Díaz se inclina por apoyar la moción de Ciudadanos sobre Cataluña que el PSOE rechazó en el Congreso

Los parlamentarios socialistas estudian cómo evitar contradecir a Sánchez sin renunciar a su apoyo al Gobierno frente a Cataluña

Susana Díaz, en la inauguración de una feria agroalimentaria este lunes.
Susana Díaz, en la inauguración de una feria agroalimentaria este lunes.Julio Muñoz (EFE)

El PSOE andaluz está otra vez en una encrucijada y esta vez provocada por Ciudadanos, el partido con cuyo apoyo gobierna Susana Díaz. La formación de Albert Rivera perdió en el Congreso su moción de respaldo al Gobierno en el conflicto con Cataluña porque el PSOE de Pedro Sánchez votó en contra al no aceptar el partido proponente que se incluyera una llamada al diálogo. La misma moción llegará este jueves al Parlamento andaluz y los diputados de Susana Díaz se inclinan por apoyarla, aunque estudian la manera de evitar que esa votación genere una nueva brecha con la dirección federal, que remitió ayer una directriz para que no se respalden las iniciativas que presenten otras fuerzas políticas "sin previa autorización por la CEF [Comisión Ejecutiva Federal]".

"¿Cómo podríamos explicar a los andaluces que hemos votado en contra de apoyar al Gobierno en la situación actual?", se pregunta un dirigente próximo a Susana Díaz, quien advierte que será ella quien tome la decisión definitiva. Si la moción llega al pleno del jueves sin variaciones, Ciudadanos obligará al PSOE andaluz a dejar en evidencia a la dirección federal. Pero los dirigentes cercanos a Díaz creen que será más fácil explicar la situación en Ferraz que a los andaluces, que no entenderían el rechazo a la proposición de Ciudadanos.

Más información
Serrat: “Los que me tildan de fascista desconocen el fascismo”
Trapero envía a su número dos a la reunión con el coronel de la Guardia Civil

En esta tesitura, el círculo próximo a la presidenta andaluza se inclina por apoyar la moción de Ciudadanos, explicar en Madrid la coyuntura específica de la comunidad y reprender a quienes hacen posible el Gobierno de Susana Díaz por empecinarse en hacer "caja electoral" con los socialistas en una situación tan sensible y complicada como la generada por la consulta ilegal.

Directriz del PSOE federal

Sin embargo, un apoyo de los socialistas andaluces a la moción de Ciudadanos supondría desobedecer la directriz enviada este mismo lunes por la dirección federal. En esta se "insta" a los grupos parlamentarias a no presentar mociones sobre el referéndum del 1 de octubre, a no "entrar en la dinámica de respaldar iniciativas del mismo carácter presentadas por otras fuerzas (...) sin previa autorización de la Comisión Ejecutiva Federal" y, "en caso de que sea necesario clarificar la posición política por circunstancias varias", enviar los textos para "determinar la posición".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, ha explicado este lunes que aún no hay una decisión tomada y que intentarán modificar la proposición de Ciudadanos con una enmienda que la haga admisible. 

"El PSOE de Andalucía siempre estará en la defensa de la Constitución y en el cumplimiento de la legalidad, eso es lo importante. No se puede permitir que se salten las leyes o se vaya en contra de la legalidad", ha afirmado Cornejo en relación con el desafío catalán.

El dirigente socialista ha afirmado que también el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha dejado claro su "apoyo al Gobierno", aunque no a la gestión realizada por el PP "ni a las barbaridades y dejadez que ha tenido en los últimos años con Cataluña".

"¿Cómo no vamos a querer que una vez que vuelva la normalidad, la legalidad, haya diálogo? En democracia tiene que haber diálogo siempre, pero lo prioritario es la vuelta a la legalidad y a la normalidad democrática", ha añadido.

En el mismo sentido se han pronunciado fuentes del grupo parlamentario, que han confirmado que la decisión sobre la moción no está tomada y se definirá antes del pleno.

El portavoz de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, ha asegurado que la iniciativa de su formación en el Parlamento andaluz en apoyo al Gobierno central ante el 1-O y el desafío soberanista de Cataluña no busca "confrontar" internamente ni "romper" al PSOE sino que haya una "declaración de intenciones".

Sin embargo, el efecto que se conseguirá es de confrontación interna en el PSOE y ningún beneficio sobre el conflicto catalán, según admiten fuentes socialistas.

"Es una propuesta para pedir la unión de los demócratas en la que no valen ni las abstenciones ni los votos en contra, ya que no cabe ningún tipo de duda. Es un posicionamiento político y una declaración de intenciones", ha justificado Marín, quien acaba de firmar un acuerdo con los socialistas para aprobar los presupuestos de la Junta y dar estabilidad al Gobierno de Susana Díaz hasta las próximas elecciones autonómicas. "Eso lo hace más incomprensible", admiten fuentes socialistas.

Sobre la firma

Raúl Limón

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense, máster en Periodismo Digital por la Universidad Autónoma de Madrid y con formación en EEUU, es redactor de la sección de Ciencia. Colabora en televisión, ha escrito dos libros (uno de ellos Premio Lorca) y fue distinguido con el galardón a la Difusión en la Era Digital.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS