Cartas a la Directora
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Malditas guerras

Los lectores escriben sobre el conflicto en Ucrania, las actuales recomendaciones a los positivos por covid, la violencia machista, la creciente pobreza en España y el cambio en los temarios educativos

Edificios de viviendas dañados por el ataque ruso a Mariupol, en el sur de Ucrania, en una imagen del día 3.
Edificios de viviendas dañados por el ataque ruso a Mariupol, en el sur de Ucrania, en una imagen del día 3.PAVEL KLIMOV (REUTERS)

Es difícil asumir que haya una guerra en estos tiempos porque una o varias personas quieran abusar de su poder en contra de la inmensa mayoría de la humanidad. Traen consigo muertos, familias separadas, pobreza, millones de desplazados y consecuencias económicas que nos afectan a todos. Me acuerdo de las viñetas de Forges, que nos hacían pensar en el sentido común. En una, se veía escrito en el cielo: “No hay guerras justas o injustas: solo hay malditas guerras”. ¿Cómo lo has podido pintar en el cielo?”, le preguntaba a Blasillo su compañero. Y aquel respondía: “Porque la verdad se escribe hasta en el aire”. Como supongo que nos insistiría al final de su viñeta: “No te olvides de decir no a la guerra”.

Vicente Fuentes Paraíso. Madrid.

Positivos de marzo

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Esta mañana me hice un par de test y no hay duda, finalmente, positivo por covid-19. Dos años resistiendo y,al final, me tocó. Mejor cogerlo ahora que al principio. Asusta menos. Pero es una sensación muy extraña contagiarse cuando ya no existe la pandemia. Acudes a las autoridades sanitarias para ver qué tienes que hacer y, como tengo un cuadro leve, todo se resume en un “tú mismo, haz lo que veas, pero evita a los vulnerables”. ¿Y esto cómo se hace? ¿Cuando mañana vaya a trabajar le pregunto a cualquiera que coincida conmigo si es vulnerable?, ¿mi mujer qué hace? Y las niñas, ¿van al colegio? ¿Qué van a hacer mañana las miles de personas que han dado positivo en una enfermedad que ya no existe o no importa? Después del miedo, la incertidumbre, el dolor, los protocolos, la limitación de las libertades, las quiebras y las heridas de esta terrible pandemia decidimos pasar página. La sociedad necesita avanzar, pero ¿lo estamos haciendo bien?

Ignacio Sánchez Rial. A Coruña.

Crímenes machistas

El asesinato machista de una joven de 17 años hace visible que todavía hay una parte de la juventud que reproduce acciones de violencia de género a una edad muy temprana. ¿Qué modelo de masculinidad se sigue transmitiendo para que se reproduzca la violencia de género en adolescentes? ¿Qué pueden hacer los padres, educadores y la sociedad en general para que este problema estructural desaparezca y nuestras hijas, madres, abuelas y sus hijos puedan vivir?

Blanca Mayorga García. Madrid.

Las colas del hambre

No hay que irse muy lejos en el tiempo para darnos cuenta de que la pobreza en España aumenta año tras año. Las colas del hambre y la separación de clases son cada vez más notorias y parece increíble que haya representantes políticos que tengan la poca vergüenza de decir que no las ven. ¿Dónde las están buscando? Cuando les interesó darles publicidad sabían dónde encontrarlas.

Lucía García Rodríguez. Alcorcón (Madrid).

Analfabetos con título

Cada día se está reduciendo más el temario de la educación obligatoria en nuestro país. Es un hecho motivado para reducir el fracaso escolar en España, pero si acortamos los temarios y pasamos de curso a personas con asignaturas suspensas lo que generamos son personas analfabetas con un título de educación.

Diego Torres Martín. Madrid.



Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS