LENATribuna
i

Hagamos realidad nuestras ambiciones a ambos lados del Atlántico para luchar contra el cambio climático

Cien personalidades del mundo político y empresarial europeo piden a Estados Unidos acelerar la transición verde más allá de los Acuerdos de París

El parque eólico Block Island, en Estados Unidos. Eric Thayer / Bloomberg
El parque eólico Block Island, en Estados Unidos. Eric Thayer / BloombergEric Thayer / Bloomberg

Celebramos el compromiso expresado por el Gobierno del presidente Biden y la vicepresidenta Harris de renovar la lucha contra el cambio climático y el regreso de Estados Unidos al Acuerdo de París sobre el clima. Ahora tenemos un objetivo común a ambos lados del Atlántico: alcanzar la neutralidad de carbono de aquí a 2050.

La alianza entre Estados Unidos y Europa es fundamental para hacer frente al cambio climático y permitir una transición justa y sostenible. Sumados, somos responsables aproximadamente del 25% de las emisiones mundiales de CO₂ y el 40% del PIB mundial. Representamos un mercado de 800 millones de personas. Estados Unidos es uno de los principales socios comerciales de Europa. Si actuamos juntos, podemos cambiar la situación. La transición que necesita el planeta no se producirá jamás si no lo hacemos bien.

Seis meses después de las elecciones europeas de mayo de 2019, la UE presentó el mayor plan para la transición a escala europea: el Pacto Verde Europeo. Algunos pensaron que la crisis de la covid iba a alterar esta ambición, pero, por el contrario, la UE ha decidido acelerar la transición verde. Hemos empezado a poner en marcha un plan de recuperación que salvará y transformará nuestra economía en consonancia con las líneas trazadas en el Acuerdo de París y que dedicará 250.000 millones de euros a la lucha contra el cambio climático en solo tres años. Se trata de la mayor inversión medioambiental jamás aprobada en Europa. Asimismo hemos acordado que no se debe invertir ningún dinero en actividades que sean perjudiciales para el medio ambiente. Estamos orgullosos de este acuerdo y confiamos en que Estados Unidos siga un camino similar con su plan para “reconstruir mejor”.

La UE ha pasado a la cabeza en cuestión de ambiciones climáticas. Hemos fijado un nuevo objetivo para 2030 y hemos acordado el desarrollo de una nueva taxonomía para inversiones verdes. Uno de los buques insignia de esas ambiciones es nuestra Ley Europea del Clima, que recoge nuestros objetivos climáticos. Con esta ley hemos empezado a trazar una vía clara de avance para las próximas décadas.

En los próximos 18 meses emprenderemos una transformación estructural que empezará a alterar profundamente nuestra manera de producir, consumir, movernos, comer e incluso comerciar con el resto del mundo. El propósito de esta transformación sin precedentes es hacer que todas nuestras políticas contribuyan a la acción contra el cambio climático.

En este viaje vamos a necesitar que nuestras industrias sean más verdes e inviertan más en tecnologías bajas en carbono, con un precio más alto para el carbono. Al mismo tiempo que emprendemos estas reformas, tendremos que garantizar la igualdad de condiciones con los competidores que no tengan el mismo grado de compromiso que nosotros con la acción climática. Ese es el sentido del mecanismo de ajuste en frontera por emisiones de carbono que se introducirá en junio.

Estados Unidos y la Unión Europea afrontarán distintos obstáculos en la transición hacia la neutralidad de carbono. Mientras que la UE cubre la mitad de sus necesidades energéticas con energía importada, Estados Unidos, por el contrario, ha empezado a exportar más productos energéticos de los que importa. Salvo por estas diferencias, nuestras prioridades son las mismas y debemos emprender las mismas reformas. También tenemos la misma preocupación: la transición debe ser justa y equitativa para no castigar a nuestros ciudadanos, trabajadores e industrias. Por eso tenemos que reforzar la cooperación y colaborar para limpiar nuestros sistemas energéticos, tomar nuevas medidas que hagan más verdes nuestros sistemas financieros, implantar el uso de vehículos sin emisiones y acelerar la renovación de edificios.

