Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ‘exconsellers’ que dejaron el Govern antes del 1-O vinculan su salida a la posibilidad de un referéndum no pactado

Jané, Baiget y Ruiz afirman que, mientras estuvieron en el Govern, nunca se planteó la vía unilateral

Jordi Jané, exconseller de Interior de la Generalitat de Cataluña ,este martes en el Tribunal Supremo.

Tres de los exconsellers que abandonaron el Govern de Carles Puigdemont  en juio de 2017 han admitido este martes el vínculo entre su salida y la deriva hacia la independencia unilateral que estaba tomando la Generalitat. A los exconsejeros de Interior Jordi Jané y de Empresa Jordi Baiget, que han declarado como testigos en el juicio del procés, les ha costado admitir ese nexo, pero han acabado haciéndolo. La exconsejera de Presidencia Meritxell Ruiz ha negado una relación "directa" entre su salida y la determinación de Carles Puigdemont y Oriol Junqueras de celebrar una consulta independentista a toda costa, pero ha afirmado que se fue porque apreciaba que la "tensión dialéctica" con el Estado iba en aumento y no se sentía cómoda.

Las salidas de Baiget, Jané y Ruiz se relacionaron en su momento con la decisión de Puigdemont y Junqueras de sacar del Govern a quienes flaquearan en su compromiso con el referéndum unilateral de independencia. En sus comparecencias como testigos durante la instrucción en el Supremo todos confirmaron esta situación, aunque con matices. Entonces Jané fue el menos explícito y este martes ha mantenido esa ambigüedad. Ha tratado de argumentar su marcha en “motivos personales”, basados, sobre todo, en la “intensidad” del cargo, en el que ya llevaba dos años. Solo ante la insistencia del abogado de Vox (partido que propuso su declaración) y de la Fiscalía, el exconseller ha acabado admitiendo que entre el “cúmulo de circunstancias” que desencadenaron su dimisión estuvo también el hecho de que “pudiera no darse un contexto de acuerdo”.

Los tres exconsejeros han negado haber asistido a alguna reunión en la que se apostara por la independencia unilateral, aunque Baiget fue el más claro admitiendo sus recelos hacia los planes del Govern. El exconsejero de Empresa fue destituido después de que, en una entrevista en El Punt Avui, publicada el 3 de julio, afirmara que el referéndum “probablemente” no se podría hacer. “¿Se aprobará una norma legal catalana para que se pueda hacer? Sí, pero en el minuto uno vendrá la suspensión”, vaticinó entonces.

El exconsejero admitió ayer que en aquellos días ya se hablaba de la posibilidad de que las decisiones del Govern tuvieran consecuencias que pudieran afectar al patrimonio personal e incluso acarrearan el ingreso en prisión. “Cuando hay consecuencias que pueden afectar a tu familia hay que ser más conscientes de tu responsabilidad”, afirmó Baiget.

A Meritxell Ruiz no le echaron, sino que presentó su dimisión tras la destitución de Baiget. Según la exconsejera, su salida no estaba relacionada “directamente” con el referéndum, aunque ha dicho que empezaba a sentirse incómoda. “Cuando dos quieren llegar a un acuerdo y este no llega, hay más tensión. Y no me gustaba verme en esa siuación”, afirmó.

El tribunal permite no declarar al vicepresidente Aragonès

JESÚS GARCÍA

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha conseguido su propósito: eludir su declaración, como testigo, ante el Tribunal Supremo. El presidente del tribunal, Manuel Marchena, ha permitido a Aragonès no declarar pese a que -a diferencia de otros testigos- no ostenta la condición de investigado en ninguna de las causas judiciales abiertas a cuenta del 'procés'.

Aragonès había remitido un escrito al tribunal en el que solicitaba no declarar porque su situación procesal era "compleja": aunque sobre él no pesa una investigación "formal", sí sufre otra de carácter "material", que hace que su situación sea de cierta complejidad. Marchena lo ha admitido: "Puede dibujarse un escenario en el que usted no tenga interés en declarar", ha dicho a Aragonès antes de admitir que no declare.

El actual vicepresidente aparece citado en uno de los informes de la Guardia Civil aportados a la instrucción del Tribunal Supremo por su papel como impulsor del referéndum del 1-O. En la anterior legislatura, Aragonès fue secretario de Economía en el departamento dirigido por Oriol Junqueras, uno de los 12 líderes independentistas procesados. Por otro lado, el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona pidió al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) abrir investigación contra Aragonès por desobediencia. El TSJC lo rechazó al no apreciar indicios de delito.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información