Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEGUNDO ANIVERSARIO DE LOS TERREMOTOS

Más de 1.000 familias de Lorca siguen sin cobrar las ayudas para el alquiler

Las tres Administraciones prevén ingresar 533 millones de euros en siete años

Ampliar foto
Equipos de rescate buscan entre los escombros de un edificio derribado durante los terremotos de Lorca, en mayo de 2011. EFE

En Lorca, las indemnizaciones públicas llegan a cuentagotas. Hoy se cumplen dos años de los terremotos que sacudieron la localidad murciana —dejaron nueve muertos y centenares de heridos, y millones de euros en pérdidas—, y los perjudicados viven pendientes del eterno papeleo. Las 1.073 familias a las que les ha sido concedida la ayuda para el alquiler, que perdieron sus casas por culpa de los seísmos, solo han cobrado unos 2.000 euros, correspondientes a cuatro de los 24 meses transcurridos. El lunes fueron informadas de que deben volver a presentar la documentación para que sus solicitudes puedan ser tramitadas. Solo tres días después, las administraciones central, autonómica y local, que integran la llamada comisión mixta, presentaron un plan para la reactivación económica de la ciudad, que prevé el ingreso de 533 millones de euros en los próximos siete años. “Es todo un paripé para justificar los retrasos en los pagos. No hay dinero”, resume Juan Carlos Segura, portavoz de la asamblea de vecinos afectados, quien no se cree que hayan tardado tanto en caer en la cuenta de que hay defectos de forma en los formularios y duda de que la inversión estimada sea real.

Los damnificados fueron informados con un mensaje de texto de que debían volver a entregar toda la documentación para cobrar las ayudas al alquiler. Ginés Gris, lorquino de 49 años, recibió, además, un correo electrónico. Pero en ningún momento le fue comunicado el error que había cometido, por lo que ha decidido no volver a presentar papeles. Muchos otros afectados sí han acudido a la oficina única del terremoto —en la que técnicos de las tres Administraciones asesoran a los afectados— para volver a registrar, por enésima vez, los informes requeridos.

El alcalde de la localidad, Francisco Jódar (PP), reconoce que hay retrasos "considerables" en el pago de estas indemnizaciones. Los justifica "todos" por defectos de forma. Inmaculada García, comisionada del Gobierno para la recuperación y la reactivación económica del municipio, que tiene rango de secretaria de Estado, no va tan lejos, pero asegura que la casuística es muy variada y los errores, muchos. Un empleado público de la comunidad autónoma que prefiere no revelar su identidad desmiente, sin embargo, que esto sea así:  "Solo un 20% o un 30% registra algún tipo de fallo. Lo que ocurre es que no hay fondos". También lo niegan Segura, portavoz de la asamblea de vecinos afectados, y Manuel Soler, diputado del PSOE en el Parlamento regional y portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento. Los integrantes de la comisión mixta defienden. "La comunidad autónoma pidió un préstamo de 115 millones al Instituto de Crédito Oficial para poder cumplir con sus obligaciones. Estamos deseando pagar", asegura Inmaculada García. Pero es incapaz de predecir cuándo podrán hacerlo.

El pasado jueves, responsables de las tres Administraciones presentaron el Plan Lorca +, un proyecto que prevé la recuperación del municipio. Según sus estimaciones, la localidad, que tiene 92.000 habitantes, ha ingresado 667,2 millones de euros en estos dos años —de los cuales 450 corresponden a los pagos de las indemnizaciones por parte del Consorcio de Compensación de Seguros— y en los próximos siete prevén inversiones por valor de 533 millones de euros, que fomentarán el estímulo económico y la creación de empleo. Algo más de 1.200 millones de euros para garantizar que la localidad vuelva a ser lo que fue. Un gran esfuerzo en plena crisis, explica el alcalde. La plataforma de vecinos y el PSOE, principal partido de la oposición, critican "el triunfalismo" con el que ha sido vendido el proyecto. Ambos sostienen que se trata de una mezcla de actuaciones ya realizadas y de programas que contaban con financiación. La comisionada del Gobierno señala que se trata de un plan vivo, que todas las previsiones recogidas en el proyecto están calendarizadas y que todo lo acontecido en la ciudad desde el día de los terremotos está contabilizado.

En el verano de 2011, la comisión mixta cifró en 1.650 millones de euros la cantidad necesaria para la recuperación. Lo dieron a conocer como Plan Lorca. Ahora esa suma se ha visto reducida en 400 millones y su nombre es Plan Lorca +. García plantea que para ella lo importante no es el dato, sino las actuaciones llevadas a cabo. "De las 1.152 viviendas derruidas, 1.000 tienen licencia para reconstruirse y 430 ya están haciéndolo. De los más de 16.000 expedientes de ayuda presentados [para reconstrucción, para reparación de vivienda, para alquiler por realojo, para el comercio y para reposición de enseres], el 86% está tramitado y solo queda pendiente el 14%", explica el alcalde. Ambos dirigentes coinciden en que la ley de subvenciones exige demasiados requisitos y complica mucho el proceso. Todos los vecinos de un inmueble han de ponerse de acuerdo para comenzar las obras, por ejemplo. Ahora se dan cuenta de que, ante tal catástrofe, habría sido más eficaz promover una ley de excepción. 

En Lorca, el caso de cada afectado es un mundo. Los damnificados han tenido que aprender de ingeniería, de arquitectura y hasta de procedimiento administrativo. Hoy no habrá actos oficiales de homenaje en el municipio. "No hay nada que celebrar", explica el alcalde. Pero todos en la localidad recordarán cómo tembló la tierra y cómo, todavía, sufren las consecuencias.