Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recortes en los pedidos de cazas, helicópteros y blindados

Los programas más importantes que ya han sido revisados para rebajar costes

Avión Eurofighter.
Avión Eurofighter.

Aunque las decisiones de más trascendencia las deberá tomar el Gobierno que salga de las urnas el 20-N, Defensa ha revisado ya algunos programas de armamento con el objetivo de reducir costes. Estos son los más importantes:

Eurofighter. España se comprometió a adquirir 87 aviones y no puede recortar su pedido sin indemnizar al consorcio fabricante. Sin embargo, de acuerdo con los otros socios (Reino Unido, Italia y Alemania), ha aplazado la aprobación de la última fase de producción, la llamada Tranche 3B, que para España supone 12 aviones. Defensa busca fórmulas para exportar estos cazas a terceros países (India, Japón o Corea), lo que le permitiría quedarse con solo 75 aparatos.

Helicóptero NH-90. En 2005, Defensa contrató 45 helicópteros de transporte NH-90 con el consorcio Eurocopter. El problema es que el contrato no incluía el apoyo logístico, ni siquiera equipos básicos para volar (como los manuales técnicos). Defensa se niega a pagar más por un contrato cuyo sobrecoste ya se es del 100% y negocia recibir menos helicópteros manteniendo el precio.

Carro Leopardo. Defensa contrató en 1998 con la empresa General Dynamics (que había comprado la pública Santa Bárbara) la compra de 235 carros de combate Leopardo. Ni desde el punto de vista militar ni tecnológicamente se justificaba un desembolso de 2.400 millones. Defensa no puede recortar su pedido, pero confía en derivar 50 de los carros españoles a Arabia Saudí si prospera la venta de 200 Leopardo a dicho país.

Blindados contraminas. Defensa aprobó en noviembre de 2007 la compra en tres fases de 575 blindados contraminas (395 Lince y 180 RG-31) por 321 millones para proteger a las tropas en Afganistán y Líbano. El 8 de septiembre, sin embargo, dio por concluido el programa tras haber adquirido 400 blindados por 240 millones. Defensa explica que la tercera fase ha quedado subsumida en el programa del nuevo blindado 8x8, que sustituirá a los vetustos BMR del Ejército de Tierra, pero este contrato de más de 1.000 millones, que debía haberse aprobado en 2010 y adjudicado este año, se ha pospuesto sine die.

Avión no tripulado. Defensa descarta participar en el Talarión, el avión no tripulado que desarrolla el consorcio europeo EADS y solo aspira a que la inversión realizada hasta ahora se rentabilice más adelante.