Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primera moción de censura que consigue su propósito

Sánchez logra lo que no hicieron en los tres intentos anteriores Felipe González, Antonio Hernández Mancha y Pablo Iglesias

Alfonso Guerra defiende la moción de censura presentada por el PSOE contra Adolfo Suárez en 1980.
Alfonso Guerra defiende la moción de censura presentada por el PSOE contra Adolfo Suárez en 1980.

La moción de censura que ha desbancado a Mariano Rajoy de la Presidencia es la primera que ha prosperado desde la vuelta de la democracia en 1977. Hasta este jueves se habían tramitado y votado tres mociones de censura en el Congreso de los Diputados, pero ninguna había conseguido el voto favorable de la mayoría de los diputados.

El primero en sufrir una moción de censura fue Adolfo Suárez hace 38 años, entre el 28 y el 30 de mayo de 1980. La presentó al PSOE con Felipe González de candidato y fue defendida por Alfonso Guerra. A los socialistas les faltaron 24 votos para sacar adelante su propuesta. La moción fue rechazada con los 166 votos de UCD, frente a los 152 a favor (socialistas, comunistas, andalucistas y tres diputados del grupo mixto). Se abstuvieron 21 diputados y hubo 11 ausencias. Suárez salvó la moción, pero dimitió 10 meses después.

Felipe González, el candidato de la primera moción, se enfrentó en 1987 a la segunda. La presentó el 23 de marzo de ese año Alianza Popular con su presidente, Antonio Hernández Mancha, como candidato. Pero desde el principio tenía nulas opciones de prosperar porque el PSOE gobernaba con mayoría absoluta. Los populares justificaron su decisión en seis razones: el “deficiente” funcionamiento de los servicios públicos, la “ineficaz” gestión económica, la "ineficacia de la Administración", la "errática política exterior de Defensa", la actitud "intervencionista" del Estado y la ausencia de cauces de diálogo entre la sociedad y las instituciones.

Ningún presidente español se enfrentó a una moción de censura en los siguientes 30 años. La última hasta ahora es la que presentó el año pasado Unidos Podemos contra Mariano Rajoy, en la que Pablo Iglesias se presentó como candidato y defendió su programa de Gobierno. La propuesta fue rechazada con 170 votos en contra (PP, Ciudadanos, UPN, Foro Asturias y Coalición Canaria), 82 votos a favor (Unidos Podemos, ERC, Compromìs y EH-Bildu) y 97 abstenciones (PSOE, PNV, PDeCAT, PNV y Nueva Canarias).