Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu apoya excarcelar a los políticos catalanes para favorecer la distensión

Cree que escuchar las voces de Junqueras y del resto de políticos "ayudaría a entender el momento" y a mejorar la cohesión social

El lehendakari es recibido en el Palacio de Miramar de San Sebastián por el resto de su gabinete.
El lehendakari es recibido en el Palacio de Miramar de San Sebastián por el resto de su gabinete.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, cree que excarcelar a los políticos catalanes en prisión preventiva ayudaría a la consolidación de un nuevo escenario en Cataluña. Urkullu, consciente de lo polémico de su demanda, ha pedido este martes en San Sebastián tanto al juez que instruye el caso como al propio Gobierno de Pedro Sánchez, una reflexión sobre los efectos de su posible puesta en libertad a la hora de crear un nuevo clima político que pudiera desbloquear, o al menos mejorar, la convivencia y la cohesión social en Cataluña. Urkullu se reunió a mediados de agosto con el líder de ERC, Oriol Junqueras encarcelado en la prisión de Lledoners.

El lehendakari ha aprovechado las preguntas en torno a esa cita, para explicar que hay actores que se están moviendo para favorecer ese nuevo escenario en el que son necesarios gestos de distensión por parte de todos, y que sería positivo escuchar directamente su voz. "Ante la proximidad del proceso judicial y puesto que hay herramientas para evitar el eventual riesgo de fuga de los presos, quizás seria bueno replantearse que personas en prisión preventiva pudieran tener capacidad de discurso claro ante la sociedad catalana y el conjunto del Estado", ha dicho. Partidario de su excarcelación, ha dejado caer que quizás el discurso de esas personas podría ayudar a interpretar mejor el momento y "el objetivo final" del proces.

Preguntado por la actuación de los Mossos d´Esquadra con quienes retiran los lazos amarillos ha vuelto a reivindicar distensión: "Creo que en Cataluña y en el conjunto del Estado estamos necesitados de rebajar la tensión, de facilitar decisiones que rebajen esa tensión. Creo que no hemos llegado a ese estadio todavía y que es necesario que todos hagamos lo posible por rebajar la tensión con un objetivo final, que es el bien común, la cohesión social y la convivencia".

Durante su intervención tras el primer Consejo de Gobierno de inicio del curso político, celebrado en el Palacio Miramar de San Sebastián Urkullu, ha asegurado que no entiende que el Gobierno de Pedro Sánchez apoye, con sus actuaciones, al magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena ante la querella presentada por el expresident Carles Puigdemont, y ha apelado a la separación de poderes.

Iñigo Urkullu ha señalado que esta cuestión no se ha tratado en la reunión de su Ejecutivo, pero ha recordado que la demanda es "una actuación en base a unas declaraciones privadas del juez Llarena, más en un tono político", y por lo tanto, "se está en el ejercicio de la politización de la Justicia, la judicialización de la política en ese enredo permanente".  A renglón seguido ha dicho que él, "personalmente, no entendería, desde la reivindicación permanente de la independencia de la Justicia y el respeto a las soberanías jurisdiccionales del Estado belga y del propio Estado español, una actuación de apoyo del Gobierno español en ningún caso". "Pero es mi opinión particular", ha apuntado.

Al presidente del Gobierno le ha pedido la elaboración de un calendario en el que quede clara la hoja de ruta para completar el Estatuto de Gernika. En teoría este mismo mes de septiembre se reunirá la Comisión Mixta de Transferencias para traspasar varias materias relacionadas con infraestructuras ferroviarias. 

Estatuto con recorrido institucional

Para el lehendakari, la alianza entre sui partido, el PNV, y EH Bildu en torno a las bases del nuevo estatuto de autonomía es insuficiente. Este martes ha explicado que se trata del principio de una negociación y que desde luego aspira a un acuerdo transversal que incorpore a otras formaciones, aunque no citó ni al PSE ni a Elkarrekin Podemos. El lehendakari quiere una redacción final con garantías de legalidad y sabe que tal y como está ahora no pasaría el filtro del Congreso de los Diputados.

"Se trata de un texto inicial", ha dicho, que hay que "ensanchar" como una manera de garantizar su "recorrido institucional". PNV y EH Bildu acordaron a principios de mayo incluir entre las bases del futuro Estatuto la nacionalidad vasca, la diferenciación entre ciudadanos y nacionalizados, además de otros asuntos que rechazan los no nacionalistas. "En todo caso, lo que pueda ser un acuerdo inicial en un momento inicial de la ponencia de autogobierno, no lo tomo como el punto final", ha explicado.

Preguntado por si cree que el acuerdo entre el PNV y EH Bildu le hace ganar credibilidad a la izquierda abertzale de cara a lograr otro tipo de acuerdos, presupuestarios o de legislatura, Urkullu ha apuntado que EH Bildu "está en un ejercicio todavía de toma de tierra de aterrizaje en lo que son principios de realismo, pero necesitan todavía seguir en ese camino".

Más información