Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El acatamiento de los independentistas, la primera bronca de la legislatura

Rivera pide que no sea válida la fórmula que defiende la república catalana y la libertad de los políticos presos, pero la presidenta del Congreso la acepta

El líder de ERC, Oriol Junqueras, en prisión provisional, promete la Constitución en el inicio de la legislatura. En vídeo, momento en el que Junqueras acata la Carta Magna.

La tensa confrontación entre el independentismo, Ciudadanos y Vox ha marcado la liturgia habitual de la conformación del Congreso este martes. Cada vez que un diputado de ERC o Junts per Catalunya prometía la Constitución en catalán, con una fórmula en la que defendía una república catalana y la libertad de los políticos presos, el grupo liderado por Albert Rivera y los miembros del partido de extrema derecha mostraban su disconformidad golpeando sus mesas, el suelo o quejándose. El líder de los liberales se ha puesto hasta dos veces de pie para intentar que Meritxell Batet, recién elegida presidenta de la Cámara baja, intercediera. "No vamos a interrumpir el proceso de acatamiento", le ha respondido la dirigente socialista. Estos incidentes han marcado la constitución de las Cortes y han anticipado lo que previsiblemente será una legislatura tensa y con una enorme división entre los grupos.

Una de las reacciones más furibundas se ha producido cuando Oriol Junqueras, líder de ERC y uno de los políticos presos que ha acudido a la sesión, ha leído su promesa y su grupo se ha puesto en pie aplaudiendo. "Desde el compromiso republicano, como preso político y por imperativo legal, sí prometo", ha dicho el dirigente en catalán.

Los siete diputados de JxCat han utilizado la misma fórmula: "Prometo por imperativo legal con lealtad al mandato democrático del 1 de octubre y al pueblo de Cataluña". Los 15 diputados de ERC han personalizado sus acatamientos, aunque los golpes de sus compañeros impedían escucharlos de forma íntegra. El otro momento, cuando Jordi Turull (JxCat) estaba acatando la Constitución mientras su compañero Jordi Sànchez le grababa con el teléfono móvil, los miembros de Ciudadanos y Vox, una vez más, han intentado pararlo, sin conseguirlo.

Rivera ha prometido "proteger la Constitución" y algunos diputados del PP también han mostrado su rechazo dando golpes al suelo, pero la dirección de los populares no se ha sumado.

Una vez terminado el procedimiento, el líder de Ciudadanos, ya en condición de diputado, ha tomado el turno de palabra y ha pedido a la presidenta del Congreso que no permita los acatamientos en defensa de los líderes independentistas que son diputados y están siendo juzgados por su papel en el procés. "Se ha insultado el decoro", "han pisoteado la dignidad de este país", "España es una democracia, aquí no hay presos políticos, hay una democracia. Le pido que actúe", son algunas de las alegaciones que ha hecho el líder de Ciudadanos apelando a varios artículos del reglamento del Congreso.

"No es la primera vez que se usan fórmulas distintas", ha defendido Batet, que ha recordado que una sentencia del Tribunal Constitucional respaldaba su actuación. "No se ha mermado la esencia del acatamiento, que es el compromiso de respeto a la Constitución. Esta presidencia será ejercida para que en todo momento haya respeto a la Constitución, a la ley y al otro", ha zanjado. La nueva presidenta del Congreso ha permitido al acabar la sesión que los presos vieran unos minutos a sus familiares en la Cámara baja, en lo que prácticamente se considera su primera decisión, informa Carlos E. Cué.

"Ha sido una falta de educación, de ruido y sobreactuación. Se pueden usar fórmulas distintas como ha dicho la presidenta", ha reaccionado el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, a la salida del pleno. El protocolo del inicio de la legislatura cambió en 2016, cuando los diputados de Unidos Podemos decidieron llevar el estilo de "la nueva política" al pleno y prometieron que trabajarían por cambiar la Constitución, en vez de limitarse a prometerla o jurarla. Tres años después, el grupo confederal de Iglesias ha prometido "por la democracia y los derechos sociales". Iglesias ha añadido: "y por España".

Sus compañeros de IU han recurrido a la fórmula: "Por la democracia y la república, prometo”. Juantxo López Uralde, diputado de Equo, ha añadido a la frase pactada "y por el planeta", lo que ha provocado las risas en el hemiciclo. Los diputados gallegos de En Común-Unidas Podemos han recurrido a su lengua para decir: "Para cumprir co mandato da cidadanía galega, da democracia e dos dereitos sociais, prometo".

Los 24 diputados de Vox han sido más someros que en sus anteriores acatamientos en los parlamentos de la Comunidad Valenciana y Andalucía. En esta ocasión se han limitado a jurar por España. En las autonomías lo hicieron por Dios con una mano sobre una Biblia y un pequeño crucifijo. Sus esfuerzos se han concentrado en evitar que los acatamientos de los independentistas se escucharan con sus golpes y quejas.

A primera hora, en la reunión de los socialistas previa al inicio de la legislatura, la portavoz del PSOE Adriana Lastra recordó a los suyos que la fórmula que utiliza el PSOE "mayoritariamente" es "sí prometo". Y los 123 diputados han cumplido.

Una situación similar en el Senado

Los senadores de ERC han prometido por la libertad de los presos, la república catalana y por imperativo legal, mientras que los de Junts per Catalunya han añadido "por el retorno de los exiliados". Raül Romeva (ERC) ha prometido el cargo de senador "hasta la proclamación de la república catalana y siempre comprometido con la libertad, la igualdad y la fraternidad, por el derecho político y por imperativo legal". Durante su promesa ha sido interrumpido por el secretario de la Mesa del Senado Rafael Hernando (PP), que ha llamado a otro senador sin que Romeva hubiese terminado. Manuel Cruz, recién elegido presidente de la Cámara alta, ha llamado la atención a Hernando para que dejara hablar a Romeva.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información