Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Han resucitado a Franco”, dice el nuncio del Vaticano en España

Renzo Fratini rompe la neutralidad que había mantenido Roma ante la exhumación de los restos del dictador

El nuncio Renzo Fratini.
El nuncio Renzo Fratini.

El nuncio apostólico en España, Renzo Fratini, se despedirá el próximo 2 de julio del cargo para retirarse a Italia tras cumplir 75 años, después de 10 como representante del Papa en España en los que ha tenido que mediar en problemas que afectan a la Iglesia, algunos de los cuales tendrá que retomar su sucesor, como el de la exhumación de los restos de Francisco Franco, un proyecto del Gobierno de Pedro Sánchez que por el momento no se ha ejecutado y que, para Fratini, ha conseguido lo contrario de lo que pretendía, “resucitar a Franco”.

“Sinceramente, hay tantos problemas en el mundo y en España. ¿Por qué resucitarlo? Yo digo que han resucitado a Franco. Dejarlo en paz era mejor, la mayoría de la gente, de los políticos, tiene esta idea porque han pasado 40 años de la muerte, ha hecho lo que ha hecho, Dios juzgará. No ayuda a vivir mejor recordar algo que ha provocado una guerra civil”, señaló Renzo Fratini en una entrevista concedida a Europa Press.

Renzo Fratini, nombrado como representante diplomático de la Santa Sede en España por Benedicto XVI en 2009, ha sido un nuncio especialmente longevo respecto a la media. Pese a ello, su consideración en Roma y en la Iglesia española no ha sido una de las mayores que se recuerdan, en parte debido a su elevada discreción. El Vaticano, que tardó dos meses en aceptar la renuncia, todavía no ha hecho público el nombre de su sustituto. De momento, se pondría al frente de la nunciatura el primer consejero, Michael Francis Crotty. Teniendo en cuenta que durante el mes de agosto se tomarán pocas decisiones, el nuevo representante de la Santa Sede podría ser nombrado después del verano.

El pasado 12 de junio, Fratini asistió con el resto de nuncios al encuentro convocado por el papa Francisco en Roma. El Pontífice afeó a sus representantes que en ocasiones se dedicasen a los chismes, fueran desleales con él y organizasen conspiraciones en blogs y demás artefactos de la Red.

El nuncio en España explicó que ha “intentado” mediar desde que el presidente Pedro Sánchez anunciara este proyecto, ya que la tumba de Franco se encuentra en la abadía del Valle de los Caídos, donde viven los monjes benedictinos. “La Santa Sede ha tenido una posición neutral, es un problema más de la familia Franco y del Gobierno”, precisó. Para Renzo Fratini, detrás de este proyecto del Gobierno socialista subyacen “motivos sobre todo políticos” e “ideológicos”. “Está detrás una ideología de algunos que quieren de nuevo dividir a España”, ha apostillado. Además, piensa que, si lo que se pretendía era que la figura de Franco dejara de estar “enaltecida”, se ha conseguido todo lo contrario.

“Se ha enaltecido mucho más después de que se anunciara esto porque las visitas han aumentado, el problema ha regresado, mucha gente no sabía dónde estaba el Valle de los Caídos”, apuntó. En todo caso, ha dicho que el Vaticano “no se opone” pero que “hay que respetar el derecho de la familia”. No obstante, si finalmente se trasladan los restos —por el momento, el Tribunal Supremo ha paralizado la exhumación—, el nuncio “no” está “en contra de la eventual decisión del Gobierno” de enterrarlos en el cementerio del Pardo “en el respeto siempre de los derechos y de la voluntad de los familiares”.

“La catedral de La Almudena sería peor, en el sentido de que el motivo era evitar el enaltecimiento, que la gente vaya allí”, matizó. El nuncio pide “olvidar el mal” porque “si no, regresa la pelea, la Guerra Civil”. “A Franco algunos lo llaman dictador, algunos dicen que ha liberado a España de una Guerra Civil, que ha solucionado un problema. No continuemos peleándonos sobre si tenía razón o culpa”, concluyó.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información