Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu prorrogará los presupuestos tras fracasar la negociación con Bildu

El Gobierno vasco convoca un consejo extraordinario que aprobará la retirada del proyecto económico

El consejero de Hacienda Pedro Azpiazu y el lehendaklari, Íñigo Urkullu en el Parlamento vasco este miércoles. En vídeo, comparecencia de Urkullu.

El Gobierno vasco y EH Bildu han cerrado sin acuerdo una negociación presupuestaria que tenía fecha de caducidad tras el ultimátum dado por el Ejecutivo a la coalición abertzale para que apoyara las cuentas vascas antes de esta pasada medianoche. Las posiciones se habían acercado mucho en los intensos contactos que ambas partes han mantenido estos últimos días, pero finalmente las negociaciones han fracasado. El gabinete de Iñigo Urkullu celebrará este jueves a primera hora un consejo extraordinario que aprobará la retirada del proyecto presupuestario, lo que le obliga a prorrogar las cuentas de este ejercicio.

Tras fracasar el intento de pactar los presupuestos, el Gobierno vasco ha lamentado que EH Bildu no haya respondido a su "oferta final" y ha asegurado a través de un comunicado que seguirá trabajando para "responder a las necesidades de la sociedad" a través de la prórroga presupuestaria.

El Ejecutivo formado por el PNV y el PSE-EE había dado de plazo hasta esta medianoche para que EH Bildu decidiera si respaldaba o no los presupuestos, cuya cuantía se elevaba a 11.784,1 millones de euros (un 3,6% más). Entre el lunes y el miércoles, el Departamento de Hacienda hizo públicas sendas propuestas económicas que pretendían satisfacer las exigencias planteadas por la formación abertzale. La última intentona llegó a mediodía de ayer, 12 horas antes de que finalizara el plazo para cerrar las negociaciones.

El consejero Pedro Azpiazu entendió que ya había cumplido prácticamente todas las demandas de la coalición independentista. En su última oferta, se comprometía a incrementar las pensiones mínimas, mediante un complemento de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) en un 7% el próximo año, mientras que en 2020 se produciría una nueva subida del 6% y, en 2021, otro incremento fijado en el IPC más el 1%. De esta forma, dadas las previsiones sobre la evolución de la inflación, en 2021 se garantizaría que ningún pensionista vasco que cumpla con los requisitos de acceso a la RGI cobre menos de 858 euros, cifra que EH Bildu viene reclamando para el ejercicio 2019 para dar su aprobación a las cuentas públicas.

Era la quinta oferta desde que comenzaron las negociaciones a finales de octubre pasado. El Ejecutivo, además, estaba dispuesto a elaborar un estudio sobre las unidades familiares beneficiarias de la RGI que reciban esta prestación como complemento de sus pensiones, con el fin de analizar la posibilidad de que, en determinados casos, como el de mujeres en situación de necesidad, pueda cobrarse más de una renta social por unidad convivencial. Por otra parte, el Gobierno también aceptaba "promover la contratación indefinida" y la aplicación de un salario medio "referencial" de 1.200 euros en las empresas beneficiarias de las distintas líneas de ayudas al empleo que ofrece el Ejecutivo.

El consejero Azpiazu considera que el Gobierno autonómico estaba haciendo "el esfuerzo máximo" que podía realizar para tratar de alcanzar un acuerdo presupuestario con EH Bildu. Sin embargo, para la coalición independentista, la última oferta se quedaba corta y era "inasumible".

Azpiazu ha asegurado que hasta la medianoche de este miércoles, cuando acaba el plazo fijado por el Gobierno para cerrar un acuerdo o, en caso contrario, retirar el proyecto de Presupuestos, queda "tiempo" para poder lograr un pacto que permita aprobar las Cuentas en el Parlamento autonómico.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información