Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La socialista Meritxell Batet, elegida nueva presidenta del Congreso

La votación evidencia el apoyo de Unidas Podemos y el PNV al PSOE y el distanciamiento de los independentistas

Meritxell Batet, este martes, antes de la sesión de constitución del Congreso. En vídeo, el discurso íntegro de Batet.

Meritxell Batet Lamaña, diputada por Barcelona, militante del PSC y ministra de Política Territorial en funciones hasta hoy, ha sido elegida presidenta del Congreso en segunda vuelta por 175 votos a favor. No fue posible en una primera votación al quedarse a un solo escaño de la mayoría absoluta, que está en 176. En esa segunda ronda ha competido con la hasta ahora presidenta de la Cámara baja, Ana Pastor, que ha obtenido 125 apoyos. Esa segunda votación ya solo se requería mayoría simple y Batet sumó los apoyos de su grupo, el socialista, de Unidas Podemos, el PNV, Compromís, Coalición Canaria y el Partido Regionalista Cántabro. Esta votación anuncia el devenir de una legislatura en la que al PSOE le falta un voto para alcanzar la mayoría absoluta. De momento no puede contar con los grupos independentistas ni con el apoyo, por acción o por omisión, del PP y de Ciudadanos.

La sesión constitutiva de las Cortes comenzó a las 10.05 y concluyó sobre las 14.45 horas. La nueva presidenta, la socialista Meritxell Batet, aprovechó para lanzar un primer discurso, breve e institucional, de agradecimiento y para subrayar las necesidades de este nuevo periodo político. Batet aceptó que en política siempre se funciona "a crédito" por el depósito de confianza que se recibe pero sí quiso dejar constancia de que la Mesa de la Cámara baja no podrá ser neutral cuando se ataque la autonomía de la institución y abogó por "la construcción de amplios consensos". De manera casi preventiva, ante los ataques que sabe recibirá desde el minuto uno por parte sobre todo de los partidos del centro derecha, Batet apuntó en tono firme que ninguna formación se puede arrogar la representación de todo el país: "Ninguno de nuestros partidos representa en exclusiva a España, cada uno somos del pueblo pero no somos el pueblo".

Batet ha comunicado, tras el pleno, que la primera Mesa del nuevo Parlamento se reunirá en las próximas horas (podría ser este miércoles) con muchas decisiones por adoptar. Y ha adelantado que antes irá a La Zarzuela para comunicar al rey Felipe VI la constitución de las Cortes. A partir de ahora será el monarca el que calibrará cuando se dan las condiciones para abrir la ronda de contactos políticos para la investidura del próximo presidente del Gobierno. PP, Cs y Vox quieren forzar ese encuentro cuanto antes, sobre todo para tratar la situación de los políticos presos que han resultado electos.

La socialista Meritxell Batet, elegida nueva presidenta del Congreso

El PSOE se ha aliado de partida con Podemos. Para la elección de la presidenta del Congreso funcionó el pacto para la Mesa de la Cámara baja entre los socialistas y Unidas Podemos. En la Mesa, fundamental para el funcionamiento del Congreso, se sentarán tres socialistas y dos representantes de Unidas Podemos. Hay, además, dos sillas para el PP y otras dos para Ciudadanos, que conseguirán con sus propios votos.

Ha habido mucho ruido, imágenes insólitas y momentos complicados de gestionar, pero no ha habido sorpresas en las votaciones en Las Cortes. En la primera votación cada grupo se ha comportado como se esperaba. Los independentistas, Junts per Catalunya y ERC, han emitido votos nulos al dibujar un lazo amarillo en su papeleta, algo que no está permitido. PP y Ciudadanos han votado respectivamente a la veterana Ana Pastor, la hasta hoy presidenta en funciones, y a Sara Giménez, activista en favor de los derechos de los gitanos. Vox ha depositado su voto a favor de Ignacio Gil Lázaro, veterano político y diputado del PP durante 30 años y ahora en las filas del partido ultraderechista.

