_
_
_
_
_

Los exconsejeros Puig, Ponsatí y Serret registran su renuncia al escaño

Junts per Catalunya y ERC se aseguran la mayoría independentista de 68 diputados con la duda de qué harán Puigdemont y Comín

Lluis Puig y Clara Ponsatí, a la derecha, junto a Carles Puigdemot, Roger Torrent, Toni Comín y, en primer plano, Meritxell Serret.Foto: atlas | Vídeo: Geert Vanden Wijngaert
Àngels Piñol

Los exconsejeros de la Generalitat Lluis Puig Gordi y Clara Ponsatí, diputados electos de Junts pel Catalunya, han presentado ya este lunes en el registro del Parlament su renuncia al acta de diputados para que corra la lista y ser sustituidos así respectivamente por Ferran Roquer y la abogada Sawla El Garbhi. Meritxell Serret, exconsejera de Agricultura de ERC, también ha presentado la renuncia a su escaño. El siguiente en la lista que podrá aceptar el escaño es el leridano David Rodríguez. Con esa decisión, Junts per Catalunya y ERC amarran la mayoría independentista absoluta en la Cámara, fijada en 68 escaños, cuatro de ellos de la CUP. Al margen de Carles Puigdemont, que retiró la semana pasada su delegación de voto, alimentando así el suspense sobre su habitual participación en el pleno, convocado para este martes, queda por conocer la decisión de un diputado. El republicano Toni Comín, exconsejero de Sanidad, aún no ha anunciado si renuncia o no al escaño.

Más información
Tres de los diputados huidos en Bruselas renunciarán a su acta
Los independentistas se empeñan en investir este martes a Puigdemont
El Gobierno trasladó al Constitucional la gravedad del intento de Puigdemont

El Tribunal Constitucional decidió este sábado vetar el voto delegado de los parlamentarios de Bruselas por lo que, ahora mismo, el independentismo tiene garantizado 67 escaños siempre y cuando los cuatro de la CUP voten a favor y el juez Llarena no impida la delegación de voto de Oriol Junqueras y Jordi Sánchez, ambos en prisión. El constitucionalismo suma 57 escaños y los comunes, ocho.

El trámite se hará hoy contrarreloj. Los nuevos diputados deberán presentar en el Registro del Parlament tres documentos: la credencial que les otorga la Junta electoral, la declaración de bienes y el formulario en el que prometen o juran la Constitución. Muchos de los diputados de Junts per Catalunya lo han hecho con la frase "por imperativo legal". Ferran Roquer confirmó este domingo por la noche su disposición a obtener el acta: "Con la dimisión del consejero Puig Gordi accedo al acta de diputado del Parlament. Emocionado por asumir la responsabilidad. Indignado por la circunstancia". Los diputados que renuncian deben acreditarlo con una firma ante notario, tanto en Bélgica como con poderes en España, según fuentes parlamentarias.

Puig anunció este domingo a través de las redes sociales su decisión explicando que "siempre" habían dicho que los independentistas sabían como sumar 68 diputados en la sesión de investidura de Puigdemont. "Presento mi renuncia como diputado consciente de que con Ponsatí y Serret hacemos un acto de dignidad por nuestro país. Junts per Catalunya y ERC lo sabrán gestionar", afirmó. Sin embargo, el exconsejero Puig rectificó y pidió disculpar después al señalar que no podía hablar en nombre de la extitular de Agricultura sobre la que anoche pendía, al igual que con Comín, su decisión final.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_