Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los últimos fusilados por Franco

El Gobierno vasco, la izquierda 'abertzale', y víctimas de ETA y de los GAL se unen en el 40 aniversario de los fusilamientos de los miembros de ETA, Txiki y Otaegi

Acto en el cementerio de Zarautz en recuerdo de los fusilados.
Acto en el cementerio de Zarautz en recuerdo de los fusilados.

Familiares, miembros del Gobierno vasco, víctimas de ETA y de los GAL y numerosos representantes políticos, sobre todo de la izquierda abertzale, han coincidido en la mañana de este domingo en el cementerio de la localidad guipuzcoana de Zarautz para recordar a los militantes de ETA Juan Paredes Manot Txiki y Ángel Otaegi en el 40 aniversario de su fusilamiento por el régimen franquista. En el acto de homenaje han estado presentes familiares de ambos, como la madre de Txiki, María Manot, o su hermano, Mikel Paredes.

Es necesario conocer la verdad"

Precisamente Paredes se ha alegrado de que haya acudido "tantísima gente". "Incluso he visto personas que no han venido nunca, que pueden estar o no de acuerdo con lo que aquí hemos planteado", ha asegurado, aunque, en su opinión, ese es el camino. "Poco a poco ese es el camino, que a un homenaje vengamos con el corazón y porque sentimos lo que hay y no porque el partido o lo que sea te obliga (...) Tenemos que empezar a ser un poco más personas y lo más importante, no olvidar por lo que ellos cayeron, que es que un día todos podamos tener libertad para poder decir y hacer lo que creemos justo y si es posible sin ofender al resto".

El recuerdo a Txiki y Otaegi, así como a los miembros del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP) —José Humberto Baena Alonso, José Luis Sánchez-Bravo Solla, y Ramón García Sanz—, ha continuado en el frontón Aritzbatalde de Zarautz. Al cementerio han asistido, entre otros, los dirigentes de Sortu Pernando Barrena, Rufi Etxeberria o Joseba Permach, la directora del Instituto Vasco de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos, Aintzane Ezenarro, la directora de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno vasco, Mónica Hernando, la viuda de Juan Mari Jauregi, asesinado por ETA, Maixabel Lasa, o Pili Zabala, hermana de Joxian Zabala.

En el acto, que ha comenzado con una canción en memoria de los fusilados, la histórica dirigente de la izquierda abertzale Itziar Aizpurua ha afirmado que las madres de Txiki y Otaegi son "el ejemplo claro del sufrimiento de este pueblo" y ha dicho que es necesario "conocer la verdad" de personas como Lasa y Zabala, Jon Anza, o Santiago Brouard, entre otros, así como la de los "encarcelados, torturados, o exiliados" para obtener "una paz de verdad basada en la justicia" y para "la normalización de este pueblo".

Más información