Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
PLAN PREPARA para el desempleo

El PP empuja ahora para que Rajoy prorrogue la ayuda de 400 euros

Basagoiti pide abiertamente al Gobierno que haga “todo lo posible por mantenerla”

El líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, el pasado mayo.
El líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, el pasado mayo.

El PP ha roto al fin el tabú. Cuando falta un día para el vencimiento de la ayuda de 400 euros que cobran los 200.000 desempleados beneficiarios del Plan Prepara, varios dirigentes del partido e incluso miembros del Gobierno abogan ya abiertamente por una prórroga del programa. Todos coinciden en que la renovación debe estar supeditada a una “reforma” de este subsidio puesto en marcha por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en febrero de 2011. Pero, ante la presión creciente del PSOE y de los sindicatos, los populares defienden in extremis, y de forma cada vez más clara, la ayuda.

El líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, se dirigió ayer directamente al presidente Mariano Rajoy para pedir que esta ayuda a los parados “siga adelante” y que el Gobierno haga “todo lo posible por mantenerla”. Basagoiti afirmó en una entrevista en Punto Radio que es consciente de que hay “exigencias europeas”; aun así, invitó a pensar que hay “gente que no tiene otra cosa para vivir”. “Por tanto”, agregó, “si mi opinión vale para algo, yo le digo al Gobierno de Mariano Rajoy que debería hacer todo lo posible para mantener esa prestación, pensando más en la asistencia social”.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, también abogó por la permanencia de la ayuda. “Vamos a ver cuál es la situación económica, pero si se puede pagar, sin duda que [el Ejecutivo] la prorrogue”, razonó.

Mientras la ministra de Empleo, Fátima Báñez, presiona para renovar la ayuda a la espera de que el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, dé el visto bueno a una reforma del Plan Prepara, otros miembros del Ejecutivo confirmaron que se está ultimando la evaluación de la prórroga. La ministra de Fomento, Ana Pastor, apuntó ayer: “En el propio real decreto se dice que se ha de evaluar la prestación, y en estos momentos es lo que está haciendo el Gobierno para tomar decisiones”. El titular de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, defendió una “reconversión” del plan “para conseguir que sea más eficaz en su objetivo”, la creación de empleo. Y en términos parecidos se pronunció el secretario de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano.

El Plan Prepara, que contempla una paga de 400 euros mensuales durante seis meses para los desempleados que han agotado sus prestaciones y decidan participar en programas de formación, es una ayuda extra que aporta el Estado. De los cerca de 4,6 millones de desempleados registrados en España con datos de junio (o 5,6 millones según la Encuesta de Población Activa), más de 1,3 millones perciben su prestación contributiva y otros 1,5 millones cobran algún tipo de subsidio. Sumando los cerca de 200.000 beneficiarios del Plan Prepara, la cifra llega a los tres millones de parados con algún tipo de ingreso del Estado; un porcentaje indeterminado de los otros 1,5 millones depende de las ayudas de los servicios de empleo de las comunidades autónomas (con variadas características y requisitos).

Ante una hipotética supresión definitiva de la ayuda de 400 euros, el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, dibujó un panorama incluso más sombrío y aseguró que sería “una tragedia” en su comunidad, donde podría “haber problemas grandes de violencia”. Cerca de 38.000 andaluces se benefician actualmente del Plan Prepara, según datos del Servicio Andaluz de Empleo. Los sindicatos CC OO y UGT, por su parte, alertan de que la eliminación del Plan Prepara afectaría en el futuro a cerca de 600.000 desempleados al año.