Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE plantea un aumento del gasto en 8.000 millones con subida de impuestos a rentas altas y empresas

El partido presenta unos Presupuestos generales alternativos elevando el tipo de IRPF a quienes ganan más de 150.000 euros y el tipo mínimo de sociedades efectivo al 15%

Pedro Sánchez junto a la vicesecretaria general, Adriana Lastra, en la reunión de la permanente del PSOE.

El PSOE subiría en 8.000 millones de euros el gasto público a partir de un aumento de impuestos cuya recaudación ascendería a 6.000 millones, entre elevar el IRPF a las rentas altas y las rentas del capital y la tributación de las empresas. Así consta en el proyecto de Presupuestos Generales alternativos del partido que ha presentado este miércoles el secretario general, Pedro Sánchez, en comparecencia de prensa en Ferraz. Se trata de unos Presupuestos “moderadamente expansivos”, en palabras de Sánchez, en lo que ha calificado de “un nuevo contrato social”.

El PSOE respeta los objetivos de déficit público acordados por el Gobierno con la Comisión europea y la regla de gasto prevista por el Ejecutivo, y en ese marco plantea su alternativa en la que destaca el aumento de gasto público con impuestos y ahorro. La propuesta socialista establece un nuevo tipo del IRPF para rentas a partir de 150.000 euros y equipara la tributación de las rentas del trabajo y del capital, con lo que recaudaría según sus cálculos 1.900 millones de euros. El impuesto de sociedades tendría un tipo efectivo mínimo del 15%, ha explicado Sánchez, de forma que podrían lograrse otros 400 millones de euros más. Aunque el tipo general de sociedades es ahora del 25%, las bonificaciones y deducciones de las que se benefician las empresas permiten que tributen de forma efectiva por debajo del 15%.

El cálculo de ingresos del PSOE se completa con 2.500 millones de euros más en ahorro, eficiencia y calidad del gasto público, aunque la formación no detalla cómo se sustanciaría.

El partido prevé gastar esos 8.000 nuevos millones de ingresos en dos grandes ejes: modernizar el tejido productivo español y en gasto social. “Este país crece haciendo las cosas mejor, no haciéndolas más baratas”, ha dicho Sánchez. Para remediarlo, los socialistas quieren llevar la inversión en I+D+i hasta el 2,5% del PIB desde el 1,1% actual. Una de las partidas principales sería un plan de choque para la “incorporación y recuperación” de 10.000 científicos jóvenes en cuatro años. “Así estaríamos más cerca de los países que queremos emular, como Alemania”, ha añadido el secretario general.

Junto a la inversión en investigación y desarrollo, los socialistas proponen una nueva política industrial centrada en cinco “misiones” llevadas a cabo en “partenariados con la iniciativa privada”, según el documento del PSOE: impulsar en “calidad saludable y sostenible” el sector agroalimentario, la construcción sostenible de viviendas plurifamiliares, liderar la ropa inteligente, movilidad sostenible “garantizando trayectos máximos de 45 minutos para la movilidad obligada” y el turismo sostenible.

El segundo gasto productivo estrella del PSOE para modernizar la economía sería en el Ministerio de Educación, que vería aumentar su presupuesto en un 35%, según Sánchez. Los tres destinos principales previstos son un aumento de la cuantía de las becas para 300.000 alumnos, la creación de 106.000 plazas gratuitas de educación infantil (0 a 3 años) y la gratuidad de la matrícula universitaria para el 30% de estudiantes, que serían, según el PSOE, los 350.000 alumnos de rentas más bajas. Las políticas activas de empleo son la tercera pata del gasto productivo en las cuentas socialistas.

La mayor partida de los presupuestos alternativos sería para gasto social redistributivo: 2.400 millones destinados al ingreso mínimo vital para las 700.000 familias españolas sin apenas entrada anual de dinero. El objetivo socialista con esta medida es sobre todo reducir el riesgo de pobreza infantil que merece un “plan de choque”, según el secretario de Economía de la ejecutiva federal, Manuel Escudero. Las familias en pobreza más severa, con ingresos inferiores a 7.100 euros anuales, recibirían una prestación anual de 1.800, cifra que bajaría hasta 600 euros anuales para los hogares de pobreza moderada. La otra gran partida de gasto social sería para los subsidios de desempleo de larga duración y mayores de 52 años.

El secretario general del PSOE ha rechazado que, si el Gobierno no saca adelante sus Presupuestos, el partido vaya a respaldar medidas concretas de mejora como la subida de las pensiones mínimas. “En democracia el fondo y la forma son importantes. Si Mariano Rajoy no saca los Presupuestos, tendrá que someterse a una cuestión de confianza”, ha concluido Sánchez.

Más información