Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borràs, la exconsejera en libertad, se desvincula del núcleo duro del 1-O

La extitular de Gobernación se lanza a una declaración exculpatoria

La exconsejera de Gobernación Meritxell Borràs en el juicio del 'procés'. En vídeo, las respuestas de Borràs.

La exconsejera Meritxell Borràs, que afronta el juicio del procés en libertad, se ha desmarcado este miércoles del núcleo de decisiones sobre el referéndum del 1-O. Borràs, que fue titular del Departamento de Gobernación, ha afirmado que su departamento no tuvo un papel relevante y, en la última pregunta de su abogada, ha explicitado su intento por desvincularse de las acusaciones. "¿Qué más hizo por el referéndum?" "Fui a votar", ha contestado.

Borràs, que está acusada de los delitos de malversación y desobediencia grave, afronta una petición de siete años de cárcel. La misma pena que afrontan los otros dos exconsejeros que pueden acceder cada día a la sala de vistas por su propio pie: Carles Mundó (Justicia) y Santi Vila (Cultura). "Soy Meritxell Borràs y estoy encausada", dice la exconsejera cada vez que muestra su carnet de identidad, pasadas las 9 de la mañana, a los policías que protegen la entrada al Tribunal Supremo.

La de Borràs fue una declaración netamente exculpatoria, que buscó minimizar su papel en el impulso del procés. De muchos aspectos logísticos del referéndum se confesó una verdadera ignorante. Pese a que negó, con sus compañeros, que se haya gastado dinero público en el referéndum, la exconsejera se encargó de subrayar que ella en ningún caso realizó ninguno de los encargos que atribuye la Fiscalía; por ejemplo, los anuncios sobre la consulta en TV-3. "Lo he leído en la causa, pero yo no..."

En su estrategia de echar balones fuera, Borràs dijo que no supo ni siquiera si se habían solicitado locales a los alcaldes catalanes para celebrar el referéndum. Y marcó distancias respecto a, por ejemplo, Oriol Junqueras sobre el marcaje financiero del Ministerio de Hacienda. "Yo seguí remitiendo los informes semanalmente hasta el final".

"Mi departamento no hizo ninguna acción concreta para el referéndum", ha insistido Borràs, que a una batería de preguntas cortas de su abogada, Judit Gené, ha sido aún más clara: ha respondido con un "no" claro a acciones vinculadas a la organización del 1-O.

Hubo puntos de concordancia con las declaraciones de sus antiguos compañeros de gabinete. Por ejemplo, el supuesto dilema entre cumplir con la ley y cumplir con los ciudadanos. "Me encontraba en una disyuntiva. "Por un lado, había el mandato de una mayoría absoluta del Parlament para hacer un referéndum. Por otro lado, el Tribunal Constitucional, al que no le quiero quitar valor, pero que se ha politizado mucho en los últimos años". También en cuanto a la declaración unilateral de independencia, que fue "una expresión política" que "no tenía consecuencias jurídicas".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información