Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL GOBIERNO COMPARECE ANTE LA UE

Rajoy promete en Bruselas tener lista la reforma de las pensiones este año

El presidente hará “cuanto antes” los otros cambios que recomienda Europa

El Gobierno descarta una subida del IVA “a corto plazo”

Confirma que se reunirá con Rubalcaba para alcanzar un pacto antes del Consejo Europeo

Bruselas (ENVIADO ESPECIAL)
Rajoy, a la izquierda, tras Barroso (centro), antes de la foto de familia con motivo de la reunión de trabajo en la sede de la UE en Bruselas.

El presidente François Hollande se envolvió en la tricolor cuando, el pasado 29 de mayo, la UE le recomendó un duro programa de reformas para sacar a la economía francesa del pozo. “La comisión no puede dictarnos lo que debemos hacer”, declaró. Y eso que la UE ha dado a París dos años de prórroga para reducir el déficit, los mismos que ha concedido a España. Mariano Rajoy ha adoptado este miércoles en Bruselas una actitud muy distinta. Las recetas de la UE no son una imposición por la sencilla razón de que estas “coinciden sustancialmente”, en las medidas y en los plazos, con las que pensaba acometer el Gobierno y figuran en su Progama de Estabilidad o en el Plan Nacional de Reformas. Aunque Rajoy haya descartado públicamente en los últimos meses subir el IVA, adelantar el aplazamiento de la edad de jubilación o tocar la reforma laboral.

Tras las reuniones que Rajoy y siete de sus ministros —Luis de Guindos (Economía), Cristóbal Montoro (Hacienda), José Manuel García Margallo (Exteriores), José Manuel Soria (Industria), Ana Pastor (Fomento), Fátima Báñez (Empleo) y Miguel Arias-Cañete (Agricultura)— mantuvieron con el colegio de comisarios, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, se mostró especialmente amable con sus huéspedes. Elogió los “esfuerzos” realizados por Madrid para superar la crisis y aseguró que ya están dando sus frutos con una recuperación de la confianza en España. Incluso evitó repetir los deberes que la Comisión ha mandado al Gobierno español, pero dejó claro que estos incluyen un catálogo “de propuestas concretas y plazos específicos” y que, aunque muchas ya están sobre la mesa, es preciso “adoptarlas cuanto antes y ponerlas en práctica sin demora”.

Ana Mato para rato

Ningún ministro tiene asegurada su continuidad en el cargo al día siguiente, salvo Ana Mato. Rajoy ha expresado este miércoles su “absoluta confianza” en la ministra de Sanidad. “Está haciendo las cosas muy bien y espero que las siga haciendo durante mucho tiempo”, ha afirmado. Rajoy salía así en defensa de la persona más tocada de su Gobierno, después de que el último informe de la Agencia Tributaria remitido al juez cifrase en casi 50.000 euros el importe de los regalos que le hizo la trama Gürtel a su familia en la época en que estaba casada con el exalcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid), Jesús Sepúlveda.

Rajoy ratificó también que se entrevistará con el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, para preparar la cumbre europea, y “cualquier otro tema” que éste quiera plantear.

A Rajoy no parecieron incomodarle las premuras. Al contrario. Alegó que, si las reformas son buenas para España, lo mejor es hacerlas “cuanto antes”. Así, consideró “probable” que la reforma del sistema de pensiones “pueda estar terminada antes de final de año” y que la reforma completa del sistema tributario se apruebe el año que viene.

En los próximos días, el presidente recibirá las conclusiones del grupo de sabios que estudia la sostenibilidad del sistema de pensiones. A continuación, las remitirá al Pacto de Toledo para intentar lograr un acuerdo.

Las recomendaciones de la CE dejan pocas dudas sobre el sesgo de la reforma: “Antes de que termine 2013 debe estar regulado el factor de sostenibilidad de las pensiones estableciendo la edad de jubilación en función de la esperanza de vida”. Además, “a principios de 2014 debe estar en vigor la ley de Desindexación”, que desvinculará el aumento de pensiones y sueldos públicos de la inflación.

Menos taxativas son las recomendaciones europeas en materia impositiva, pues solo piden “estudiar la posibilidad de subir el IVA y los impuestos medioambientales”. Rajoy aseguró este martes que descarta aumentar el IVA “a corto plazo”, pero no cerró la puerta a elevar el gravamen de algunos productos de consumo.

“Estamos explorando continuamente, pero no pensamos tomar de momento ninguna decisión”, respondió. “Yo no quiero subir los impuestos, espero no volver a tener que a hacerlo en esta legislatura. Si acaso, hacer algunos cambios, bajar unos, tocar otros. No hay prevista una reforma del IVA a corto plazo y sí una reforma tributaria completa”.

Fuentes de La Moncloa matizaron que no se prevé modificar los tipos (el 4% para el superreducido, el 10% para el reducido y el 21% para el normal) y que el cambio de categoría de algunos productos “no sería generalizado”. España, admiten las mismas fuentes, se resiste a subir el IVA en el turismo, para no dañar la recuperación económica. El objetivo de la reforma, según Rajoy, será fomentar el ahorro, la inversión, el empleo, la financiación de las pymes y la investigación; en línea con lo apuntado en la ley de Emprendedores. También incluirá la rebaja del IRPF, que debe entrar en vigor en 2015 “a más tardar”.

En las conversaciones no salió a relucir, según las mismas fuentes, la reforma laboral, a pesar de que la Comisión ha pedido que se evalúen sus efectos antes de julio y se modifique, si es necesario, antes de septiembre. Trabajo está realizando una evaluación, con la OCDE, y están convencidos de que aprobará con nota y no habrá nada que corregir. Pero tampoco lo descarta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información