Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno ya tiene listo el material con el que se estudiará terrorismo en la ESO

Los ministerios del Interior y Educación editan una unidad didáctica que ayuda a comprender este fenómeno en la historia reciente de España

Multitudinaria manifestación en Barcelona tras el atentado de ETA contra Hipercor en 1987.
Multitudinaria manifestación en Barcelona tras el atentado de ETA contra Hipercor en 1987.

El terrorismo ha marcado la historia reciente de España y dejado un reguero de esquelas durante las últimas décadas. Los ministerios del Interior y de Educación, con asociaciones de víctimas, han elaborado la unidad didáctica El terrorismo en España, que analiza este fenómeno y sus efectos desde los años sesenta. El material se empleará inicialmente en colegios de Madrid, La Rioja y Castilla y León para inculcar a alumnos de 4º de la ESO valores como la solidaridad con las víctimas, la injusticia de la violencia o la educación en la paz.

El material educativo, recién editado, repasa las principales organizaciones terroristas y atentados perpetrados desde los años sesenta del siglo pasado hasta la actualidad, la reacción de la sociedad ante esta barbarie y el papel que han desempeñado las víctimas. Es un cuadernillo de 36 páginas que manejará al alumnado como marco teórico y se complementará con el testimonio directo que damnificados por acciones terroristas ofrecerán en las aulas.

Esto ya se está llevando a cabo como programa piloto en 52 centros educativos de Madrid. La nueva unidad didáctica se incorpora ahora al currículum educativo que tienen previsto aplicar desde mayo 30 colegios de La Rioja, otros de Salamanca y Valladolid y más tarde en la Región de Murcia, explica Sonia Ramos, directora general del servicio de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo del Gobierno. El objetivo es que se implante en toda España durante el próximo curso.

Los estudiantes de 15 años que atenderán esta materia no habían nacido cuando ETA causó 21 muertes en la explosión de Hipercor en 1987 o eran unos bebés cuando en 2004 una célula yihadista provocó 192 muertes en los atentados del 11-M en Madrid.

La guía El terrorismo en España, a la que ha tenido acceso este diario, es el instrumento que los profesores manejarán en la asignatura de Geografía e Historia para analizar el fenómeno terrorista a lo largo de cuatro sesiones. En la primera, los estudiantes reciben una visión global de la violencia terrorista y sus efectos en la sociedad española. En la segunda clase, el desarrollo cronológico del terrorismo se detiene en la etapa franquista: “La primera víctima mortal fue la niña [de 22 meses] Begoña Urroz en 1960”, tras ser alcanzada por una bomba colocada en San Sebastián por el Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación (DRIL).

De la pequeña Begoña Urroz al final de ETA

La unidad didáctica El terrorismo en España incluye la realización de una actividad práctica al final de cada una de las cuatro sesiones de que consta. A los estudiantes se les propone un “trabajo de investigación” para tratar el fenómeno terrorista en su conjunto, para lo cual deben recopilar información sobre “un secuestro terrorista”.

En la siguiente fase, comentarán en clase un reportaje que EL PAÍS publicó en 2010 con el testimonio de la madre de Begoña Urroz, que mantuvo en secreto durante 50 años la muerte de su bebé de 22 meses en un atentado terrorista. También incluye una entrevista con el camionero que intentó impedir el asesinato del guardia civil José Pardines, la primera víctima de ETA en 1968.

La guía contiene un texto de Conchita Martín, viuda del teniente coronel Pedro Antonio Blanco, asesinado por ETA, que servirá como ejercicio práctico para analizar “qué significa estar amenazado”.

Y en la cuarta sesión se ofrece una entrevista a Juan Carlos Cabrero, padre de un joven muerto el 11-M, y un vídeo de María Luisa Pérez, víctima de aquel atentado. Los alumnos de 15 años deben comentar las reflexiones de ambos y realizar el siguiente ejercicio mental: “Intenta ponerte en la piel de un familiar directo de una víctima del terrorismo”.

La tercera sesión se adentra en el periodo de la Transición, entre 1975 y 1982, cuando ETA incrementó su actividad criminal y surgieron grupos como el Grapo y activistas de extrema derecha. El repaso histórico se cierra con el periodo democrático posterior a 1982, y se detiene en las acciones más crueles de ETA (Hipercor, el secuestro de Ortega Lara, el asesinato de Miguel Ángel Blanco…) y la masacre del 11-M, el atentado más sangriento de la historia reciente de España. Esta cuarta sesión también dedica un apartado a la aparición de movimientos pacifistas y de las asociaciones de víctimas.

La unidad didáctica, asesorada por la Fundación Víctimas del Terrorismo y el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, está preparada para que la juventud española “conozca lo ocurrido en nuestro país a causa del terrorismo y sus efectos en las víctimas”, explica Ramos. El programa educativo, que ha obtenido “un alto grado de satisfacción” en colegios de Madrid, tiene una finalidad preventiva y otra humanitaria: “Pretende evitar que estos hechos se repitan y también lograr una empatía entre víctimas y estudiantes”, añade la representante del Ministerio del Interior.

Empezó el País Vasco

El País Vasco fue la primera comunidad autónoma que dio voz a las víctimas en la escuela. En 2011, el Gobierno de Patxi López puso en marcha el programa Víctimas educadoras, anticipo del actual Adi-adian. Este pasado curso, más de 3.000 estudiantes de entre 16 y 17 años conocieron en primera persona las vivencias de damnificados de ETA, los GAL y el BVE (Batallón Vasco Español). Es una iniciativa que pretende introducir en el sistema educativo valores como la solidaridad con las víctimas, la injusticia de la violencia o la educación en la paz.

Con la misma filosofía se ha desarrollado entre noviembre y marzo en medio centenar de colegios de Madrid con alumnos de 15 años, a los que se han dirigido 15 víctimas del terrorismo, entre ellas Alicia Muñoz, hija de un miembro del TEDAX asesinado por ETA en 1991, o la propia Conchita Martín. Ramos señala que en La Rioja ya se han impartido cursos formativos a las 15 víctimas que asistirán próximamente a las aulas en esta región.

A esta primera unidad didáctica le seguirán otros seis cuadernillos sobre esta misma materia, aunque centrados en el yihadismo, el terrorismo internacional o las amenazas para la paz y la seguridad mundial, entre otros. Ramos asegura que será material que se empleará en cursos entre 2º de la ESO y 2º de Bachillerato. Estos contenidos se impartirán como módulos en asignaturas como Valores Éticos, Psicología e Historia del Mundo Contemporáneo.

Más información