Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez reactiva la orden de detención internacional contra Puigdemont, Rovira y otros cuatro huidos

Las órdenes de arresto en España contra todos ellos y Anna Gabriel siguen vigentes

FOTO: La secretaria general de ERC, Marta Rovira, este jueves en el Parlament. / VÍDEO: ¿Dónde están los líderes huidos?

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha cursado orden europea e internacional de detención para Carles Puigdemont, Antoni Comín, Clara Ponsatí, Meritxell Serret, Lluís Puig y Marta Rovira. Las órdenes se han tramitado via Interpol y Sirene y es este órgano administrativo el que las cursará a todos los países.

El expresident Carles Puigdemont huyó a Bélgica el pasado octubre, después de que se aplicara el artículo 155 y fuera destituido de su cargo. La Guardia Civil considera al expresidente fugado a Bélgica “máximo responsable”, junto al exvicepresidente Oriol Junqueras, de “activar la vía unilateral” que desembocó en la declaración de independencia del 27 de octubre. El 3 de noviembre, la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela dictó una orden de detención internacional contra él por permanecer en Bruselas y desoír la citación judicial para declarar como imputado por rebelión, sedición y malversación de fondos tras la querella de la Fiscalía del Estado. Más tarde, el Tribunal Supremo retiró la euroorden que pesaba sobre él y el resto de los exconsellers huidos

En Bélgica también está fugada la exconsejera de Agricultura, Pesca y Ganadería Meritxell Serret, quien renunció a su escaño el pasado 29 de enero para ayudar a conseguir una mayoría independentista en el Parlamento catalán

Toni Comín, exconsejero de Salud de la Generalitat, es otro de los líderes independentistas fugados en Bruselas. Lamela dictó una orden de detención internacional contra él por permanecer en la capital belga y desoír la citación judicial para declarar como imputada por rebelión, sedición y malversación de fondos tras la querella de la Fiscalía del Estado. 

Lluís Puig, exconsejero de Cultura, huido en Bélgica, renunció el pasado 29 de enero a su escaño para ayudar a conseguir una mayoría independentista en el Parlamento catalán. La juez Lamela también había dictado una orden de detención internacional contra él por desoír la citación judicial para declarar como imputada por rebelión, sedición y malversación de fondos tras la querella de la Fiscalía del Estado.

La exconsejera de Educación Clara Ponsatí dejó España y huyó a Bélgica el pasado noviembre. A principios de marzo la exconsellera, que en febrero renunció a su escaño, se trasladó a Reino Unido para incorporarse como profesora en la Universidad de Saint Andrews, en Escocia. La juez Lamela había dictado contra ella una orden de detención internacional por permanecer en Bruselas y no acudir a declara como imputada por rebelión, sedición y malversación de fondos tras la querella de la Fiscalía del Estado. 

Además, siguen vigentes las órdenes de detención nacional cursadas en su momento contra ellos. En el caso de Anna Gabriel no se cursa orden internacional ni europea de detención porque, a diferencia de los otros encausados procesados por rebelión y malversación, pesa sobre ella un delito de desobediencia.

Sin embargo, sigue vigente contra Gabriel, huida a Suiza desde febrero, una orden nacional de detención por no haber comparecido cuando fue citada por el juez.

 El Gobierno federal de Suiza ha anunció que no extraditará a España a la exdiputada al sostener que esa medida no está contemplada en las leyes internacionales y en las del propio país helvético cuando se trata de delitos políticos. La extradición solo se contempla en el ordenamiento suizo cuando se han cometido acciones que llevan implícita la violencia como el genocidio, los crímenes contra la humanidad, de guerra y otros particularmente reprobables como la toma de rehenes.

Más información