Esta década será la más importante en la lucha contra el cambio climático. La crisis del clima no tiene color político, ni fronteras, y no hay vacuna que nos proteja de sus efectos. Nosotros, responsables políticos, directivos, asociaciones empresariales, sindicatos y grupos de estudios europeos, pedimos a Estados Unidos que haga realidad sus ambiciones y se fije el objetivo de reducir al menos en un 50% (en comparación con 2005) las emisiones de gases de efecto invernadero antes de 2030.

Podemos partir de nuestra larga historia común y esta nueva visión que compartimos para crear un movimiento mundial y acompañar la transformación de nuestras sociedades hacia un nuevo modelo de prosperidad. Con unas economías neutras en carbono y la biodiversidad protegida, tendremos la capacidad de crear puestos de trabajo y mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos. Tendremos la oportunidad de construir una nueva cooperación transatlántica basada en el objetivo de lograr la neutralidad de carbono.

Por consiguiente, pedimos a Estados Unidos que sea tan audaz y ambicioso como lo hemos sido nosotros al aprobar el Pacto Verde Europeo y nos comprometemos a reforzar nuestra cooperación para avanzar juntos en esta aventura. Es una oportunidad única, no debemos desperdiciarla.


Firman esta tribuna:

Pascal Canfin, presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria; Ignacio S. Galán, presidente y director general de IBERDROLA; Jean Bernard Lévy , presidente y director general de EDF; Helena Helmersson, directora general, H&M Group; Jon Abrahamsson Ring, director general del Grupo Inter IKEA; Francesco Starace, director general de Enel; Sandrine Dixson-Declève, copresidenta del Club de Roma; Nikos Avlonas, presidente del Centro para la Sostenibilidad y la Excelencia; Bertrand Badré, director general de Blue like an Orange sustainable capital, ex director general del Banco Mundial; Alan Jope, director general de Unilever; Javi López, eurodiputado del S&D; Jean-Louis Bal, presidente de SER; Julie Beaufils, secretaria general de EuropeOn (Asociación Europea de Contratistas Eléctricos); César Luena, eurodiputado del S&D; Christophe Beck, director general de ECOLAB; Marc Berg, director general del Grupo FREE NOW; Stéphane Bijoux, eurodiputado de Renew Europe; Dr. Ing Leonhard Birnbaum, CEO, E. ON; Gilles Boyer, MEP, Renew Europe; Matt Brittin, presidente de EMEA Business & Operations Google; Jesper Brodin, CEO, Ingka Group (IKEA); Sylvie Brunet, MEP, Renew Europe; Thomas Buberl, CEO, AXA; Christopher Burghardt, presidente de ChargeUp Europe; Delara Burkhardt, eurodiputada, S&D; Bertrand Camus, director general de SUEZ; Catherine Chabaud, eurodiputada, Renew Europe; Mohammed Chahim, eurodiputado, S&D; Olivier Chastel, eurodiputado, Renew Europe; Niels B. Christiansen, director general de LEGO Group; Armond Cohen, director ejecutivo de Clean Air Task Force; Omar Cordes, director general de Ownership Capital; Paul-Adrien Cormerais, director general de Pony; Pierre-André de Chalendar, director general de Saint Gobain; Pascal Demurger, director general de MAIF; Massimo di Tria, director de inversiones de Società Cattolica di Assicurazione; Philippe Donnet, director general de Assicurazioni Generali; Pascal Durand, eurodiputado de Renew Europe; Bas Eickhout, eurodiputado de Greens/EFA; Fabienne Fabienne Keller, eurodiputada de Renew Europe; Laurence Farreng, eurodiputada de Renew Europe; Pierroberto Folgiero, director general de NextChem y director general de Maire Tecnimont Group; Antoine Frerot, director general de VEOLIA; Michel