Seis mitos sobre la regla que debemos eliminar

Las falsas creencias van desde que no se puede hacer deporte hasta que las mujeres no se deben duchar. Este viernes es el Día de la higiene menstrual:

Un taller de Impacto Social de la empresa Ruby Cup.
Un taller de Impacto Social de la empresa Ruby Cup.

La menstruación sigue siendo un tabú en nuestra sociedad. A lo largo de la historia, las mujeres han sido objeto de leyendas urbanas e historias sobre lo peligrosas que pueden ser cuando tienen la regla. La realidad es que más de 800 millones de personas en el mundo la tienen cada mes. Sin embargo, hablar de esto causa vergüenza hasta en la intimidad de los hogares. En el Día Mundial de la Higiene Menstrual, Gabriela Rivera, Fundadora de FLOWFEM y Coach Menstrual y Amaia Arranz, directora de Impacto Social de Ruby Cup han desmontado seis mitos que han recogido Naciones Unidas y Unicef sobre la menstruación para que las mujeres tengan una regla sin tabús.

Más información
¿Por qué una niña de cinco años tiene la menstruación y acné?
La aparición de la primera menstruación o menarquía, no es algo que llega un día de sorpresa, sino que el cuerpo ha avisado previamente a través de señales.
El libro que enseña que tener la regla puede ser divertido si sabes cómo funciona
  1. No se debe hacer deporte durante el periodo porque las mujeres están más débiles. Al practicar ejercicio se liberan endorfinas, que nos hace sentir mejor, más fuertes, rápidas y capaces. “Si se hace caso al mito de que no se debe practicar ejercicio durante la menstruación porque te sientes más débil y, se elimina de las vidas de niñas y adolescentes, lo que sucede es que también se suprimen estos beneficios. Se induce a las niñas a no disfrutar de ello, incluso a aislarse”, explica Arranz.
  2. Una mujer que menstrua es impura o incluso tiene una maldición. “Ninguna de estas creencias es correcta. Los períodos menstruales son naturales y normales para las mujeres. El líquido menstrual es solo una mezcla inofensiva de sangre y tejido que el cuerpo no utilizó. Este mito a menudo se usa como una razón para evitar que las mujeres durante su periodo participen en diferentes eventos sociales, religiosos o en la toma de decisiones”, afirma Rivera.
  3. La mujer que menstrua no debe bañarse. “Este mito puede haber comenzado durante los tiempos en que las personas solían bañarse a la intemperie, por ejemplo, en cuerpos de agua naturales como lagos, ríos, etc. Se puede entender que puede ser vergonzoso bañarse en público mientras se menstrúa y que algunas personas no quisieran exponerse”, desmiente Rivera. En esto concuerda Arranz que explica que durante la regla esta necesidad de limpieza es aún mayor, de hecho, una ducha o un baño caliente puede aliviar los calambres menstruales. “El prohibir o considerar negativas estas rutinas de higiene y autocuidado durante la regla acarrea que las niñas y adolescentes se retraigan durante varios días al mes y que sean más reticentes a participar en actividades cotidianas”, dice.
  4. No se puede hablar en público de la menstruación. Guardar silencio acerca de la menstruación puede conducir a ignorancia y descuido. “Esto hace a las mujeres y las niñas más vulnerables a cosas como la pobreza menstrual y la discriminación. Esto puede afectar más que todo a las mujeres más vulnerables que no tienen dinero para comprar compresas y por miedo a pedir pueden llegar a tener infecciones vaginales” , afirma Rivera que hace talleres de concientización desde sus redes sociales para romper con el estigma.
  5. Es malo mantener relaciones sexuales durante la menstruación. “No es cierto, no existe ningún problema por tenerlas. De hecho, muchas mujeres disfrutan del sexo durante el periodo y se ha demostrado que tener orgasmos de forma regular a lo largo del ciclo menstrual tiene beneficios para el cuerpo,ya que puede ayudar a mantener un equilibrio hormonal saludable y un ciclo regular”, recuerda Arranz.
  6. Todas las mujeres tienen mal humor cuando menstrúan. El ciclo menstrual está regido por los cambios hormonales, que tienen efectos distintos en distintas mujeres. “En algunas mujeres, el mal humor es un efecto secundario de estos cambios hormonales. Otras mujeres no sienten cambios de humor”, afirma Rivera.

La higiene menstrual abarca desde el propio manejo de la higiene como otros factores que tienen relación con la salud, la educación y los derechos de las mujeres. Una parte muy importante de esto es que ellas cuenten con un entorno que tenga acceso a agua segura, baños y tener acceso a compresas, tampones para tener una menstruación digna. “Aunque la mayoría de las mujeres y niñas tendrán un ciclo menstrual todos los meses, desde la primera menstruación y hasta la menopausia, esta función fisiológica normal sigue estando rodeada de silencio, tabúes y estigma. Todas, en todo el mundo, enfrentan numerosos obstáculos con respecto a su menstruación”, afirma el manual sobre salud menstrual de Unicef.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Lucía Franco

Es periodista de la edición de El PAÍS en Colombia. Anteriormente colaboró en EL PAÍS Madrid y El Confidencial en España. Es licenciada en Comunicación Social por la Universidad Javeriana de Bogotá y máster de periodismo UAM-EL PAÍS. Ha recibido el Premio APM al Periodista Joven del Año 2021.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS