Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU avisa de un intento de la Generalitat de llevar el ‘procés’ a Nueva York

El 'conseller' Maragall y cinco acompañantes se acreditan por su cuenta para una sesión especial en la que el ministro Borrell expondrá los planes de la agenda 2030

En primera fila, el presidente catalán Quim Torra (centro) y cuatro consejeros en el pleno del Parlament.rn
En primera fila, el presidente catalán Quim Torra (centro) y cuatro consejeros en el pleno del Parlament.

El intento de internacionalizar el conflicto catalán no ceja. El foco está puesto ahora sobre una próxima e importante sesión sobre desarrollo sostenible que se celebrará en la sede de Naciones Unidas en Nueva York a partir de este próximo 16 de julio. El Gobierno anterior presidido por Mariano Rajoy había solicitado una comparecencia para explicar sus políticas y compromisos en la denominada Agenda 2030 sobre pobreza, cambio climático, iniciativas energéticas o de género, y desde la ONU se le dio con tiempo esa cita. Desde Naciones Unidas han advertido ahora al nuevo ejecutivo español de que desde la Generalitat de Cataluña han reclamado por su cuenta la acreditación de una numerosa delegación de seis personas, que encabezará el conseller Ernest Maragall, que es el nuevo Consejero de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, y que ya ha avisado de que una de sus principales prioridades será la de proyectar aún más la crisis institucional catalana.

El cambio de color político en España ha variado algo la situación prevista inicialmente y el representante “de la delegación de todos los españoles” será ahora el nuevo ministro de Exteriores, el socialista Josep Borrell, que ha confirmado su presencia. Será el discurso más relevante.

En la ONU saltaron las alarmas especialmente cuando constataron cuál fue el comportamiento del presidente catalán, Quim Torra, durante un reciente festival folk en Washington que aprovechó para usar de plataforma y enfrentamiento con discursos separatistas y contra España y que provocaron la reacción en público del embajador de España en el acto, el exministro del PP, Pedro Morenés. Y preguntaron en Madrid el parecer el nuevo ministro.

Desde la propia representación de España en la ONU ya se había comunicado al Ministerio en Madrid que era extraño el tamaño pretendido de la delegación catalana, con al menos seis componentes, cuando lo normal es que acudan uno o dos miembros de las administraciones locales y autonómicas que están también invitadas al evento. Desde el Ayuntamiento de Madrid acudirá la alcaldesa, Manuela Carmena, y desde el de Barcelona, la regidora Ada Colau.

Al final la delegación española que estará presente a partir del 16 de julio en todos los actos montados con motivo de la presentación del Plan de Acción para la Implementación de la Agenda 2030 será la más numerosa de todas: más de 60 personas. Junto a Cataluña también estarán en la sesión representantes del País Vasco, la Comunidad valenciana y Extremadura.

El minitro, Josep Borrell, ha dado al final la autorización para que Naciones Unidas acredite a todos los dirigentes de las distintas administraciones españolas pero tanto en el Gobierno español como en la ONU estarán pendientes de cualquier comportamiento inadecuado para responder inmediatamente.

Más información