Menstruación

Paloma Alma: “Es importante vivir nuestra regla como una aliada y no como una enemiga”

La experta en salud menstrual acaba de publicar ‘Tu menstruación sostenible y en positivo’, un libro que ayudará a nuestras jóvenes a entender su cuerpo

La menstruación es algo que nos va a acompañar a lo largo de la mitad de nuestra vida, una vez al mes.
La menstruación es algo que nos va a acompañar a lo largo de la mitad de nuestra vida, una vez al mes.CYCLO

La menstruación en la adolescencia sigue siendo un tabú porque no hay una educación menstrual accesible para todas. Se sigue asociando con algo sucio, oscuro, muy íntimo y mejor callar y taparlo. Poco a poco, las ventanas se abren, y más mujeres se animan a vivir la menstruación de forma positiva y sostenible. Paloma Alma es la cabeza de Cyclo, una comunidad que divulga y forma sobre la cuestión. Paloma acaba de publicar en la editorial Montena, CYCLO: Tu menstruación sostenible y en positivo, un libro que ayudará a nuestras jóvenes a entender su cuerpo y a las madres, además y también, a informar a sus hijas. Hablamos con Paloma Alma sobre la menstruación.

Más información

PREGUNTA. ¿Por qué sigue siendo un tabú hablar de la menstruación en la adolescencia?

RESPUESTA. La regla sigue sin explicarse desde un punto de vista completo, seguimos tratándolo por encima, obviando todo lo que empezar a ser cíclicas impacta en nuestra vida. Ahora bien, creo que cada día estamos más cerca de romper el tabú, entre otras cosas porque las madres, tías, padres y profes ya hemos empezado a romperlo, nos hemos informado y gracias a que nosotras hemos dado este paso nuestras niñas y niños están más preparados que nunca. Hace seis años cuando empecé con CYCLO era muy difícil acceder a los coles e institutos porque el profesorado no entendía qué necesidad había de hablar sobre educación menstrual si ya iban a dar charlas “las de las compresas”. Hoy en día son las propias profes las que nos escriben pidiendo talleres porque ellas han descubierto los beneficios de vivir una menstruación en positivo y saben la importancia de trasmitírselo a las nuevas generaciones.

P. ¿Cómo experimentaste tu primera regla? ¿Pudiste hablar tranquilamente con tu madre y amigas?

R. Yo siempre cuento que soy un poco friki y estaba deseando que viniera. Fui de las últimas en mi clase. Pese a creer que lo sabía todo porque tengo una hermana mayor, madre y soy muy curiosa, no deja de sorprenderme que mi primera reacción fuese pensar que me había cagado, ya que lo último que me esperaba era que mi sangre fuese marrón. Yo me imaginaba (porque jamás había visto sangre menstrual real) que iba a ser roja como las de las películas, y no fue así. Sin embargo lo recuerdo como un momento muy especial que compartí con toda mi familia.

P. ¿Qué cosas importantes tiene que trasladarle una madre a una hija al respecto?

R. Creo que lo más importante es tratarlo con naturalidad desde el principio. No ocultar que estamos menstruando o cerrar la puerta para cambiarnos la copa o la compresa. Creo que toda madre y padre sabe lo que es no poder ir sola ni al baño, por eso es importante que igual que hablamos con naturalidad del pis y la caca con nuestros hijos e hijas para que aprendan a hacerlo de manera autónoma, también lo es que nos vean cambiándonos para que entiendan y estén preparadas. También considero importante respetar su vivencia personal de la menstruación y no tratar de imponer nuestra visión o vivencia, por ejemplo con una frase que he escuchado mucho que es “te va a doler la regla igual que a mí, que a tu hermana y a tu abuela”. Dejemos espacio para que nuestras niñas creen su propia narrativa menstrual, dotándoles de información y de recursos.

