Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición exige que el Gobierno dé explicaciones sobre el caso

El PSOE acusa al PP de impulsar la amnistía fiscal para encubrir “a sus amigos”

Vídeo: ATLAS

La amnistía fiscal puesta en marcha por el gobierno de Mariano Rajoy muy poco después de llegar al poder ha estado en el punto de mira de la mayoría de los grupos de oposición y, ahora, sus temores y sospechas, toman cuerpo. El conocimiento de que el exgerente y extesorero del PP, Luis Bárcenas, tuvo cuentas millonarias en Suiza, una en concreto de 22 millones de euros, ha levantado en armas dialécticas al PSOE, Izquierda Plural y UPyD.

El abogado de Bárcenas, Alfonso Trallero, desveló esta mañana en Cuatro que el extesorero del PP regularizó 10 millones de euros de sus cuentas suizas, aunque no especificó que fuera acogiéndose a la declaración Tributaria Especial, más conocida como amnistía fiscal. La Agencia Tributaria, dependiente del Ministerio de Hacienda, ha querido especificar en un comunicado que Bárcenas no se ha acogido a la medida extraordinaria aprobada por el Gobierno.

“Esta amnistía fiscal indecente, preparada para defraudadores indecentes, incluía también a amigos del Partido Popular”. Este ha sido el preámbulo que ha lanzado Soraya Rodríguez, portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, para pedir explicaciones inmediatas a quienes con mas ahínco defendieron a Bárcenas, singularmente la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal. “Esperamos que el Partido Popular y sus dirigentes estén a la altura de lo que ellos mismos han exigido a otros partidos”.

En el fondo de esta petición de explicaciones está la crítica contundente del PP hacia CiU por las investigaciones judiciales que detectan cuentas en el extranjero de la familia y del propio Jordi Pujol.

Antes de que aflorara en toda su dimensión el caso Bárcenas, los grupos parlamentarios de oposición citados tenían previsto solicitar la comparecencia del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para que dé cuenta de la identidad de los beneficiados por la amnistía fiscal decretada por el Gobierno; que para la oposición son “puros defraudadores”. Así, hoy mismo, tanto PSOE como UPyD e IU piden a Montoro que comparezca previa autorización de la Diputación Permanente del Congreso ya que el Parlamento está en vacación parlamentaria y cualquier comparecencia tiene que ser autorizada. La llave la tiene el Partido Popular porque su mayoría determinará que Montoro comparezca.

Desde ahora y hasta que el debate para este fin se produzca, tanto Soraya Rodríguez como José Luis Centella (IU) y Rosa Díez no darán tregua al Gobierno y al PP para que ofrezca explicaciones. “Se entiende muy bien el interés del Gobierno del PP en poner en marcha esta amnistía fiscal”, deduce la portavoz socialista Soraya Rodríguez de cuyas acusaciones la precedió Antonio Hernando, responsable de Política Institucional del PSOE, nada mas saltar la información sobre Bárcenas.

Lo cierto es que el PP vive esta situación con auténtica preocupación toda vez que sus dirigentes, incluso el propio Rajoy, mantuvieron a capa y espada la defensa de Bárcenas durante un tiempo muy prolongado. Rajoy aventuró que no podría probarse la culpabilidad de su tesorero. El tiempo es el elemento al que se aferra ahora el partido del Gobierno al recordar que Bárcenas dejó su cargo hace casi tres años. Tanto el portavoz del partido, Carlos Floriano, como el portavoz parlamentario, Alfonso Alonso, apelan al formalismo de que se deje trabajar a la justicia y que el PP apoya que la investigación llegue hasta el final, pero a ellos les pilla ya de lejos, quieren dar a entender.