Giannuzzi, presidente y director General de Verallia; Jean-Pierre Grimaud, director general de OFI AM; Catherine Guillouard, directora general de RATP; Lars Hanseid, presidente de EMEA de 3M Company; Bjørn Kjærand Haugland, director general de Skift Business Climate Leaders; Gerbrand Haverkamp, director ejecutivo, World Benchmarking Alliance; Valérie Hayer, eurodiputada, Renew Europe; Martin Hojsik, eurodiputado, Renew Europe; Peter Hug, director general, eu. bac Asociación Europea de Fabricantes de Automatización y Control de Edificios; Thomas Ingenlath, director general de Polestar; John Keppler , director general de Enviva; Christoph Klein, socio director de ESG Portfolio Management; Michaela Koller, directora general de Insurance Europe; Nikos Koumettis, presidente de Coca-Cola en Europa; Gregory Labrousse, director general de namR; Pascal Lamy, coordinador de los Institutos Delors (París, Berlín, Bruselas); Christian Levin, presidente y director General de Scania CV AB; Peter Liese, eurodiputado del PPE; Gauthier Louette, presidente y director general de SPIE; Thierry Mallet, presidente de UTP, director general del Grupo Transdev; Andrea Mariani, director del Fondo Pegaso; Karen Melchior, eurodiputada de Renew Europe; Silvia Melegari, secretaria general de CEI-Bois; Dirk Meuleman, director general de Phenix Capital; Iskra Mihaylova, eurodiputada, vicepresidenta de Renew Europe; Jan Moström, presidente y director general de LKAB (Luossavaara-Kiirunavaara Aktiebolag); Manfred Mühlberger, presidente de Ecopreneur. eu; Frederic Nadal, director general de Mv Credit; Sabine Nallinger, directora general de la Fundación 2°- Empresas alemanas para la protección del clima; Jutta Paulus, eurodiputada de Los Verdes; Diego Pavia, director general de EIT InnoEnergy; Yves Perrier, director general de Amundi; Morten Helveg Petersen, eurodiputado de Renew Europe/Radikale Venstre; Bertrand Piccard, presidente de Solar Impulse Foundation; Sirpa Pietikäinen, eurodiputada del PPE; Paul Polman, presidente de Imagine; Henri Poupart-Lafarge, director general de ALSTOM; Luc Prayssac, director general de RAIR (Red de Administradores para una Inversión Responsable); Jürgen Reinert, director general de SMA Solar Technology AG; Eric Rondolat, director general de Signify; Giuseppe Santoro, presidente de Inarcassa; Günther Schiendl, miembro del Consejo de Administración de VBV Pensionskasse; Annamaria Seganti, miembro del Consejo de Administración de Cassa Forense; Jean-Dominique Senard, presidente del consejo de Administración de Renault; Markus Steilemann, director general de Covestro; Ana Struna Bregar, directora general de CER - Sustainable Business Network Slovenia; Irène Tolleret, eurodiputada de Renew Europe; Enrique Tombas Navarro, director general de Suma Capital SGEIC SA; Nils Torvalds, eurodiputado de Renew Europe; Costas Travasaros, presidente de Solar Heat Europe/ESTIF; Pierre Valentin, director general de Ecofi investissements; Maarten van Dijk, director general de SkyNRG; Peter Vanacker, presidente y director general de Neste Corp; Marie-Pierre Vedrenne, eurodiputada de Renew Europe, vicepresidenta de la Comisión de Comercio Internacional; Viñuales Víctor, director ejecutivo de ECODES; Michael Villa, director ejecutivo de smartEn; Ludovic Voet, secretario confederal de la CES; Andrea Voigt, director general de EPEE; Pernille Weiss, eurodiputada del PPE; Eliot Whittington, director de Corporate Leaders Groups; Philippe Zaouati, director general de Mirova.

Traducción de María Luisa Tapia.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50