P. ¿Por qué es importante que las niñas tengan conocimiento sobre su cuerpo y sobre menstruar?

R. La menstruación es algo que nos va a acompañar a lo largo de la mitad de nuestra vida, una vez al mes. Es importante vivir nuestro ciclo como un aliado y no como un enemigo. Entender que nuestra sangre y nuestro ciclo es un signo vital, que nos aporta información valiosísima que nos puede servir de aliada y nos puede ayudar a entendernos mejor, sobre todo en una etapa tan turbulenta, interesante y compleja como es la adolescencia. Si vivimos en paz con nuestra menstruación, estamos viviendo en paz con nosotras mismas. Y eso para mí es la clave del autoconocimiento y del empoderamiento personal.

P. ¿Cómo son los ciclos menstruales?

R. Las mujeres somos cíclicas. Vivimos constantemente en un ciclo menstrual, porque cuando termina uno, seguidamente comienza otro. El ciclo menstrual consta de varias fases: la fase menstrual, la premenstrual, la preovulatoria y la ovulatoria. Exceptuando las dos primeras, estoy segura de que la mayoría de mujeres no saben identificar las otras fases del ciclo. Y es que generalmente no recibimos educación menstrual, y por tanto no sabemos qué es el ciclo y cuáles son sus fases en detalle. Sin embargo, es muy importante llevar un control de los cambios que experimenta nuestro cuerpo a lo largo del ciclo menstrual, al fin y al cabo menstruamos durante aproximadamente 40 años de nuestra vida.

P. ¿Qué hay de cierto que nos cambia el carácter conforme cambia el ciclo?

R. Yo personalmente no creo que nos cambie el carácter. Lo que realmente cambia es nuestra tolerancia hacia las cosas que no nos gustan. Si cuando estamos menstruando tenemos una discusión muy intensa con alguien no es porque estemos “con la regla”, es porque siempre nos molesta, pero es en ese momento del ciclo cuando somos más sinceras con nosotras mismas y estallamos.

P. ¿Por qué aconsejas la copa menstrual?

R. Creo que es importante conocer todas nuestras alternativas y escoger aquella que mejor se adapta a nuestras necesidades, puede ser la copa o pueden ser las compresas por ejemplo. Personalmente creo que la copa menstrual es una excelente manera de gestionar nuestra menstruación porque es sana, libre de tóxicos, no deja residuos dentro del cuerpo, no provoca infecciones o reacciones alérgicas, nos permite ahorrar mucho dinero, reducir el impacto medioambiental y conocer en profundidad nuestra sangre menstrual. A mí, como a tantas otras mujeres, la copa menstrual me ha cambiado la vida porque me ha ayudado a ver mi menstruación de otra manera, contribuyendo a que me reconcilie con mi ciclo menstrual. Además es superpráctica y cómoda.

P. ¿Cómo aconsejarías a las adolescentes a gestionar el dolor?

R. Lo principal es entender qué tipo de dolor o molestia tengo. Identificarlo con exactitud e intentar ir a la raíz del problema, ya que muchas veces el dolor lo pueden causar los productos que nos ponemos dentro de la vagina o los alimentos que tomamos. A veces con una correcta postura y con suplementos naturales se puede gestionar de manera eficiente. Otras habrá que recurrir al fisio de suelo pélvico o ver qué otras causas hay detrás. Pero siempre hay que entender que el dolor menstrual no es normal y por tanto no debemos aceptarlo, tenemos que intentar siempre entender lo que nos pasa. Nunca poner parches o eliminar el ciclo.

P. ¿Por qué es importante la alimentación en relación con la menstruación?

R. La alimentación es clave para el mantenimiento de la salud y sin embargo es un aspecto que no se enseña cuando aprendemos sobre menstruación y que tampoco se “receta” cuando acudimos al médico o gine con problemas relacionados con la menstruación. Es increíble por ejemplo que se normalice la candidiasis o los picores, cuando a través de la nutrición podemos mantenerla bajo control y recuperar calidad de vida.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50