casi el doble que las cometidas a los 14 (17,5%).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información