El Gobierno da un giro a Marca España y coloca a Irene Lozano al frente

La exdiputada del PSOE y de UPyD relevará al empresario Carlos Espinosa de los Monteros

Irene Lozano, en una imagen de archivo.
Irene Lozano, en una imagen de archivo.KIKE PARA (EL PAÍS)

La Marca España, el proyecto estrella creado en 2012 por el Gobierno del PP para mejorar la imagen exterior del país, cambia de piel. El Ejecutivo de Pedro Sánchez renovará esta figura, que pasará a denominarse España Global y tendrá al frente a otro responsable. Irene Lozano, exdiputada socialista (e inicialmente de UPyD) relevará este jueves al empresario Carlos Espinosa de los Monteros al frente de esta cartera, según confirman fuentes socialistas y gubernamentales.

Más información

Esta iniciativa, concebida como un alto comisionado dependiente de Presidencia del Gobierno, aunque encuadrado en el Ministerio de Exteriores, pretendía fomentar la promoción internacional de España en un momento de crisis económica y de conflictos institucionales en el país. Su labor, ideada por el entonces ministro de Exteriores José Manuel García-Margallo, generó en ocasiones controversia y sus señas más visibles fueron actos con empresas y reivindicativos de una identidad española algo anclada en el pasado. Pese a esas credenciales, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha decidido mantenerla, pero con dos grandes modificaciones: presupuesto propio (hasta ahora funcionaba con partidas de otros capítulos), lo que eleva su perfil, y nuevo liderazgo, ya que el actual se consideraba más cercano al Partido Popular. Esa intención de dar un cambio de aires a Marca España ha sido avanzada por el Gobierno en una respuesta parlamentaria divulgada el pasado fin de semana por Europa Press.

Según ese escrito, el actual equipo socialista considera esta iniciativa “de gran eficacia” y “muy positiva” para la imagen de España en el exterior, aunque en su momento el partido expresó dudas respecto a este órgano. Ahora espera que haga frente a “nuevos desafíos”. Con Irene Lozano, el Ejecutivo pretende dar una dimensión más plural a ese proyecto de afianzar la imagen exterior de España, con una partida presupuestaria específica. Está por ver cómo queda esa asignación en un momento en que los Presupuestos para el año próximo están en el aire.

Figura incómoda en el PSOE

La figura de Lozano resulta, pese a todo, incómoda para el PSOE. Su fichaje en octubre de 2015, cuando Sánchez, su gran valedor, le reservó ir como número cuatro por Madrid a las elecciones generales de diciembre, generó malestar en el partido. Con especial énfasis en la federación madrileña. La exdirigente de UPyD fue recibida con recelo por su beligerancia con los socialistas en los casos de corrupción que les afectaban. El PSOE obtuvo el 20 de diciembre de ese año seis diputados por Madrid, su peor resultado. La marejada interna llevó a la periodista a renunciar en abril de 2016 a concurrir de nuevo a las generales del 26 de junio.

El concepto de Marca España recibió críticas en pleno desafío independentista en Cataluña. El departamento asumió la tarea de promoción del español en el mundo, algo considerado por la oposición como poco conciliador con el mundo latinoamericano. Los independentistas pidieron directamente el cierre de la oficina. Paradójicamente, será el Gobierno socialista el que atienda la petición de Espinosa de los Monteros —dotar a este proyecto de recursos—, aunque no será él quien lo pilote.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción