Juan Carrau: “Esto es una guerra, una lucha, contra el crimen organizado”

El fiscal anticorrupción de Baleares demanda más medios y recursos del Estado

"Esto es una guerra, una lucha, contra el crimen organizado y se ha actuar con todos los medios y recursos del Estado". Juan Carrau, fiscal anticorrupción de Baleares delimitó el campo de su batalla contra "la gran delincuencia económica y la corrupción política" conectadas en una misma figura, "la criminalidad organizada".

Más información

Carrau habló en Palma ante 100 colegas en el congreso la UPF (Unión Progresista de Fiscales), que este sábado cerrarán el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y la Fiscal General del Estado, Consuelo Madrigal. En la sala muchos jóvenes y clásicos de la izquierda judicial: el ex ministro de Justicia y fiscal Mariano Fernández Bermejo y la antigua portavoz del Consejo del Poder Judicial y fiscal Gabriela Bravo. El congreso recordó, con calidez, a Carlos Jiménez Villarejo y a los pioneros de la fiscalía especial que iniciaron su tarea sin medios y con beligerancia del Gobierno.

Baleares es un paradigma para los fiscales anticorrupción. Todas las causas temáticas (el 97%) nacen en sus mano. Los fiscales especiales han logrado la condena a penas de cárcel para 26 altos cargos baleares (del PP y UM): desde un Presidente del Gobierno, Jaume Matas, a la presidenta del Parlamento, Maria Antònia Munar. Un 10% de los diputados baleares estuvo imputado en alguna causa en 2010, comentó. Juan Carrau documentó que la "eclosión excepcional" de los escándalos sucedió entre 2006 y 2009, gracias a las innovaciones sobre blanqueo de capitales, en el estatuto del Ministerio Fiscal, las reformas del Código Penal y de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

En 2009 había 594 cargos públicos imputados en España en 257 asuntos abiertos. En 2003 apenas una decena de cargos menores. Para destapar las tramas ayudó la información de notarios, la especialización de policías, guardias civiles, y el rastreo de la CIA de la agencia integral financiera que nutre y filtra datos, la SEPLAC, (Servicio de Prevención de Blanqueo de capitales e infracciones monetaria) más la Agencia Tributaria, Vigilancia Aduanera y la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF). Carrau y el magistrado italiano Gualtiero Michelini y el fiscal francés en la UE Thierry Cretin, coincidieron –con otros acusadores- en la necesidad de confiscar los fondos sucios, las fortunas de origen desconocido e inexplicable, amparadas en paraísos fiscales.

Es imprescindible que se les quite el dinero, que se les confisque los bienes

"Es imprescindible que se les quite el dinero, que se les confisque los bienes", dijo el fiscal Cretin que vio la corrupción "una de las mayores amenazas de la democracia". Baleares puso la primera piedra en la camino de la lucha contra la corrupción, según Adrián Salazar, presidente del congreso de la UPF. Los fiscales especialistas han ayudado a depurar y definir los sistemas complejos de investigación y la concreción de delitos, significó Álvaro Garcia, líder de la UPF.

Las mafias policiales de Palma, Calvià están bajo la lupa de otro afín a la causa, Miguel Ángel Subirán. La UPF demanda más medios, policías especializados, una precisa definición legal de las intervenciones telefónicas y, entre muchas otras cosas, la protección del "agente encubierto”.

Isabel Chamorro, hija del mítico fiscal antifranquista, Jesús Vicente Chamorro, subrayó "el interés social por el que fue creado Ministerio Fiscal". Esta noche la UPF entregará el premio fiscal Chamorro, una obra del pintor Pep Coll, que evoca la figura de su progenitor.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50