El lento procedimiento de votación, por llamamiento individual para su voto en urna, ha deparado fotografías y planos inusuales, y singularmente muchas conversaciones de los diputados independentistas presos con parlamentarios de distintos grupos. Los políticos presos y electos tienen libertad de movimiento dentro del hemiciclo hasta que al final de la jornada tengan que volver "sin dilación", según el auto del Tribunal Supremo, a la cárcel de Soto del Real (Madrid) donde están recluidos mientras se celebra el juicio por su implicación en el proceso independentista en Cataluña.

El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha saludado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, al entrar en el hemiciclo con un breve apretón de manos. Este, a su vez, ha estrechado la mano al líder de Vox, Santiago Abascal, que se ha querido sentar justo detrás del jefe del Gobierno en funciones. Mucho madrugaron los 24 diputados de ese grupo para ocupar el espacio tradicional del Grupo Socialista, a la izquierda. Tan solo el diputado socialista catalán José Zaragoza se hizo fuerte en su sitio de la legislatura extinta y se ocupó durante horas de hablar sin parar con Abascal, que estaba a su derecha. A a su izquierda se ubicó Iván Espinosa de los Monteros, el más que previsible portavoz de Vox en la Cámara.

José Zaragoza, del PSC, contó luego que ilustró a los diputados de Vox sobre los distintos servicios de la cámara y algunos procedimientos. Luego se le acercaron incluso dos de los diputados independentistas catalanes presos y entabló con ellos una charla en catalán ante la mirada de Abascal y Espinosa de los Monteros que le pareció muy ilustrativa del funcionamiento de una democracia. Patxi López, diputado histórico del PSOE que conoce a Abascal del Parlamento vasco, le comentó con malestar que quería llamar la atención con esa ubicación desde el primer minuto de la legislatura.

La dificultad del PSOE para sacar adelante votaciones en el Congreso será menor en la Mesa, ya que se ha asegurado la mayoría con Unidas Podemos aunque también puede formarla con el PP y Ciudadanos si llegara el caso. Tras el nombramiento de Batet, el PSOE controlará como estaba previsto ambos estamentos legislativos, ya que Manuel Cruz ha sido nombrado presidente del Senado gracias a la mayoría absoluta que poseen los socialistas en la Cámara alta. 

La confirmación del nombramiento de Batet ha deparado reacciones inmediatas de los partidos del centroderecha contra la nueva presidenta. Uno de los más rápidos en pasar al ataque ha sido el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que ha hecho declaraciones a la entrada del pleno. "Sánchez y sus socios eligen presidenta del Congreso a Batet. Por primera vez preside la Cámara nacional alguien que no defiende la soberanía nacional de todos los españoles. Estaremos vigilantes: no permitiremos que traspasen ni un milímetro la Constitución", ha escrito en una red social.

Al final de la mañana, y cuando ha llegado el momento formal del acatamiento por el procedimiento de jura o promesa de los diputados, es cuando se han vivido las situaciones más tensas. El primero, por orden alfabético, ha sido el líder de Vox, Santiago Abascal, que dicho: "Por España, sí juro". Pero la temperatura ha subido cuando los diputados electos de Junts per Cataluña y ERC han aprovechado sus turnos para reivindicar la situación de sus políticos presos y para reclamar libertad y una república para Cataluña. La presidenta de la Mesa ha dejado margen para distintas fórmulas, amparada por una sentencia al efecto del Tribunal Constitucional, pero esa diversidad de expresiones molestó sobremanera a Vox, cuyos diputados dieron palmas contra las mesas, a los del PP y a Ciudadanos.

El líder de Cs, Albert Rivera, hasta pidió intervenir para denunciar el abuso de esas fórmulas. Batet le dio la palabra solo una vez y le explicó los precedentes. Casado, más tarde, se sumó a esas críticas y tachó las escenas de "vergüenza nacional y espectáculo bochornoso". PP y Cs reclamaron una cita urgente de la Mesa del Congreso para abordar ese asunto, que la presidenta Batet estudiase si alguna de esas expresiones podría rechazarse y para demandar la suspensión inmediata de su condición de diputados de los políticos presos. La Mesa se reunirá mañana.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información