Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy reclama en la ONU una salida humanitaria a la crisis de Alepo

El presidente del Gobierno preside la última sesión al frente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Mariano Rajoy preside este martes la última sesión en su quinto mandato en dos años al frente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas con una resolución “de mínimos” para facilitar una salida humanitaria a la situación desesperada en Alepo (Siria). Rajoy ha admitido en Nueva York que esa iniciativa es solo “un paso en la buena dirección” y se ha conmovido ante el testimonio del alcalde de Alepo, cuya “impotencia” para aliviar el sufrimiento de sus vecinos “clama al cielo”, ha afirmado.

El presidente ha hecho balance de esta etapa y ha valorado el papel de España en las reuniones de la ONU como “fundamental en cuestiones muy relevantes”. Rajoy ha destacado la resolución aprobada contra la proliferación de armas de destrucción masiva, otra sobre la cooperación judicial para hacer más ágil el mecanismo de lucha contra el terrorismo y ha resaltado que este martes se acabará el mandato con una propuesta pactada entre España, Francia, Estados Unidos y Rusia contra la trata de personas y para prevenir la táctica execrable y la crueldad y sinrazón que emplean por sistema organizaciones terroristas como el ISIS o Boko Haram.

Rajoy se ha comentado en este sentido, las penosas condiciones de vida en Alepo y la determinación ahora de Naciones Unidas de exigir “una evacuación con unas garantías de seguridad acordes a los principios del derecho internacional y bajo la supervisión directa y neutral de la ONU”. El jefe del Ejecutivo español impondrá este martes en la sede de Naciones Unidas el Collar de la Orden del Mérito Civil al presidente saliente, Ban Ki-moon por su buena labor, y se ha postulado para apoyar igualmente a su sucesor, Antonio Guterres.

El texto de la resolución de la ONU sobre Alepo reclama que se pueda prestar asistencia sanitaria a la población y se respete al personal humanitario. Rajoy recordó ahí que el jueves estuvo en la sesión del Consejo Europeo en Bruselas donde, cree, se dio un paso importante. “Es solo un paso en la buena dirección pero es mejor que dar pasos atrás o que no dar ninguno”, ha remachado.

El jefe de Gobierno español ha concedido, en cualquier caso, que el conflicto en Siria y Alepo dura demasiado, que en el mismo “se ha visto de todo, hasta niños usados como escudos” y que su solución es “un asunto capital y una prioridad de la comunidad internacional” para estar “a la altura de las circunstancias”. Rajoy ha relatado que el jueves escuchó en directo el testimonio del alcalde de Alepo en Bruselas: “Clama al cielo su impotencia” para aliviar el sufrimiento de la población, ha concluido.

Rajoy está en Nueva York solo para esa sesión de la ONU pero no para tener contacto alguno con el equipo de Donald Trump, con el argumento de que todavía no ha tomado posesión como nuevo presidente de Estados Unidos. Sobre política nacional, ha repetido que quiere que se imponga el diálogo para toda la legislatura y todos los asuntos y que, en el conflicto con Cataluña, los responsables públicos aún están más obligados que los demás a respetar la ley.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información