Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los primeros menores sirios no acompañados encuentran refugio en Motril

Una asociación acoge a siete adolescentes en la localidad granadina bajo la tutela andaluza

Imagen de los menores en el aeropuerto de Barajas, antes de salir para Motril.
Imagen de los menores en el aeropuerto de Barajas, antes de salir para Motril.

Son menores sirios que llegan a la localidad granadina de Motril en busca de un hogar. Huyen de la barbarie y el terror que encarna el conflicto armado en su país. Hace solo unas horas se encontraban solos en un campo de refugiados de Grecia o Italia. Ahora, ya en España, vivirán protegidos en un centro de menores coordinado por la Fundación SAMU en Motril. Son los primeros menores no acompañados que llegan a España y residirán sine die en el municipio granadino como resultado de una iniciativa coordinada por esta asociación con el amparo de la Junta de Andalucía, que ha tutelado a los chicos en un proyecto aplaudido por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para la Ayuda a Refugiados (ACNUR) y que culminará con la protección de 24 menores en total, algunos de ellos hermanos, que no se separarán gracias a un programa de unificación.

El paradero de los padres de estos cinco niños y dos niñas, de entre 14 y 17 años, es diverso; algunos siguen en campos de refugiados, mientras que otros han desaparecido en la ciudad de Damasco (Siria). Mientras, junto a ellos permanecerán en el centro tutores que les guiarán en el proceso de aclimatación y al conocimiento del idioma, tendrán protección y atención sanitaria. Estudiarán, y aprenderán un oficio de cara a su futuro. “No es un sitio de paso como podrán pensar los niños, es un sitio en el que echar raíces. Serán uno más, esperemos que por mucho tiempo”, dicen fuentes de la fundación.

Las instituciones de Motril también garantizan un buen futuro para ellos. “Queremos que vivan aquí por tiempo indefinido y estén lo mejor posible”, coinciden en resaltar fuentes del Ayuntamiento y de la Diputación provincial, que procurarán garantizarles estabilidad cuando cumplan la mayoría de edad. Tras completar una formación académica, estas administraciones garantizarán un futuro laboral para los jóvenes con el fin de que permanezcan en la provincia granadina.

Junto a estos siete menores, Motril espera que lleguen 17 menores sirios más no acompañados hasta diciembre. La Fundación SAMU espera garantizar de este modo “una gran acogida para jóvenes que lo están pasando muy mal y que lo han perdido casi todo. Es su futuro y depende de nosotros”, dicen fuentes del centro.

Plan pionero en España

Andalucía se convierte con la llegada de estos adolescentes en la primera comunidad española que logra reubicar a chicos con este perfil. “Recibirán todo el cariño que merecen y al que nos comprometemos los andaluces”, ha explicado la consejera de Servicios Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio. La presidenta andaluza Susana Díaz explicaba en una comparecencia en la sesión de control del Gobierno en el Parlamento: “Esta tramitación lleva meses ejecutándose, pero hemos tenido que esperar a que se concretase la burocracia estatal”.

Díaz afirmó esta cuestión porque la petición de llevar a cabo un proyecto de integración social que fuese pionero en Europa con la acogida de menores refugiados no acompañados se inició el pasado mes de junio, tras una reunión de la presidenta con ACNUR, que estima que de los 300.000 refugiados que llegaron a las costas griegas e italianas este verano, 11.800 son menores no acompañados.

En España, el compromiso de acogida para refugiados de la guerra en Siria es de 16.000 personas. El Gobierno de España ya anunció que esperan reubicar a un total de 586 personas antes de que finalizase el 2017 (150 procedentes de Grecia y 50 de Italia; y de 386 —285 procedentes de Líbano y 101 desde Turquía). En la actualidad la cifra de refugiados en España es de más de 470.

Más información