Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

EH Bildu se abre a negociar la investidura y los presupuestos de Sánchez

Arnaldo Otegi aclara que su mano tendida es incompatible con un pacto entre PSOE y Ciudadanos

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, y la dirigente Marian Beitialarrangoitia en San Sebastián.
El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, y la dirigente Marian Beitialarrangoitia en San Sebastián.

Consulte aquí todos los resultados de las elecciones generales.

Durante la campaña ofreció sus escaños, incluso gratis para frenar un Gobierno de la derecha. “Logrado ese objetivo”, el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi se ha mostrado abierto este lunes a negociar la investidura y los presupuestos con el candidato socialista a la presidencia, Pedro Sánchez. Salvo su oposición a un pacto entre PSOE y Ciudadanos, no ha puesto líneas rojas aunque sí ha condicionado un apoyo más decidido al nuevo Ejecutivo a cambios en el modelo económico y social, a una nueva política territorial en España, y a afrontar el tema de los presos.

EH Bildu tuvo premio en las elecciones generales del domingo. La intención de la coalición de hacer política en el Congreso de los Diputados, cuando tradicionalmente era una institución que demonizaban, y de abandonar el independentismo excluyente dejando de marcar líneas rojas, consiguió ampliar su perímetro.

Después de varios comicios perdiendo apoyos, el 28A logró 212.674 votos, (más 46.166 en Navarra) y pasó de dos a cuatro escaños, posiblemente impulsado también por el tono de una campaña en la que el PP, Ciudadanos y Vox radicalizaron el discurso contra el PSOE, pero también contra ellos.

A medianoche del domingo Otegi y todos sus seguidores estaban eufóricos por el resultado, pero sobre todo porque el escaño que por vez primera lograron en Álava se lo robaron por 385 votos —a falta de contar los extranjeros— al responsable nacional de la campaña electoral de Pablo Casado, el exalcalde y vicesecretario general del PP, Javier Maroto.

Este lunes, de manera más sosegada que la noche electoral, los independentistas vascos le pasaron el testigo del futuro al secretario general del PSOE y candidato a repetir como presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

A la espera de que dé los primeros pasos para tantear las opciones que les ofrece cada grupo parlamentario,  Otegi le ha emplazado a reflexionar si, a partir de ahora quiere, de verdad, cambiar de ciclo y “profundizar en términos democráticos sobre la realidad del Estado”.

En ese caso “tendrá la mano tendida de EH Bildu”, ha dicho el líder soberanista en una comparecencia en San Sebastián, junto a la responsable del área institucional, Marian Betialarrangoitia. “Los problemas políticos se resuelven en una mesa con diálogo y acuerdo político”, ha defendido el líder de la coalición que agrupa a Sortu, Eusko Alkartasuna, Alternatiba y Aralar.

EH Bildu sigue siendo una formación independentista, pero como ERC han crecido en votos con un discurso que deja puertas abiertas al entendimiento, sin trazar el referéndum de autodeterminación como una línea roja que, o se incluye como premisa, o todo se bloquea. Según ha asegurado el líder abertzale, catalanes y vascos independentistas “vamos a jugar juntos esta partida”. Si la decisión de Sánchez es la de avanzar en un reparto más justo de la riqueza, la territorialidad y los presos, “contarán con nuestro apoyo”.

En los últimos 24 meses EH Bildu ha ensayado en ese terreno. Además de sumar sus votos al PSOE durante la moción de censura contra el presidente Popular, Mariano Rajoy, han sido decisivos a la hora de sacar adelante proyectos sociales como algunos de los decretos de los Consejos de Ministros de los viernes. “Hemos demostrado que cuando somos determinantes las políticas giran en el terreno social hacia la izquierda, que somos un voto útil para parar a la derecha y que vamos a seguir actuando exactamente igual”, ha dicho. En su opinión la solución para desbloquear la mayor crisis territorial de la historia de la democracia pasa por un replanteamiento “radicalmente democrático” del modelo territorial a través de asumir la plurinacionalidad de España.

Con el mejor resultado en la mano tanto en el Congreso como en el Senado desde 2011, Otegi  quiere formar un grupo único con Esquerra Republicana para “ser decisivos” actuando con “responsabilidad y firmeza”. ERC y EH Bildu exhibirán una fuerza en el congreso de 19 diputados (15 de ERC más 4 de EH Bildu) y de once senadores tras lograr uno, por vez primera, la izquierda abertzale.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información