Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Vaticano desautoriza al nuncio que acusó al Gobierno de “resucitar” a Franco

La Santa Sede se desmarca de las palabras de Renzo Fratini y asegura que respeta “la soberanía del Estado español y de su sistema legal”

vaticano
El nuncio Renzo Fratini.

El Vaticano tiene sus ritmos y, dos semanas después (hoy por la mañana), ha replicado a las polémicas declaraciones que realizó su nuncio saliente en España, Renzo Fratini, a propósito de la posible exhumación de Franco del Valle de los Caídos. El embajador pontificio consideró entonces que el Ejecutivo de Pedro Sánchez había cometido un error iniciando el proceso que permitiría el traslado de los restos del dictador. La Santa Sede matiza ahora que esas declaraciones fueron realizadas a título personal y no responden al criterio expuesto hace unos meses a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

El Vaticano ha emitido la respuesta, solicitada por este y otros medios hace dos semanas, a través de su portavoz, Alessandro Gisotti. “Con motivo de la salida definitiva de España de Mons. Renzo Fratini, tras la conclusión de su mandato, subrayamos que sus recientes declaraciones sobre el tema de la exhumación de los restos mortales de Francisco Franco han sido expresadas a título personal. Recordamos además que el ex Nuncio Apostólico en España ya ha desmentido, a través de la prensa, toda intención de emitir un juicio sobre cuestiones políticas internas”.

Además, Gisotti añade en el comunicado remitido a la prensa que la Santa Sede vuelve a reiterar que su posición sobre el tema de la exhumación de Franco es clara y ha sido ya expresada oficialmente en la carta que el secretario de Estado, Cardenal Pietro Parolin, ha enviado el pasado mes de febrero a la vicepresidenta del Gobierno español, Carmen Calvo, y ulteriormente reafirmada por el secretario general de la Conferencia Episcopal Española. Esta posición se basa en el pleno respeto de la soberanía del Estado español y de su sistema legal”.

En vídeo, declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, el pasado 1 de julio.

El nuncio Fratini realizó las polémicas declaraciones días antes de terminar su mandato en una entrevista con Europa Press. “Sinceramente, hay tantos problemas en el mundo y en España. ¿Por qué resucitarlo? Yo digo que han resucitado a Franco. Dejarlo en paz era mejor, la mayoría de la gente, de los políticos, tiene esta idea porque han pasado 40 años de la muerte, ha hecho lo que ha hecho, Dios juzgará. No ayuda a vivir mejor recordar algo que ha provocado una guerra civil”.

El Gobierno presentó una queja formal ante el Vaticano por dichas palabras. "Estas declaraciones no me han extrañado, ya he tenido alguna conversación difícil con el nuncio. Va a tener una respuesta contundente por parte del Estado español", aseguró Calvo al conocerlas. La vicepresidenta no ocultó el malestar del Gobierno y aprovechó para recordar algunas de las medidas contra los intereses de la Iglesia, como la revisión de la fiscalidad, que su Ejecutivo se prepara a tomar. "Va a haber una queja formal al Estado del Vaticano. Va a recibir una queja por una injerencia de esta naturaleza, por las formas en que se ha producido y los contenidos impropios de cualquier legación diplomática que (al Vaticano) le afecta muy directamente porque los restos de Franco están en una basílica".

Renzo Fratini, nombrado representante diplomático de la Santa Sede en España por Benedicto XVI en 2009, ha sido un nuncio especialmente longevo respecto a la media. Pese a ello, su consideración en Roma y en la Iglesia española no ha sido una de las mayores que se recuerdan, en parte debido a su elevada discreción. El Vaticano, que tardó dos meses en aceptar la renuncia, todavía no ha hecho público el nombre de su sustituto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información