Un policía, acusado de obstruir la investigación del asalto al Capitolio

El agente advirtió a uno de los atacantes que borrara las imágenes que había subido a las redes sociales de la violenta jornada

Fotografía de archivo del 6 de enero de 2021 donde aparecen varios simpatizantes de Trump durante el asalto al Capitolio en Washington (EE UU).
Fotografía de archivo del 6 de enero de 2021 donde aparecen varios simpatizantes de Trump durante el asalto al Capitolio en Washington (EE UU).JIM LO SCALZO (EFE)

Un agente de la Policía del Capitolio de Estados Unidos ha sido arrestado y acusado este viernes de obstrucción de la justicia en relación a la investigación sobre el asalto al Congreso el pasado 6 de enero. Los fiscales de un gran jurado de Washington descubrieron que el agente Michael A. Riley le advirtió a un miembro de la turba de simpatizantes de Donald Trump que borrara las imágenes en redes sociales que delataran su participación en la violenta jornada y le dijo cómo el FBI estaba trabajando para identificar a las cientos de personas que quebrantaron la ley. No se conocían, pero le escribió: “Soy un agente de Policía del Capitolio que está de acuerdo con su postura política”.

Riley, de 50 años, ha trabajado la mitad de su vida como policía del Capitolio. El pasado 6 de enero respondió a un informe de una bomba casera cerca del edificio federal. Al día siguiente le envió un mensaje privado por Facebook a uno de los asaltantes que había publicado selfies y videos dentro del Capitolio y con quien Riley coincidía en grupos relacionados con la pesca en la red social, pero no se conocían personalmente. “Soy un agente de Policía del Capitolio que está de acuerdo con su postura política”, escribió Riley según los documentos judiciales, y le decía que eliminara las imágenes en las que se lo veía dentro del edificio porque era el material que estaban investigando las autoridades.

A mediados de enero, Riley le volvió a escribir al atacante no identificado públicamente: “Salga de las redes sociales”, le advirtió. “Están arrestando a decenas de personas al día. Todos los que estaban en el edificio y participaron en actos violentos o destrucción de propiedad... todos están siendo acusados federalmente de delitos graves”, habría escrito Riley. Los fiscales aseguraron que los dos sujetos intercambiaron docenas de mensajes hasta el arresto del atacante el 19 de enero. El agente borró todos los mensajes enviados el 20 de enero, según la acusación. La última vez que el policía le escribió fue el 21 de julio para desmarcarse del sujeto, diciéndole que estaba enojado con él después de ver un video en el que se lo veía fumando marihuana en el Capitolio y “actuando como un idiota”.

Riley compareció virtualmente la tarde de este viernes en un tribunal federal en Washington y fue liberado con varias condiciones, incluida la entrega de armas de fuego y no viajar fuera de Estados Unidos sin el permiso de un juez. Está previsto que vuelva a comparecer el 26 de octubre. Riley ha sido puesto en licencia administrativa, dijo el jefe de la Policía del Capitolio, Tom Manger. “La obstrucción de la justicia es una acusación muy grave. El Departamento fue notificado sobre esta investigación hace varias semanas. Tras su arresto, el agente fue puesto en licencia administrativa a la espera de la finalización del caso”, dijo Manger en un comunicado.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre la firma

Antonia Laborde

Corresponsal en Washington desde 2018. Ha trabajado en Telemundo (España), en el periódico económico Pulso (Chile) y en el medio online El Definido (Chile). Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS